Constituyente Francisco García pidió fortalecer las políticas de protección social para las personas en condiciones vulnerables

Constituyente Francisco García pidió al Gobierno Nacional incrementar políticas de protección social a trabajadores vulnerables

 El integrante del sector obrero de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Francisco García pidió este miércoles al Gobierno Nacional fortalecer las políticas de protección social para las personas en condiciones vulnerables, así como a las personas con discapacidad y de la tercera edad.

En el programa Café en la Mañana que transmite Venezolana de Televisión (VTV), el integrante del sector obrero de la ANC, reafirmó que gracias a las políticas implementadas por el Gobierno Nacional dirigida por el presiente obrero Nicolás Maduro, y quien está al frente de este combate contra la Covid-19, se ha venido protegiendo el empleo y el ingreso del trabajador, con un apoyo económico que se le otorga a través del Carnet de la Patria.

Francisco García,  señaló que todo el tema de la Covid-19 ha tenido un impacto dramático en todo lo que tiene que ver con los trabajadores no solo en Venezuela, sino en todo el mundo.

Asimismo, aseveró que en este momento hay un pronunciamiento de la Organización Internacional del Trabajo (OMT) que afirma que se ha perdido aproximadamente 400 millones de empleos en todo el mundo, donde los sectores vulnerables han sido los más afectados.

“Cuando digo que han sido afectados, hablo de la tercera edad, de las personas con discapacidad y el empleo de la juventud, que ha sido precario y el mismo se ha incrementado durante todo este proceso de pandemia del Coronavirus. Así como también se ha visto afectado el sector turismo, el comercio y los restaurantes, que han tenido un gran impacto”, indicó.

Finalmente, agregó que se han adelantado las recomendaciones dictadas por los organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), y como la Organización Mundial del Trabajo (OMT), así como la protección de todos los trabajadores en sus lugares de trabajo, además de la protección de la sociedad completa, pero especialmente se han tomado las medidas especiales de estos sectores priorizados.  /CP

 

Creditos: VTV

“#CuarentenaRadicalPreventiva

Leer Más

La OIT analiza el riesgo que conlleva la falta de protección social ante el Covid-19

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicará una nueva nota informativa en la que se aborda la función que desempeñan los sistemas de protección social para mitigar los efectos de la crisis del COVID-19  en los países en desarrollo, así como las nefastas consecuencias que conlleva la falta o ineficacia de esos sistemas.

En dicha nota se proponen medidas de respuesta de emergencia y acciones a largo plazo para facilitar la recuperación frente a la crisis del COVID-19. A tal efecto, cabe destacar la atención sanitaria, la protección del empleo y la garantía de ingresos básicos.

También se publicarán dos informes independientes, más breves, en los que se analiza la importancia de las prestaciones por enfermedad con respecto a la recuperación frente al COVID-19.

Leer Más

Organización Internacional del Trabajo (OIT) suspende su 109 Conferencia hasta 2021

OIT: Existen violaciones de convenios laborales en Venezuela | ACN

GINEBRA (OIT Noticias) – Como consecuencia de la propagación del COVID-19, el Consejo de Administración  de la Organización Internacional del Trabajo ha aplazado la próxima reunión anual de la Conferencia Internacional del Trabajo , cuya celebración estaba prevista del 25 de mayo al 5 de junio en Ginebra.

Dicha decisión se adoptó a raíz de las estrictas restricciones de viaje impuestas en todo el mundo debido a la pandemia y a la necesidad de velar por la salud y el bienestar de los delegados y de los miembros del personal. Habida cuenta de ello, la 109ª Reunión de la Conferencia  tendrá lugar en junio de 2021.

Como consecuencia de esa decisión, tampoco se celebrarán las correspondientes Reuniones 338ª bis y 339ª del Consejo de Administración de la OIT, previstas para el 25 de mayo y el 6 de junio de 2020, respectivamente.

