Quién es “Jesús Santrich”y porque ha causado tanto revuelo su presunta muerte

Quién es Jesús Santrich, el líder de las FARC que habría sido abatido en Venezuela

Según informó la Revista Semana, Jesús Santrich, uno de los máximos líderes de las disidencias de las FARC, habría sido abatido en Venezuela en medio de enfrentamientos armados entre grupos al margen de la ley.

El Ministro de Defensa, Diego Molano, confirmó que información de inteligencia señala la muerte de Seuxis Pausias Hernández Solarte, nombre real del líder guerrillero, aunque aún la noticia se encuentra en proceso de verificación. “De confirmarse este hecho, se comprueba que en Venezuela se refugian narcocriminales”, indicó Molano.

 

Según afirmó El Tiempo, aún no ha sido posible confirmar 100% la muerte de Jesús Santrich en territorio venezolano, pues el no tener comunicaciones formales con el gobierno del vecino país, ha dificultado verificar las versiones.

¿Quién es Jesús Santrich?

Seuxis Pausias Hernández Solarte, es un exguerrillero colombiano, nacido en Tolú Viejo, Sucre, en el año 1967. Sus padres fueron docentes de filosofía y desde su adolescencia estuvo vinculado con el movimiento Juventud Comunista. Estudió derecho y ciencias sociales en la universidad del Atlántico y años más tarde decidió unirse al frente de las FARC – EP, bajo el alias de “Jesús Santrich” en honor a un compañero que había sido asesinado.

Como militante de las FARC, estuvo vinculado a los bloques que operaban en la región caribe y se dice que era el encargado de redactar los comunicados del grupo subversivo. Los problemas de visión que padeció en su juventud, fueron empeorando y según reveló al programa Los Informantes de Caracolpoco a poco perdió la vista. “Es un proceso muy largo, de años, uno no se percata… es como el ocaso, va cayendo la tarde y cuando vas a ver, ya es oscuro, eso es lo que ocurre”, indicó Santrich en aquel momento.

Formó parte del equipo negociador de las FARC en los diálogos del Acuerdo de Paz en La Habana y fue junto al representante del Gobierno Nacional, Sergio Jaramillo, el encargado de redactar el texto. Posteriormente, en el año 2017, Santrich fue elegido por el partido de las FARC como uno de los miembros que ocuparía las curules obtenidas por el grupo tras las negociaciones, iniciando así su vida política en la legalidad.

En el año 2018 Estados Unidos emitió una orden de captura contra el ex guerrillero por presuntos delitos de narcotráfico, por lo cual el 9 de abril fue detenido en la ciudad de Bogotá. Ante esto, Santrich inició una huelga de hambre de más de 40 días que completó en la cárcel La Picota, a donde fue trasladado. Sin embargo, tras la solicitud del país americano para su extradición por presunto tráfico de 10 toneladas de cocaína por un valor de 15 millones de dólares, la JEP negó el pedido y tiempo después fue dejado en libertad.

A mediados del año 2019 se posesionó en la Cámara de Representantes, aunque días después abandonó el esquema de seguridad habilitado por el Gobierno y desapareció varios meses, hasta que en agosto de aquel año, reapareció a través de un video junto al también líder guerrillero, Iván Marquezanunciando su vuelta a la lucha armada tras afirmar que el Gobierno Nacional no estaba garantizando el acuerdo de paz.

Leer Más

Colombia deja a tras 52 años de guerra al firma histórico acuerdo de paz

pazcolombia

CBSTinfo/26/09/2016.- A partir de ahora, los amantes de las efemérides que rastreen en hemerotecas, bibliotecas o buscadores de Internet qué ocurrió un 26 de septiembre de 2016 se toparán con uno de esos acontecimientos icónicos que deberían marcar el antes y un después en la historia de un país, también de un continente. El Gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC han firmado la paz después de 52 años de guerra, cerca de ocho millones de víctimas, más de 260.000 muertos, decenas de miles de desplazados. “En nombre de las FARC-EP ofrezco perdón a todas las víctimas del conflicto”, concluyó el discurso el líder de la guerrilla, alias Timochenko, ya presentado en sociedad con su nombre civil,  Rodrigo Londoño. “Esa es la liberación que da el perdón. El perdón que no solo libera al perdonado, sino también –y sobre todo– al que perdona”, recalcó por su parte, el presidente, Juan Manuel Santos.

