Jorge Rodríguez muestra pruebas de guerra mediática contra Venezuela

Jorge Rodríguez, Alcalde del Municipio Libertador, politólogo y Psiquiatra
Jorge Rodríguez, Alcalde del Municipio Libertador, politólogo y Psiquiatra

Jorge Rodríguez muestra pruebas de guerra mediática contra Venezuela

Caracas.- CBST-INFO. Este jueves el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, denunció y mostró pruebas de la campaña de odio que forma parte de la guerra mediática que sectores de la derecha colombiana y venezolana ejecutan contra nuestro país.

 

En rueda de prensa transmitida por Venezolana de Televisión (VTV), Rodríguez fijó postura frente a los  eventos que han venido ocurriendo en la frontera colombo-venezolana y las acciones tomadas por el Presidente de la República, Nicolás Maduro, “en defensa de nosotros, de nuestro ser, de nuestra patria y de nuestra economía y en defensa de nuestro derecho a la paz y la convivencia ¿Ese ha sido el grave crimen para la oligarquía colombiana y venezolana que fue cometido por nuestro Presidente?”.

 

Asimismo, expresó que en amparo de nuestros derechos “hemos defendido a más de 5 millones 500 mil colombianas y colombianos que huyeron de la pobreza, de la violencia, huyeron de los paramilitares, del olvido y vinieron, y siguen viniendo a esta tierra venezolana en busca de lo que no pudieron conseguir en su patria”.

 

“Hoy me encuentro con la próxima diputada a la Asamblea Nacional (AN) del circuito cinco del Psuv, distrito Capital de Caracas,  Jaqueline Farías, para señalar nuestro más enérgico apoyo al Presidente Nicolás Maduro  y a las medidas que se han tomado para buscar una nueva frontera de paz”. Indicó el dirigente.

 

A su vez, aseveró que buscarán la manera de conseguir que Venezuela ya no siga recibiendo la permanente agresión de los sectores criminales del paramilitarismo colombiano.

 

“Lo que está ocurriendo otra vez con la derecha es repudiable, si lo vemos de una manera brutal y descarada, se ponen al lado del crimen y de acuerdo con el contrabando, el paramilitarismo y narcotráfico, sin disimulo”, recalcó.

 

“Las oligarquías venezolanas de forma generan son enemigas de nuestra patria, siempre lo han sido, traicionaron al Libertador Simón Bolívar, durante el siglo XIX, destruyeron la patria venezolana, regalaron la faja petrolera, se vendieron a consorcios alemanes e imperiales británicos, luego se echaron de brazos al imperio, le mintieron al pueblo diciendo que la fija del Orinoco no era petróleo si no carbón. Así siguieron hasta que el Comandate Chávez los detuvo a todos”, enfatizó el alcalde Jorge rodríguez.

Leer Más

Diosdado Cabello: Fedecámaras jamás llevará una Ley a la AN revolucionaria

Diosdado Cabello, mi Comandante y General en Jefe de Venezuela
Diosdado Cabello, mi Comandante y General en Jefe de Venezuela

Diosdado Cabello: Fedecámaras jamás llevará una Ley a la AN revolucionaria

Caracas.- 18-08-15. CBST-INFO. Desde la Escuela de formación Simón Rodríguez, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, (Psuv) Diosdado Cabello, se refirió al conjunto de leyes que Fedecámaras propuso llevar a la Asamblea Nacional afirmando: “Jamás llevarán una Ley a la Asamblea Nacional”.

“Recuerdo en estos días cuando el señor de Fedecámaras dijo que llevaría un conjunto de leyes a la AN. No se a qué Asamblea Nacional, pero a la Asamblea Nacional Revolucionaria no llevará Fedecámaras Jamás una Ley”, aseguró.

Recalcó que el permitir que dicho sector empresarial entregue una Ley a la AN “es contra natura, es un modelo completamente distinto al que tenemos, y con ese empresariado menos. Es total y absolutamente contrario a nuestro pensamiento político, económico y social”.

Por otro lado, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), recordó lo siguiente: “Cuando llegamos a la Asamblea el 26 de septiembre del 2010, no tuvimos la oportunidad de reunirnos como en la actualidad”.

“Vamos a una batalla donde saldremos victoriosos vamos a ganar”, dijo.