Pese al aplazamiento de la Conferencia, la OIT y todas sus oficinas en todo el mundo prosiguen su labor y seguirán colaborando estrechamente con sus mandantes, los asociados para el desarrollo y el sistema multilateral. La Organización está desplegando notables esfuerzos para hacer frente a la pandemia en los planos político y técnico, tanto a corto como a largo plazo.

La Conferencia Internacional del Trabajo tiene lugar una vez por año en Ginebra (Suiza), con objeto de debatir cuestiones fundamentales del mundo del trabajo, elaborar y adoptar normas internacionales del trabajo y supervisar su aplicación. Reúne a representantes de gobiernos, trabajadores y empleadores de los 187 Estados Miembros de la OIT.

Leer Más

OIT: Pueden desaparecer 25 millones de empleos en el mundo producto del Covid-19

OIT reelige a Guy Ryder para un segundo mandato como director ...

@CBStinfo.- La Organización Internacional de Trabajo (OIT) advierte de que el golpe para la economía mundial del coronavirus puede ser peor de lo que fue la crisis financiera de 2008. Aquellos primeros compases de la Gran Recesión se llevaron por delante 22 millones de empleos. Ahora esta institución prevé que, en el peor de los casos, pueden desaparecer 25 millones. Pero su director general, , llama en una entrevista con EL PAÍS a no resignarse: “Son estimaciones. Las cifras no son una fatalidad. La respuesta política condicionará lo que va a pasar”.

Las palabras de Ryder, un exsindicalista británico, se concretan en el breve informe que ha divulgado este miércoles la OIT. En el que se piden “unas políticas coordinadas a gran escala que deberían apoyar el empleo y los ingresos para estimular la economía y la demanda de puestos de trabajo”. Todo para evitar que se esfumen esos 25 millones de empleos que calcula la organización en el peor escenario o los 5,3 millones en el punto más benévolo. Los primeros cálculos que ha hecho la OIT no desagregan por continentes o países.

En Ginebra, donde está la sede de esta organización, también ha sorprendido la magnitud de esta crisis, admite Ryder. Especialmente lo están por “las consecuencias económicas y sociales, que son extraordinarias”. “Cuando estaba en China se sabía que iba a impactar en las cadenas de valor”, empieza el director general, “luego la situación deriva de grave a muy grave”.

La OIT no solo advierte del aumento del desempleo. También del peligro que supone que en estas circunstancias aumente el subempleo, uno de los enemigos contra los que esta organización advierte normalmente y ahora con más motivos. Los colectivos que están más expuestos son los que ya están en peores circunstancias y peor han salido de la crisis anterior: jóvenes, mujeres, trabajadores de más edad y los empleados que no tienen protección social (falsos autónomos, trabajadores precarios de la nueva economía digital) e inmigrantes.

Tanto el documento conocido este miércoles como Ryder piden una actuación en tres frentes: proteger a los trabajadores, buscar alternativas al trabajo (teletrabajo), y cuidar a los que no pueden trabajar.

A esta parte más humana se añade la defensa de la actividad económica, también en una triple dirección. “Hay que proteger a las empresas. Hay muchas viables que ahora pueden desaparecer. Necesitan el apoyo del Estado”, reclama, en un español muy fluido con un acento mezcla entre británico y andaluz. A cambio les pide que protejan el empleo. Y, por último, pide “medidas en el ámbito macro”. El objetivo, concreta el informe, es crear “un colchón para empresas y trabajadores contra las pérdidas inmediatas de ingresos y empleo, que también debería ayudar a prevenir los shocks en las cadenas de suministros y en la demanda”.

El análisis rápido que hace la OIT apunta a que la pérdida de ingresos laborales podría llegar a ser 860.000 millones de dólares en el mejor de los casos y de 3,4 billones en el peor. “Esto se traducirá en caída del consumo de bienes y servicios, lo que irá en detrimento de la continuidad de los negocios”, apunta el documento.

