Tensas relaciones

Se avivan tensiones entre Europa y EE.UU. por política económica

CBST Noticias.- Las diferencias en materia de política económica entre la Unión Europea y Estados Unidos se avivan hoy tras las intenciones de la dirección del Banco Central del bloque de aplicar estímulos adicionales que apuren los objetivos inflacionarios.
‘En ausencia de mejoras, de manera tal que el retorno sostenido de la inflación a nuestro objetivo se vea amenazado, se requerirán estímulos adicionales’, alegó el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Las declaraciones fueron realizadas en la localidad portuguesa de Sintra durante la apertura del foro de bancos centrales que la institución organiza por estas mismas fechas cada año.

Nuevos estímulos, a juicio de entendidos, implica una rebaja de los tipos de interés y la reactivación de las compras de deuda.

Inmediatamente después de los anuncios, los mercados europeos reaccionaron con fuertes alzas cuando el euro, en su disparidad con respecto al dólar, llegó a perder 0,30 por ciento.

Si bien antes del discurso cada euro se cambiaba por 1,1242 dólares en el mercado, después del anuncio los euros se cambiaban por 1,1185 de los billetes verdes.

‘Mario Draghi acaba de anunciar que podrían llegar nuevos estímulos, lo que inmediatamente ha hecho caer al euro frente al dólar, haciendo que sea injustamente más fácil para ellos competir contra Estados Unidos’, afirmó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en su perfil de la red social Twitter. ‘Han estado haciendo esto durante años, junto con China y otros’, añadió el mandatario.

En aparente respuesta al ocupante de la Casa Blanca, el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, afirmó hoy ante el foro celebrado en Portugal que es injusto atacar la independencia de los bancos centrales.

También puedes leer: Esto dijo el embajador Jorge Valero en sesión del centenario de la OIT en nombre de los países no alineados

Las relaciones entre el bloque comunitario y Estados Unidos se mantienen tensas desde que Washington anunciara la aplicación de aranceles a la importación del 25 por ciento al acero y de 10 al aluminio.

Aun cuando Juncker y Trump establecieran durante julio de 2018 una tregua en la que acordaron no imponerse más aranceles, pesa aun sobre la Unión Europea la amenaza de gravámenes de hasta el 20 por ciento para la importación de automóviles realizada por el mandatario norteño.

Recientemente la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmstrom, negó que entre ambas economías se hayan iniciado las pláticas para levantar los aranceles a bienes industriales.

‘Las discusiones sobre bienes industriales aún no han comenzado; por nuestra parte, estamos listos para hacerlo, pero de ellos todavía no hemos recibido una respuesta’, dijo la comisaria.

Según entendidos, resultaban previsibles los anuncios de Draghi.

Para Europa, que desde hace meses aplica medidas para elevar la inflación sin que hasta hoy haya tenido éxito, es imperioso revertir la tendencia más reciente de este indicador económico.

La tasa inflacionaria de la Eurozona se situó en 1,2 por ciento en mayo pasado frente a idéntico lapso de 2018 y registró así su menor crecimiento en 13 meses, divulgó durante la víspera la Oficina Europea de Estadísticas (Eurostat).

Asimismo, en el conjunto de la Unión Europea la tasa de inflación interanual se ubicó en el quinto mes del año en el 1,6 por ciento, tres décimas menos que el incremento de los precios registrado durante el mes anterior.

En cuanto a la evolución de los precios, el BCE estableció que la inflación crecerá en la Eurozona hasta el 1,3 por ciento al cierre de este año, mientras que para 2020 lo hará en 1,4 por ciento.

Los números divulgados se mantienen alejados de los objetivos de la entidad bancaria que sostiene que lo saludable para el área es una inflación cercana pero por debajo al dos por ciento.

Ante esta coyuntura, el BCE decidió recientemente aplazar la subida de tipos hasta el primer semestre de 2020.

Se mantendrá entonces para el organismo el tipo de interés de referencia para sus operaciones de refinanciación en el cero por ciento, mientras que la tasa de facilidad de depósito continuará en -0,40 por ciento y la de facilidad de préstamo en el 0,25 por ciento.

Fuente: Prensa Latina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.