Cabello expresó también: “Siento que los diputados actuales de la AN eliminaron los vicios de la Cuarta República”.

“La oposición está desesperada por ganar”

El vicepresidente del Psuv, se refirió a las elecciones parlamentarias que se llevarán a cabo el próximo 6 de diciembre afirmando que “la oposición venezolana está desesperada por ganar la Asamblea Nacional, y saben que no ganarán”.

Cabello además instó a los candidatos del Parlamento a salir a la calle a “convencer a las personas para que voten” por el chavismo.

Consideró que “en la oposición no manda nadie”. Al tiempo que afirmó que “existen dos vías políticas, el socialismo y el capitalismo. Tenemos que demostrar lo único que puede salvar al país es el socialismo”.

Leer Más

Fracasa el golpe norteamericano en Venezuela

Thierry Meyssan, analista político
Thierry Meyssan, analista político

Fracasa el golpe norteamericano en Venezuela

Thierry Meyssan

Caracas.- CBST-INFO. El presidente Obama había emitido un claro aviso. Lo puso por escrito en su nueva doctrina de defensa (National Security Strategy): «Estamos del lado de los ciudadanos cuyo pleno ejercicio de la democracia está en peligro, como los venezolanos». Siendo Venezuela, desde la adopción de la Constitución de 1999, uno de los Estados más democráticos del mundo, esa frase presagiaba lo peor en materia de intentos destinados a impedir su marcha por el camino de la independencia y la redistribución de la riqueza nacional.

Era el 6 de febrero de 2015. Washington terminaba de planificar el derrocamiento de las instituciones democráticas de Venezuela. El golpe de Estado estaba planificado para el 12 de febrero.

La «Operación Jericó» contaba con la supervisión del Consejo de Seguridad Nacional (NSC), bajo la responsabilidad de Ricardo Zúñiga. Este «diplomático» es el nieto de otro Ricardo Zúñiga, el presidente del Partido Nacional de Honduras que organizó los golpes militares de 1963 y de 1972 a favor del general López Arellano. El Ricardo Zúñiga que ahora trabaja en la Casa Blanca dirigió desde 2009 hasta 2011 la estación de la CIA en La Habana, donde reclutó agentes y los financió para fabricar una oposición contra Fidel Castro a la vez que negociaba la reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba, finalmente anunciada en 2014.

Como siempre en ese tipo de operaciones, Washington se esfuerza por no parecer implicado en los acontecimientos que sin embargo dirige. La CIA organiza y dirige a los golpistas a través de organizaciones supuestamente no gubernamentales: la NED (National Endowment for Democracy) y sus dos tentáculos de derecha, el International Republican Institute (IRI) y de izquierda, el National Democratic Institute (NDI); la Freedom House y el International Center for Non-Profit Law.

Además, Estados Unidos siempre recurre a sus aliados utilizándolos como contratistas en ciertos aspectos del putsch. Esta vez participaron al menos Alemania –a cargo de la protección de los ciudadanos de los países de la OTAN durante el golpe–, Canadá –a cargo del control del aeropuerto internacional civil de Caracas–, Israel –encargado de garantizar los asesinatos de varias personalidades chavistas– y el Reino Unido –a cargo de la propaganda de los golpistas. Finalmente, también moviliza sus redes políticas para que reconozcan a los golpistas: en Washington, el senador Marco Rubio; en Chile, el ex presidente Sebastián Piñera; en Colombia, los ex presidentes Álvaro Uribe Vélez y Andrés Pastrana; en México, los ex presidentes Felipe Calderón y Vicente Fox; en España, el ex presidente del gobierno José María Aznar.

Para justificar el putsch, la Casa Blanca había estimulado grandes empresas venezolanas a retener en sus almacenes enormes cantidades de productos de primera necesidad. La no distribución de esos productos tenía como objetivo provocar grandes colas ante los comercios y el estallido de motines estimulados por la acción de provocadores infiltrados entre los consumidores descontentos. La maniobra fracasó ya que, a pesar de la escasez artificialmente provocada durante enero y febrero y de las colas ante las tiendas, los venezolanos nunca llegaron a atacar los comercios.