Los primeros pasos que han dado los Gobierno de todo el mundo son vistos por Ryder con simpatía. Celebra que se hayan olvidado las recetas de austeridad a toda costa. “Los Gobiernos uno por uno parece que han sacado las conclusiones correctas”, señala, después que Alemania, Francia, Italia, España, Estados Unidos y otros países hayan anunciado movilizaciones de recursos ingentes.

Pero echa una cosa en falta: “Coordinación”. Y pone un ejemplo, de nuevo mirando a lo que pasó hace 12 años tras la quiebra de Lehman Brothers. “Entonces hubo coordinación. Gracias a esto se pudo evitar lo peor”, recuerda, con la mente las conferencias del G20, como la histórica de abril de 2009, que supuso un impulso fuerte que en Europa se frenó en seco un año después. Le parece “un paso adelante” que se haya convocado otra para la semana que viene.

Habrá que esperar para ver sus resultados. Aunque admite que los pasos dados hasta ahora no invitan al optimismo en lo que a coordinación se refiere, cuando se le recuerda lo sucedido el lunes en el Eurogrupo.

A diferencia del presidente francés, no quiere hablar de guerra para referirse a la situación actual –“el vocabulario es del señor Macron”–, pero si admite que la situación es “dramática”.

Empeñado en leer lo que pasó hace 12 años para ver qué fue válido y que no lo fue, Ryder subraya: “Entonces la primera víctima de la crisis fue un banco, Lehman Brothers. En esta crisis, las primeras víctimas son la gente normal”. También apunta que “la historia no se repite de la misma forma” al cuestionarle por si no teme un bandazo como el que dio Europa en 2010 concluye: “Ojalá seamos capaces de absorber las lecciones del pasado”.

#DespistajeCasaXCasa         

#DiosAlControl

Leer Más

Conferencia Internacional del Trabajo

OIT | Preguntas claves sobre el convenio contra la violencia y el acoso 2019

CBST Noticias.- Por primera vez, la violencia y el acoso en el mundo del trabajo se abordan en nuevas normas internacionales del trabajo adoptadas en el marco de la CIT del Centenario, abiertas actualmente a su ratificación por los Estados Miembros de la OIT.

¿Qué repercusión tienen el Convenio, 2019 (núm. 190), y la Recomendación (núm. 206) sobre violencia y acoso? 

El proceso subyacente de ambos instrumentos dio comienzo en 2015, y a raíz de las protestas mundiales cada vez mayores contra la violencia y el acoso, su adopción no podría ser más oportuna y pertinente.

El Convenio es eficaz y práctico. Al igual que la Recomendación , el Convenio núm. 190  proporciona un marco claro para la adopción de medidas y brinda la posibilidad de forjar un futuro del trabajo sobre la base de la dignidad y el respeto, exento de violencia y acoso.

El derecho de toda persona a un mundo de trabajo sin violencia ni acoso no se había articulado tan claramente hasta ahora en ningún tratado internacional.

También se reconoce que esos comportamientos pueden constituir un incumplimiento de los derechos humanos o un abuso respecto de estos.

Estos instrumentos, los primeros que se adoptan durante el segundo siglo de existencia de la OIT, ponen asimismo de relieve la función normativa primordial que desempeña la OIT.

Constituyen una prueba manifiesta de la utilidad y eficacia duraderas del diálogo social y del tripartismo, que serán fundamentales para aplicar esos instrumentos a escala nacional.

¿Qué tipo de actos abarca la definición de “violencia y acoso?

Las definiciones al respecto varían en función de caso, y en ocasiones no son claras. Por ejemplo, el “acoso” sexual se considera a menudo una forma de “violencia” de género.

De ahí que la Conferencia  adoptara un enfoque práctico y definiera la violencia y el acoso como “un conjunto de comportamientos y acciones inaceptables” que “tengan por objeto provocar, ocasionen o sean susceptibles de ocasionar, daños físicos, psicológicos, sexuales o económicos”.

