Clase trabajadora y campesina espera duplicar la producción agrícola en 2015

(Caracas, enero 27, 2015- Prensa/CBST).-  El dirigente campesino y diputado Braulio Álvarez, vocero de la Comisión de Trabajadores y Trabajadoras adscrita a la vicepresidencia de Movimientos Sociales del PSUV, anunció que la clase trabajadora y campesina se trazó el reto para este año 2015 de duplicar las hectáreas sembradas en relación con el año pasado, especialmente en los rubros de maíz blanco y amarillo, arroz y sorgo.

En rueda de prensa celebrada en la sede del partido rojo, Álvarez en compañía de otros dirigentes de la Central Bolivariana Socialista (CBST) e integrantes de la referida comisión, como: Franklin Rondón, Marco Tulio Díaz, Edinson Alvarado, Carlos López, Orlando Castillo, Jacobo Torres, Rafael Chacón, Oscar García, Cruz Quesada, Orlando Pérez y Miguel González, dijo que las acciones para incrementar la producción agrícola serán coordinadas a través de los Consejos Populares de Gobierno de la clase obrera y de la clase campesina.

“No estamos interesados en el cheque ni en el crédito; podemos cubrir las expectativas del rastreo correspondiente de estas hectáreas si acompañamos y supervisamos tres fases claves para golpear la cadena de acaparamiento, a saber: el almacenamiento, el transporte y la distribución”, señaló Álvarez.

Agregó el dirigente campesino que las empresas socialistas recuperadas por el Estado bolivariano deben ser garantía del Plan de Siembra 2015 Hugo Chávez Frías y además “debe consolidarse una alianza estratégica de fuerzas revolucionarias entre las milicias obreras y las milicias campesinas”.

Trabajadores rechazan injerencia de ex presidentes

Por su parte, el coordinador general de la CBST, Carlos López, ratificó que la clase trabajadora apoya plenamente la gira internacional que realizó recientemente el Presidente Nicolás Maduro pues la misma respondió a tres objetivos estratégicos como lo son: garantizar la continuidad de las inversiones en el país, la estabilización de los precios del petróleo y la consolidación de un mundo multipolar ante las agresiones imperialistas.

Asimismo, retiró su apoyo al aumento del salario mínimo, el número 28 concedido por la Revolución, “el cual supera la inflación acumulada en los últimos 13 meses colocando el ingreso mínimo mensual por el orden de los 7728 bolívares” e insistió en la necesidad del aumento de la gasolina: “los trabajadores estamos de acuerdo en que no se debe seguir subsidiándola  y esos ingresos deben ser direccionados a los planes de desarrollo e inversión social en el país”.

Por otra parte, López catalogó como una provocación y un intento del imperio por socavar la revolución bolivariana la visita al país de los ex presidentes de Colombia, Andrés Pastrana y de Chile, Sebastián Piñera, al tiempo que se solidarizó con el triunfo del líder de la formación de izquierda Syriza, Alexis Tsipras en las elecciones generales en Grecia.

Ya para finalizar el dirigente laboral ratificó el firme compromiso de la clase trabajadora del país por derrotar la guerra económica y, en este sentido, anunció la incorporación de 2 mil nuevos fiscales entrenados por la Intendenta para la Protección del Salario Obrero, Nailé Figuera, quienes se unirán a las labores de fiscalización contra la especulación y el acaparamiento, pero “esperamos que los dos millones de afiliados con los que cuenta la Central Socialista se unan a las labores de inteligencia social para derrotar la guerra económica y elevar la productividad”

Prensa CBST: Alejandra Milano

Leer Más