La paz en Colombia, causa justa de los pueblos latinoamericanos

Caracas, 16 abril. CBST – LORENA BENÍTEZ.-  En la pasada VII Cumbre de las Américas, efectuada en Panamá los días 10 y 11 de abril, mandatarios latinoamericanos manifestaron la necesidad de buscar la paz definitiva en Colombia, luego de más de 60 años de conflicto armado.

Respecto a esta búsqueda de la paz en Colombia, en la Cumbre el presidente de esa nación, Juan Manuel Santos, ratificó la necesidad de dar celeridad a la conquista de la paz. “Nos falta terminar un conflicto armado anacrónico que nos ha desangrado por más de medio siglo”, dijo al destacar además la importancia de la mesa de negociación en Cuba, “que ha avanzado en acuerdos de fondo como nunca antes”.

Exhortó a sus homólogos a seguir respaldando los procesos para alcanzar el acuerdo definitivo en su nación. “Necesitamos el respaldo y la confianza de la comunidad internacional, ojalá para lograr este año, un acuerdo que silencie definitivamente los fusiles y termine nuestro conflicto interno”, expresó Santos.

Luego de años de búsqueda de mecanismos que ayudaran a conquistar la paz en Colombia, en el año 2012 se instaló una mesa de diálogo entre el gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-EP), la cual tuvo su origen en la ciudad noruega de Oslo y posteriormente fue trasladada a la Habana, Cuba, en donde se mantiene actualmente y de la cual se han obtenido significativos avances.

En la VII Cumbre de las Américas, jefes de Estado latinocaribeños saludaron los esfuerzos entre el gobierno colombiano y las fuerzas insurgentes para articular el diálogo a favor de un proceso de paz.

“La ternura de los pueblos, como definió el comandante Ernesto Che Guevara la solidaridad, es lo que sentimos al escuchar de boca de los mandatarios del continente, su decidido acompañamiento en este esfuerzo por llevar la paz con justicia social a un pueblo martirizado por una guerra fratricida”, expresó por su parte en un comunicado la Farc-EP, difundido el 12 de abril por la agencia Prensa Latina, en el que agradecieron el apoyo recibido por parte de diversos Jefes de Estado que participaron en la VII Cumbre de las Américas.

Uno de los principales en elogiar este proceso fue el presidente de Cuba, Raúl Castro, quien también ratificó el apoyo a continuar con la mediación para la pronta solución al conflicto armado colombiano que desde hace más de medio siglo ha dejado 220.000 muertos y 5,5 millones de desplazados, según cifras oficiales.

“Continuaremos nuestra contribución al proceso de paz de Colombia hasta su feliz conclusión”, declaró Castro.

Por su parte la mandataria brasileña, Dilma Rousseff, felicitó el coraje del pueblo colombiano y de sus actores políticos en las búsqueda del fin de este conflicto armado. “La opción por una paz negociada constituye precedente inestimable para la región y para el mundo”, puntualizó.

Por su parte la mandataria argentina Cristina Fernández, felicitó al presidente Juan Manuel Santos “por su terquedad, para encarar el proceso de paz en un país fracturado, dividido territorialmente, enfrentado, con miles de víctimas, con miles de muertos, con miles de desplazados hacia las naciones vecinas”.

Fernández ratificó su compromiso, así como el de toda la región, a apoyar el proceso de paz.  “Nos interesa que Colombia vuelva a ser una sola, un solo territorio y tenemos que comprometer todo nuestro esfuerzo en eso”.

Pero no sólo esa cumbre ha sido escenario para que representantes de la patria grande se manifiesten a favor de la paz en Colombia, durante su intervención en la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac), celebrada el pasado mes de enero en Costa Rica , el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ratificó todo su respaldo a la lucha por la paz en el vecino país. “Estamos a la orden total del presidente Juan Manuel Santos para construir la paz en Colombia”, dijo.

Leer Más