Hace 24 años CAP privatizó la aerolínea bandera de los venezolanos

Caracas.- 09 de Sep. CBST INFO. LORENA BENÍTEZ.- El 9 de septiembre de 1991 el Gobierno de Carlos Andrés Pérez concretó la privatización de la línea aérea venezolana Viasa, como parte de las medidas neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) al Estado para aprobar un crédito de 4.320 millones de dólares que permitiera hacer frente a la precaria situación económica y social.

Esta ola de privatización incluyó a otras empresas claves para el país, como la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (Sidor) y la Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv).

Un consorcio conformado por la línea estatal española Iberia, el Banco Provincial y la Sociedad Financiera Provincial se adjudicó 60% de las acciones de la aerolínea bandera venezolana por un monto de 145,5 millones de dólares.

Iberia optó por endeudar a tasas muy elevadas a Viasa, para cancelar su propia adquisición, según lo reseña el sitio web viasa-venezuela.blogspot.com, elaborado por ex trabajadores de la empresa.

La aerolínea española atravesaba una difícil situación financiera y había emprendido una política de expansión en América Latina, que incluyó la adquisición de Aerolíneas Argentina y la chilena Ladeco.

Para tratar de cubrir sus enormes pérdidas Iberia optó por por endeudar a tasas muy elevadas a Viasa, que conducirían a su quiebra.

“Iberia literalmente ordeñaba a las aerolíneas Viasa y Aerolíneas Argentinas, y en un cierto momento los venezolanos nombraron un representante de las acciones que poseían del 20% de los empleados de Viasa y expusieron el desangre económico sin reinversión al cual estaba siendo sometida la empresa, y que sería una de las causas de la quiebra, pero el cambio de las viejas formas administrativas de Viasa con las nuevas impuestas por Iberia era una batalla cuesta arriba”, reseña el sitio web viasa-venezuela.blogspot.com.

Como parte de las medidas aplicadas por la administración española, los los aviones de Viasa fueron puestos a nombre de Iberia, mientras que varias de las rutas de mayor demanda de la línea venezolana fueron canceladas, y se efectuaron despidos y reducción de salarios a los trabajadores.

El debacle de Viasa fue visible luego de que el 19 de diciembre de 1995, una aeronave que cubría la ruta Caracas-Roma tuvo que aterrizar de emergencia en la Gran Canaria tras registras un desperfecto técnico que ocasionó 40 heridos.

A esto se sumó la huelga de trabajadores de 1996 que tuvo como consecuencia la cancelación de 500 vuelos. Ese año Viasa transportó un total de 937.000 pasajeros, 38.900 menos que en 1995, por lo que declaró pérdidas por 18 millones de dólares, tal y como reseña la mencionada página web.

Para finales de ese año, la directiva de la aerolínea presentó un balance no auditado para ocultar irregularidades, que incluía simulación de deudas

Adicionalmente, el 22 de enero de 1997, los cuerpos de seguridad del Estado detuvieron al director de operaciones terrestres de Viasa, Juan Vergara, y al adjunto a la presidencia de la empresa para mantenimiento de la flota, Javier Abollado, cuando iban a tomar un vuelo hacia España, ya que sobre ellos había una denuncia de daño al patrimonio nacional y fraude.

Luego de este episodio, Viasa realizó su último vuelo el 23 de enero de 1997.

Luego de la victoria del comandante Hugo Chávez, se inició una política de recuperación del aparato económico de la nación y de restablecimiento del manejo soberano de las empresas claves.

El 30 de marzo de 2004, el líder socialista firmó el decreto de la creación de la línea aérea Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), con la finalidad de contribuir al desarrollo turístico sustentable, mediante la explotación del servicio público de transporte aéreo nacional e internacional de pasajeros, carga y correo.

El 10 de diciembre de ese año, la aerolínea bandera de Venezuela inicia formalmente sus operaciones de vuelos nacionales e internacionales.

Actualmente Conviasa es la línea aérea que cubre la mayor cantidad de destinos nacionales, tales como: Barcelona, Barinas, Barquisimeto, Canaima, Caracas, Coro, El Vigía, Las Piedras, Higuerote, Maracaibo, Maturín, Porlamar, Puerto Ayacucho, Puerto Ordaz, San Fernando, San Tomé, Santo Domingo del Táchira.

Asimismo, se ha fortalecido progresivamente en el mercado aéreo internacional, implementando una política comercial que permite el intercambio económico y cultural entre las principales ciudades de Latinoamérica, el Caribe y Europa, entre las que figuran: Bogotá, Buenos Aires, Georgetown, Grenada, La Habana, Madrid, Managua, Manaos, Panamá y Puerto España.

Leer Más