El acuerdo es el fruto de cuatro años de intensas negociaciones en La Habana que cuenta con el respaldo unánime de la comunidad internacional se ha materializado la noche del lunes en una ceremonia solemne en la ciudad de Cartagena de Indias, pero al que aún le falta el beneplácito de los colombianos. Al plebiscito del próximo 2 de octubre se ha referido el presidente colombiano de manera constante durante su discurso: “Con su voto, cada colombiano tendrá un poder inmenso: el poder de salvar vidas”.

Al acto asistieron más de una decena de jefes de Estado de América Latina, de expresidentes como el español Felipe González, del rey emérito de España, del secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry… También de más de 2.500 invitados en la explanada del centro de convenciones desde la que asoma la bella ciudad amurallada del caribe colombiano.

Entre la élite nacional e internacional hay también un espacio, pequeño a tenor de lo sufrido, para los protagonistas de la historia que ha atravesado este país durante más de 50 décadas: las víctimas. Más de 200 de ellas han llegado en aviones desde Calí, Medellín y Bogotá, aunque muchas procedían del Caquetá, Putumayo, Huila, Antioquia, Nariño, lugares donde el conflicto armado ha sacudido sin tregua. Algunas hablaron durante el día, ninguna durante el acto solemne, una oportunidad perdida. Nunca lo harán todo lo que se merecen. La paz, la que sellan Santos y Timochenko, si a alguien les pertenece es a ellos. Ninguno de los asistentes era la mitad de importante que Karen, Alberto, Luz Eneida, Esaud… representantes de un dolor que empieza a tocar a su fin.

El líder de las FARC, en un largo discurso, se ha referido al mandatario como “un valeroso interlocutor”, no sin dejar de mencionar los duros momentos por los que ha pasado el proceso de paz, en concreto, con la muerte de uno de sus máximos responsables, Alfonso Cano. “Nuestra única arma será la palabra”, aseguró Timochenko, “que nadie dude que vamos a por la política sin armas”. La guerrilla lleva tiempo reafirmando su compromiso con lo pactado en La Habana: “Nosotros vamos a cumplir, esperamos que el gobierno cumpla”

El apoyo de la comunidad internacional tiene un componente importante de cara a la cita del próximo domingo. La ONU, por unanimidad del Consejo de Seguridad, se ha comprometido a verificar el cese al fuego bilateral y definitivo y el desarme de las FARC, que no se podrá prolongar más allá de seis meses. Es decir, en el primer trimestre de 2017 las FARC tienen que haber entregado su arsenal para poder iniciar su camino hacia la política de forma legal. El compromiso de los países de América Latina, de la Unión Europea, de Estados Unidos es total. Desde la semana pasada en la Asamblea General de la ONU hasta este fin de semana, las declaraciones de apoyo han sido continuas. De ahí que la victoria del ‘no’ en el plebiscito pueda suponer un revolcón no solo en el país, también en el exterior. ¿Se volvería a confiar como ahora en Colombia? ¿Qué pasaría con la misión de la ONU que ya trabaja sobre el terreno desde hace semanas?

El respaldo incondicional en el exterior contrasta con la férrea oposición a los acuerdos que hay en buena parte del país. Este mismo lunes, el expresidente Álvaro Uribe, el mayor exponente del ‘no’ en el plebiscito, ha participado en una protesta en Cartagena, respaldado por unas 2.000 personas, contra el acto que se va a celebrar horas después en la ciudad caribeña. Tanto él como el otro exmandatario partidario de rechazar lo pactado, Andrés Pastrana, pidieron recientemente a los líderes mundiales, a través de una carta, que no acudiesen a Cartagena ni participasen en actos a favor de la paz. La misiva fue completamente ignorada. El perfil bajo de la delegación de España –con el rey emérito y el ministro de Exteriores- ha sido el único contratiempo con el que no contaba la diplomacia Colombia, que confiaba, de puertas para adentro, con que al menos el rey Felipe asistiese a la ceremonia.