Ello abarca el abuso físico o verbal, la intimidación y el hostigamiento, el acoso sexual, las amenazas y el acecho, sin perjuicio de otros actos.

En la elaboración del Convenio también se ha tenido en cuenta que el trabajo no siempre se realiza actualmente en un lugar físico específico, y habida cuenta de ello, sus disposiciones abarcan asimismo las comunicaciones profesionales, en particular las que tienen lugar mediante las TIC.

¿A qué personas ampara el Convenio?

El enfoque adoptado en el Convenio en materia de inclusión reviste gran importancia.

Conlleva el amparo de todas las personas que trabajen, con independencia de su situación contractual, incluidas las personas que realicen pasantías o actividades de voluntariado y los solicitantes de empleo, así como las personas que ejerzan la autoridad de un empleador.

Lo dispuesto en el Convenio es aplicable los sectores público y privado, a las economías formal e informal, y a las zonas urbanas o rurales.

Por otro lado, se reconoce que algunos grupos, así como los trabajadores de determinados sectores, que desarrollan una labor específica o están sujetos a acuerdos de trabajo particulares, son especialmente vulnerables a casos de violencia y acoso; por ejemplo, en los sectores de la sanidad, el transporte, la enseñanza y el trabajo doméstico, así como las personas que realizan trabajo nocturno o en zonas aisladas.

Esos sectores específicos se determinarán en cada país mediante consultas tripartitas.

Se hace hincapié en la violencia y en el acoso por motivos de género, y el enfoque adoptado también abarca terceros (en particular clientes, proveedores de servicios y pacientes), que pueden ser tanto víctimas como infractores.

Conviene señalar que también se abordan los efectos de la violencia doméstica en el mundo del trabajo. Ello constituye una medida útil para arrojar luz sobre la violencia doméstica y contribuir a cambiar actitudes.

La Recomendación también establece varias medidas prácticas, entre las que cabe destacar la concesión de bajas laborales a las víctimas, la flexibilidad de horarios de trabajo y el aumento de la sensibilización.

¿Es posible que el Convenio contribuya a cambiar actitudes?

Si bien el cambio de actitudes nunca es sencillo, es fundamental para erradicar la violencia y el acoso en el mundo del trabajo. La adopción de instrumentos eficaces como este permite transmitir un mensaje de firmeza.

Pone de manifiesto muchas cosas, y en particular reconoce la generalización e inaceptabilidad de la violencia y del acoso.

Es necesario abordar las causas subyacentes, incluidos los diversos modos de discriminación, interrelacionados entre sí, así como los estereotipos de género y las relaciones de poder basadas en la disparidad de género.

Las evaluaciones de riesgo en el lugar de trabajo también pueden contribuir a cambiar actitudes, como se establece en el Convenio y se detalla en la Recomendación, al tener en cuenta factores (como las normas sobre género, o aspectos de índole cultural o social) que aumentan la probabilidad de que se produzcan casos de violencia y acoso.

El Convenio y la Recomendación también abogan por la adopción de medidas de formación y aumento de la sensibilización.

¿Cuándo tendrá lugar la entrada en vigor?

Al igual que la mayoría de los Convenios de la OIT, el Convenio núm. 190 entrará en vigor 12 meses después de que dos Estados Miembros lo hayan ratificado.

Habida cuenta del alto nivel de apoyo constatado durante su aprobación, esperamos que entre en vigor en breve.

No obstante, los efectos de la aprobación del Convenio se pondrán de manifiesto antes de su entrada en vigor.

Todos los Estados Miembros deben señalarlo a la atención de sus autoridades nacionales competentes, lo que contribuirá a aumentar la visibilidad, tanto a nivel nacional como internacional, de las cuestiones que se abordan.

 

Fuente: OIT

Leer Más