Para reforzar el sabotaje económico, el presidente Obama había firmado, el 18 de diciembre de 2014, una ley que impone sanciones contra Venezuela y contra varios de sus dirigentes. Oficialmente, Washington decía querer sancionar a las personalidades responsables de la represión contra manifestaciones estudiantiles. En realidad, desde el inicio del año, Washington estaba pagando un salario -4 veces superior al ingreso medio de los venezolanos– a los miembros de pandillas que se dedicaban a agredir a las fuerzas del orden. Estos falsos estudiantes asesinaron a 43 personas en varios meses y sembraban el terror en las calles de Caracas.

La acción militar estaba bajo la supervisión del general Thomas W. Geary, desde la sede del SouthCom en Miami, y de Rebecca Chavez, desde el Pentágono. Como subcontratista de la parte militar del golpe aparecen el ejército privado Academi (ex Blackwater); una firma actualmente administrada por el almirante Bobby R. Inman (ex jefe de la NSA) y John Ashcroft (ex secretario de Justicia de la administración Bush).

Según esa parte del plan, un avión militar Super Tucano, matrícula N314TG, comprado por Academi en Virginia, en 2008, para asesinar a Raúl Reyes, número 2 de las FARC colombianas, avión falsamente identificado con las insignias de las fuerzas armadas de Venezuela, debía bombardear el palacio presidencial de Miraflores y otros objetivos entre los que se encontraban la sede del ministerio de Defensa, la dirección de Inteligencia y la sede de TeleSur, el canal de televisión multinacional creado por el ALBA. El avión se hallaba en Colombia, el cuartel general de los putchistas había sido instalado en la embajada de Estados Unidos en Bogotá –la capital colombiana– con la participación del embajador estadounidense Kevin Whitaker y de su segundo, Benjamin Ziff.

Varios oficiales superiores, activos y retirados, habían grabado de antemano un mensaje a la Nación anunciando que habían tomado el poder para restaurar el orden en el país. También estaba previsto que suscribirían el plan de transición, publicado en la mañana del 12 de febrero de 2015 en el diario El Nacional y redactado por el Departamento de Estado estadounidense. El plan incluía la formación de un nuevo gobierno, encabezado por la ex diputada María Corina Machado.

María Corina Machado fue presidenta de Súmate, la asociación que organizó y perdió el referéndum revocatorio contra el presidente Hugo Chávez Frías, en 2004, utilizando para ello –ya en aquel momento– los fondos de la NED (National Endowment for Democracy) y los servicios del publicista francés Jacques Seguela. A pesar de aquella derrota, María Corina Machado fue recibida con honores por el presidente George W. Bush en el Buró Oval de la Casa Blanca el 21 de marzo de 2005. Después de ser electa en 2011 como representante del Estado de Miranda, el 21 de marzo de 2014 María Corina Machado se presentó ante la Organización de Estados Americanos (OEA) como jefa de la delegación de Panamá a ese foro continental y fue inmediatamente destituida de su cargo de diputada por haber violado así los artículos 149 y 191 de la Constitución de Venezuela.

Para facilitar la coordinación del putsch, María Corina Machado organizó en Caracas, el 26 de enero, un coloquio denominado «Poder ciudadano y Democracia hoy», en el que participaron la mayoría de las personalidades venezolanas y extranjeras vinculadas a la intentona golpista.

¡Mala suerte! La Inteligencia Militar venezolana estaba vigilando a las personalidades sospechosas de haber fomentado un complot anterior para asesinar al presidente Maduro. En mayo de 2014, el fiscal de Caracas había acusado a María Corina Machado, el gobernador Henrique Salas Romer, el ex diplomático Diego Arria, el abogado Gustavo Tarre Birceño, el banquero Eligio Cedeño y el hombre de negocios Pedro M. Burelli, quienes negaron haber escrito sus propios e-mails afirmando que habían sido falsificados por la Inteligencia Militar. Por supuesto, todos eran cómplices.

Al seguir la pista de estos conspiradores, la Inteligencia Militar descubrió la «Operación Jericó». En la noche del 11 de febrero, los principales líderes de la conspiración y un agente del Mosad israelí fueron arrestados y se reforzó la protección aérea de la capital venezolana. Otros implicados fueron arrestados el 12 de febrero. El día 20, las confesiones de los arrestados permitieron la detención de otro cómplice: el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma.