El Gobierno y las FARC pondrán en Cartagena, La Heroica, fin al horror de cinco décadas. Los países que durante años han visto con displicencia y cubrieron de estigmas a Colombia, saludan hoy el esfuerzo de las partes. Ahora, serán los colombianos quienes decidan si prefieren mirar a un futuro sin plomo o instalarse eternamente en el pasado.

El País.- 

Leer Más

Las FARC-EP comienza su X Conferencia Nacional buscando la paz definitiva

farc

CBSTinfo.- El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP) instaló este sábado la X Conferencia Nacional Guerrillera, máximo organismo de dirección de la organización, en los llanos del Yarí, provincia de Caquetá, bajo el objetivo de que la paz de Colombia sea una realidad, indicó su comandante en jefe, Timoleón Jiménez.

En transmisión de Telesur, durante las palabras de inauguración del también miembro del secretariado de las Farc-EP, Jiménez, expresó: “Nuestra preocupación principal ha de ser cómo conseguir que la paz se convierta en una realidad de nuestro país, sobre la base de la justicia social y la democracia”.

Para ello, explicó, es necesaria la vinculación de las grandes mayorías inconformes a la vida política de la nación, la necesidad de un mensaje nuevo, fresco y esperanzador por los cambios, la imprescindible tarea de la unidad, así como “la presencia en el escenario de una forma distinta, sana y transparente de hacer política”.

“Nos hallamos frente a la trascendental oportunidad de abordar esas tareas esenciales, nuestra responsabilidad épica e histórica es hoy mayor que nunca, que las niñas y los niños de Colombia tengan la real posibilidad de crecer y ser felices en un país en paz”, enfatizó Jiménez, y agregó: “El significado del acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera es aún más importante de lo que parece a simple vista, si nuestros adversarios quieren pregonar que ganaron la guerra, allá ellos, para las Farc-EP y nuestro pueblo la mayor satisfacción será siempre haber ganado la paz”.

Asimismo, recordó que “un pueblo unido y organizado debidamente constituye una fuerza invencible, las Farc no solo resistimos la más larga y violenta embestida emprendida por el poder imperial y sus aliados del capital nacional y el latifundio contra un ejército guerrillero y un pueblo declarado en rebeldía, sino que hemos conseguido sentarnos a una mesa de conversaciones con ellos y sacar adelante un acuerdo final de terminación del conflicto con el que queda definitivamente claro que en esta guerra no existen vencedores ni vencidos”.

El guerrillero subrayó: “Queremos que aquellos que todavía tienen duda sobre nuestra lucha se acerquen y palpen la voluntad que nos asiste de entregar todas las energías por el nuevo país que sueña la mayoría de colombianos y colombianas”, al tiempo que comentó que el grupo siempre ha “pregonado el respeto a la población civil, a sus intereses y bienes por encima de cualquier circunstancia”.

Ante esto, pidió a los medios, nacionales e internacionales, llevar la verdad del grupo y el nuevo proceso que se está llevando, para consolidar la paz del país neogranadino. “La paz reclama que el poder mediático no se siga utilizando como un instrumento más de la guerra, hagamos de su potencial y eficacia una herramienta para la reconciliación entre los colombianos”, manifestó.

“Nuestra más honda aspiración es llegar con nuestro mensaje a muchas más (personas), hasta conseguir que el torrente por las grandes transformaciones resulten incontenible”.

Jiménez recordó el proceso de diálogo de paz que se llevó a cabo en La Habana, Cuba, donde también se firmó el Acuerdo de Paz tras cuatro años de negociación.

En este sentido, agradeció a los gobiernos de Cuba y de Noruega, países garantes que “hicieron hasta lo imposible para conseguir que este difícil proceso llegara a feliz culminación”, y a Venezuela y Chile “que acompañaron a las dos partes en todos los momentos en los que requirió la materialización del objetivo final de las conversaciones”.

