Ulises Guilarte en la OIT

Delegado trabajador cubano denunció consecuencias del bloqueo económico contra Cuba y Venezuela

CBST Noticias.- Cuba denunció en la Conferencia Internacional del Trabajo las tendencias negativas que marcan el deterioro del empleo, con la existencia de 200 millones de personas desempleadas en todo el mundo.

El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte, fue el vocero que advirtió sobre la cifra que representa 30 millones de desempleados más que en 2008 cuando comenzó la crisis económica.

Argumentó en su discurso que 168 millones de niños trabajan y 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso.

Guilarte expuso que los principios de justicia social que Cuba enarbola en defensa de los más elementales derechos de los trabajadores son violados de forma arbitraria y reiterada en varios países.

También puede leer: Ayer se debatió en la OIT sobre el cambio tecnológico para promover el trabajo decente

Se imponen condiciones laborales precarias, lo que provoca que cada año 2,3 millones de trabajadores pierdan la vida y otro grupo numeroso adquiera enfermedades profesionales, subrayó.

En el mundo de hoy, dijo, crece la subcontratación, la tercerización, el trabajo informal y los niveles de pobreza al recibirse por un trabajo salarios mínimos sin ninguna garantía de otras prestaciones sociales.

Denunció que para las grandes masas de trabajadores emigrantes no hay reconocimiento a su estatus legal y son objeto, junto a las mujeres, de prácticas discriminatorias.

Tales razones conducen a una mirada retrospectiva de lo alcanzado, a unir fuerzas y proyectar transformaciones por los diferentes interlocutores sociales.

El secretario general de la CTC señaló que Cuba trabaja por potenciar la eficiencia en los programas de desarrollo de su economía, mejorar el nivel de vida de los trabajadores y preservar sus conquistas sociales.

Recordó que la isla es referencia mundial en los índices de salud y educación, en la promoción de la igualdad de género, en el bienestar equitativo, en la reversión del deterioro ambiental, en la participación democrática de los trabajadores en decisiones gubernamentales y en el desarrollo de la solidaridad y la cooperación internacional

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.