El presidente Nicolás Maduro compareció de inmediato en televisión denunciando a los conspiradores. Mientras tanto, en Washington, la portavoz del Departamento de Estado hacía reír a los periodistas que recordaban el golpe de Estado organizado por Obama en 2009 en Honduras o más recientemente, en enero de 2015, en la intentona golpista de Macedonia, al declarar: «Esas acusaciones, como todas las anteriores, son ridículas. Es una política de hace tiempo, Estados Unidos no apoya las transiciones políticas por medios no constitucionales. Las transiciones políticas deben ser democráticas, constitucionales, pacíficas y legales. Hemos visto varias veces que el gobierno venezolano trata de desviar la atención de sus propias acciones acusando a Estados Unidos u otros miembros de la comunidad internacional por los acontecimientos en el interior de Venezuela. Esos esfuerzos reflejan falta de seriedad de parte del gobierno de Venezuela al enfrentar la grave situación que está confrontando.»

Para los venezolanos, este golpe de Estado abortado plantea un grave dilema: ¿Cómo mantener la democracia cuando los principales líderes de la oposición están en la cárcel por haber preparado crímenes en contra de la democracia?

Para quienes aún creen, erróneamente, que Estados Unidos ha cambiado, que ese país ha dejado de ser una potenciar imperialista y que ahora defiende la democracia en el mundo, la «Operación Jericó» es un obligado tema de reflexión.

Leer Más

Julio Borges debe responder ante la Justicia

Julio Borges debe responder ante la Justicia

Julio Borges defiende los intereses de la Burguesìa y los Estados Unidos
Julio Borges defiende los intereses de la Burguesìa y los Estados Unidos

Los venezolanos en defensa de Venezuela, Bolívar y Chávez

“Conócelo Pueblo”

Jorge Serrano

Julio Borges presidente del partido Primero Justicia tiene 15 años tratando de derrocar al gobierno bolivariano; revolucionario y socialista de Venezuela, por el hecho de que Borges proviene del partido COPEI. El partido Primero Justicia nace de COPEI, como una estrategia de los Estados Unidos, debido a que el partido social cristiano al igual que AD, estaban muy desprestigiados por la corrupción; entreguista de nuestro petróleo a los EEUU; asesinatos de revolucionarios y los ricos se hacían cada vez más más burgueses.

Este político de derecha es representante del “Opus Dei”; la burguesía venezolana y el imperialismo de los Estados Unidos, su objetivo es conquistar el poder gubernamental en Venezuela para luego entregarle el petróleo y las riquezas de Venezuela a los EEUU, para convertirnos en colonia de este imperialismo.

El pueblo venezolano; las milicias; los colectivos y el ejército venezolano todavía no han salido a defender su gobierno e instituciones; en cuanto salgan a defender a Venezuela no quedará nadie que represente a la burguesía venezolana, los convertirán en polvo por las rabias acumuladas, por tanta desestabilización. Julio., seguramente el gobierno revolucionario te está preparando poco a poco tu expediente de traición a la patria, desestabilizador, dado que eres burgués de nacimiento, a Leopoldo López se le aplicó lo que supuestamente se te está preparando a ti y a María Corina Machado.

 Borges, ya no somos ignorantes, mi Comandante en Jefe, Hugo Chávez hizo salir de la oscuridad al pueblo venezolano dándole a conocer los símbolos patrios que ustedes la burguesía los tenían secuestrados y solamente los sacaban los días de fiestas nacionales a las seis de la mañana y la escondían de nuevo a las seis de la tarde como: la Bandera, el Escudo y el Himno Nacional; Chávez nos proporcionó también las Misiones: Robinson, Ribas y Sucre que le dio el derecho  al estudio a los estudiantes venezolanos que la burguesía venezolana les negó durante los 40 años de AD y COPEI con su 4ta. República; “el pueblo es sabio y por tal motivo conoce quienes son los traidores y vende patria en Venezuela”. Serás juzgado por traición a la patria. Los revolucionarios venezolanos estamos concientes que representas los intereses de la burguesía y eres burgués de nacimiento; no has sufrido como la mayoría de los venezolanos, es evidente que antes de llegar la  revolución bolivariana a Venezuela, en los 40 años de AD y COPEI, asesinaron a más de 3.500 revolucionarios, sindicalistas y estudiantes revolucionarios. ¡Iremos por ti!

“Patria, Socialismo o Muerte…Venceremos”

Leer Más