Asimismo, destacó el papel del líder de la Revolución Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, quien fue pieza clave para las mesas de diálogo entre el Gobierno colombiano y el grupo insurgente. “Especial homenaje tendremos que rendir a la memoria y la abnegación de ese titán de los pueblos de nuestra América, el presidente eterno Hugo Rafael Chávez Frías, sin cuyo apoyo e impulso inicial nada de lo alcanzado hubiera sido posible, no hay duda de que (Simón) Bolívar y él aún tienen mucho que hacer en América Latina”, expresó.

“Esperamos que esta décima conferencia se base por la alta democracia que nos caracteriza (…) Hay todo un pueblo que lleva 52 años a la espera de la paz y que ha batallado incansablemente por ella”, agregó.

Leer Más

Farc-EP dejará lucha armada para sumarse a la política activa

Caracas, 01 de febrero 2016.- CBST.info. – El jefe máximo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP), Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, afirmó que una vez acuerden la paz con el gobierno que preside Juan Manuel Santos, dejarán las armas y pasarán a hacer política activa.

“Vamos a hacer política sin armas. Tenemos la Plataforma Bolivariana por la nueva Colombia, tenemos ahí unas columnas vertebrales frente al imaginario de lo que debería ser Colombia. Pero una cosa es la que debería ser y otra la que puede ser”, sostuvo Londoño entrevistado por la revista Semana.

El líder de las Farc-EP indicó que están listos —desde la movilización colectiva— para entrar en el juego político de la democracia. “Tenemos claro algo: nosotros no nos vamos a desmovilizar, nos vamos a movilizar políticamente. Vamos a dejar las armas a un lado y vamos a meternos en la lucha política”.

“Estamos trabajando por un objetivo muy importante, supremo, que ese va a ser el mejor acto en función de todo esto: la paz. Vamos a construir la paz y eso tiene varias etapas”, expresó.

Desde 2012, cuando se iniciaron los diálogos de paz con el propósito de poner fin a más de 50 años de conflicto armado en Colombia, se han logrado consensos sobre desarrollo agrario integral, participación política de las Farc-EP, combate a las drogas ilícitas y reparación de las víctimas.

“Vamos a entrar a un escenario político donde lo fundamental es lograr hacer confluir el mayor número de fuerzas posibles para garantizar el cumplimiento de los acuerdos. Todo es integral: el tema agrario, la participación política, la justicia especial, la dejación de armas, la vinculación a la vida civil, económica y política de las Farc-EP”, añadió Londoño.

Con el apoyo de toda la región y de la comunidad internacional, tanto el jefe de Estado colombiano como el líder insurrecto, han reafirmado que la paz para Colombia está cerca. “Estamos en función de acelerar y alcanzar el acuerdo final lo más pronto posible”, dijo.

Chávez como figura preponderante

La participación del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, en los diálogos de paz que sostienen el Gobierno colombiano y los insurgentes, en La Habana, capital de Cuba, resultó vital para continuar las pláticas entre ambas partes.

Así lo afirmó Londoño, quien agregó que posterior al fallecimiento de Guillermo León Sáenz, alias “Alfonso Cano” (jefe máximo de las Farc-EP para el momento) ocurrido el 4 de noviembre de 2011, “había muchos temores, muchos miedos, muchas inseguridades”, y fue cuando Santos le pidió al entonces presidente Chávez que conversara con “Timochenko”.

“Yo acepté y tuvimos una larga conversación y de ahí yo salí convencido de que teníamos un punto de apoyo que nunca habíamos tenido”, detalló Londoño, quien contó lo que le dijo el comandante Chávez: “Vea, ‘Timochenko’, tenga la seguridad de que por la paz de Colombia lo que sea, para la guerra nada”.

Las negociaciones en La Habana fueron promovidas por los líderes revolucionarios Fidel Castro y Hugo Chávez, y las gestiones de Caracas continuaron apoyadas por el presidente Nicolás Maduro, a través de la figura del diplomático Roy Chaderton.

