Vino tinto

Conoce la estrategia de la Vinotinto para jugar contra Brasil este martes

CBST Noticias.- Nunca Venezuela le ha podido hacer ni cosquillas a Brasil en la Copa América.

Las diferencias siguen siendo enormes entre ambas selecciones, pero esta vez la Vinotinto saldrá esta noche al estadio de Fonte Nova con un planteamiento que podría generar alguna preocupación a los anfitriones.

En el empate a cero contra Perú del sábado, la Vinotinto tuvo escasas oportunidades de realizar sus transiciones relampagueantes para contraatacar, porque los incas se replegaron bien en su terreno y cerraron los espacios.

Brasil, en cambio, tiene la responsabilidad de manejar la pelota y atacar desde el primer minuto para tratar de conseguir una rápida ventaja que acabe con los pitos y las críticas que generó su flojo primer tiempo ante Bolivia.

Esa ansiedad de los amazónicos puede ser una ventaja para Venezuela.

La selección tendrá la ocasión de recuperar el balón con suficiente espacio para atacar con el juego directo por los costados de Jefferson Savarino y Jhon Murillo, alfa y omega del fútbol relámpago que es la marca registrada de la Vinotinto de Rafael Dudamel.

El técnico yaracuyano ya adelantó lo que será su planteamiento ante Brasil: esperar, defender con orden para luego tratar de sorprender. “Tenemos que intentar realizar nuestro juego, con mucha seguridad.

También puedes leer: #LoÚltimo Xenofobia colombiana pide control de natalidad para migrantes venezolanas

Eso no quiere decir que nos vamos a meter atrás a defendernos, porque ya vimos lo que le pasó a Bolivia”, apuntó Dudamel sobre el nuevo reto.

Dudamel está consciente de que salir a jugar de igual a igual contra Brasil “es una locura”.

Venezuela necesita sumar un punto o en el peor de los casos evitar una goleada, para llegar al tercer desafío contra Bolivia con la opción de clasificar como mejor segundo o uno de los mejores tercero del grupo, para lo cual el promedio de goles a favor y en contra será crucial.

Para el duelo de hoy, Dudamel tiene que rearmar la última línea, tras la expulsión de Luis Mago ante Perú.

Su lugar sería ocupado por Roberto Rosales, quien jugaría con el perfil cambiado por la banda izquierda; un trabajo que cumplió con creces en el choque amistosos en el que Venezuela derrotó 3-1 a Argentina en Madrid. Por la derecha iría Ronald Hernández.

Brasil quiere sellar su clasificación a la siguiente ronda y apostará por un mediocampo más ofensivo con la incorporación de Arthur, quien acompañará a David Neres y Coutinho en las labores de creación.

El ataque por los costados con Neres y Richarlison para que Firmino o Countinho completen las acciones en el arco es una de las diversas armas que utiliza Tite para abrir las defensas rivales. Venezuela necesita estar más atenta que nunca a estos desdobles para impedir que Brasil llegue con peligro.

Cortar los circuitos en la mitad y contraatacar sin miedo será la consigna.

 

Fuente: Líder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.