Cuba y Noruega participan como garantes, y Chile y Venezuela, como acompañantes.

“Cuando termine exitosamente (el proceso de paz), como todos queremos, habrá que darle el merecido reconocimiento al papel que jugó (Chávez)”, resaltó el jefe máximo de las Farc.

Leer Más

Farc-EP aboga por una Colombia de paz y con un sistema incluyente

Caracas, 30 Sep. CBST-INFO.AG.- El jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP), Timoleón Jiménez, mejor conocido como Timochenko, indicó este martes que espera que con los acuerdos firmados en los diálogos de paz —que se llevan a cabo en La Habana, Cuba con el gobierno colombiano— se logre consolidar la paz en la nación suramericana y que se abran los caminos para un nuevo sistema que responda a las necesidades de toda la población y no de sólo unos pocos.

Durante una entrevista concedida a Piedad Córdoba, defensora de los derechos humanos, y transmitida por Telesur, Timochenko manifestó que sueña con una Colombia “en paz, donde todos podamos disfrutar de la vida. Yo me sueño en un país en donde, con las riquezas que tiene Colombia, pueda garantizarle de sobra las necesidades básicas de todo el mundo”.

Desde La Habana, el máximo líder del grupo insurgente explicó que la guerrilla surgió de la lucha contra la violencia que se generó a finales de los años 1940 en Colombia, cuando explotó El Bogotazo, producto de la muerte del líder del Partido Liberal Colombiano Jorge Eliécer Gaitán. Durante estas acciones violentas, se funda la Organización de los Estados Americanos (OEA).

En este sentido, Timochenko enfatizó que “estos países, en el caso concreto de Colombia, nos impone una doctrina de seguridad y esta doctrina va permeando todos los instrumentos de poder y eso es lo que genera la violencia y la guerrilla es respuesta a esa violencia”.

Señaló que para lograr la paz en la nación neogranadina, sumergida en conflicto armado por más de 50 años, es necesario mantener la voluntad que ambas partes —gobierno y Farc— han sostenido en estos tres años de conversaciones, para encontrar solución a los temas que aún faltan por discutir.

“La esperanza está llegando a la gente, la esperanza de que logremos la paz, eso nos hace que tengamos que caminar con más cuidado, con mucho tacto, porque todavía no ha llegado la paz, no hemos firmado el acuerdo, faltan varios puntos delicados que están en proceso de discusión”, subrayó Timochenko.

Hasta ahora, el gobierno presidido por Juan Manuel Santos y las Farc-EP han alcanzado acuerdos relacionados con la reforma rural integral, la participación política y las drogas ilícitas y el caso de las víctimas.

El pasado 23 de septiembre, las partes firmaron un acuerdo de justicia transicional, documento que representa uno de los últimos pasos para lograr el cese bilateral al fuego y consolidar la paz.

Dicho texto contempla la creación de una jurisdicción especial para construir un proceso de paz estable y permanente, que garantice los derechos de las víctimas y contribuya a su reparación. Esta jurisdicción contará con una sala de justicia y un tribunal, que trabajarán de forma conjunta con la Comisión de la Verdad, acordada en junio de este año, con el fin de investigar, juzgar y sentenciar a los implicados en delitos cometidos durante el conflicto armado.

Chávez, clave para la consolidación de la paz

En transmisión de Telesur, el jefe de las Farc-EP, Timoleón Jiménez, enfatizó que el comandante Hugo Chávez fue un líder clave para el inicio de los procesos de paz entre el grupo insurgente y el gobierno colombiano.

“Yo soy testigo del esfuerzo tan grande de las cosas que hizo Chávez en función de garantizar el proceso de paz. Fui testigo del amor que él le tenía al pueblo colombiano”, subrayó.

Las negociaciones en La Habana, que dieron inicio en septiembre de 2012, fueron promovidas por los líderes revolucionarios Fidel Castro y Hugo Chávez. Cuba y Noruega participan como garantes, y Chile y Venezuela, como acompañantes.

AVN

Leer Más