OIT: Pueden desaparecer 25 millones de empleos en el mundo producto del Covid-19

OIT reelige a Guy Ryder para un segundo mandato como director ...

@CBStinfo.- La Organización Internacional de Trabajo (OIT) advierte de que el golpe para la economía mundial del coronavirus puede ser peor de lo que fue la crisis financiera de 2008. Aquellos primeros compases de la Gran Recesión se llevaron por delante 22 millones de empleos. Ahora esta institución prevé que, en el peor de los casos, pueden desaparecer 25 millones. Pero su director general, , llama en una entrevista con EL PAÍS a no resignarse: “Son estimaciones. Las cifras no son una fatalidad. La respuesta política condicionará lo que va a pasar”.

Las palabras de Ryder, un exsindicalista británico, se concretan en el breve informe que ha divulgado este miércoles la OIT. En el que se piden “unas políticas coordinadas a gran escala que deberían apoyar el empleo y los ingresos para estimular la economía y la demanda de puestos de trabajo”. Todo para evitar que se esfumen esos 25 millones de empleos que calcula la organización en el peor escenario o los 5,3 millones en el punto más benévolo. Los primeros cálculos que ha hecho la OIT no desagregan por continentes o países.

En Ginebra, donde está la sede de esta organización, también ha sorprendido la magnitud de esta crisis, admite Ryder. Especialmente lo están por “las consecuencias económicas y sociales, que son extraordinarias”. “Cuando estaba en China se sabía que iba a impactar en las cadenas de valor”, empieza el director general, “luego la situación deriva de grave a muy grave”.

La OIT no solo advierte del aumento del desempleo. También del peligro que supone que en estas circunstancias aumente el subempleo, uno de los enemigos contra los que esta organización advierte normalmente y ahora con más motivos. Los colectivos que están más expuestos son los que ya están en peores circunstancias y peor han salido de la crisis anterior: jóvenes, mujeres, trabajadores de más edad y los empleados que no tienen protección social (falsos autónomos, trabajadores precarios de la nueva economía digital) e inmigrantes.

Tanto el documento conocido este miércoles como Ryder piden una actuación en tres frentes: proteger a los trabajadores, buscar alternativas al trabajo (teletrabajo), y cuidar a los que no pueden trabajar.

A esta parte más humana se añade la defensa de la actividad económica, también en una triple dirección. “Hay que proteger a las empresas. Hay muchas viables que ahora pueden desaparecer. Necesitan el apoyo del Estado”, reclama, en un español muy fluido con un acento mezcla entre británico y andaluz. A cambio les pide que protejan el empleo. Y, por último, pide “medidas en el ámbito macro”. El objetivo, concreta el informe, es crear “un colchón para empresas y trabajadores contra las pérdidas inmediatas de ingresos y empleo, que también debería ayudar a prevenir los shocks en las cadenas de suministros y en la demanda”.

El análisis rápido que hace la OIT apunta a que la pérdida de ingresos laborales podría llegar a ser 860.000 millones de dólares en el mejor de los casos y de 3,4 billones en el peor. “Esto se traducirá en caída del consumo de bienes y servicios, lo que irá en detrimento de la continuidad de los negocios”, apunta el documento.

Los primeros pasos que han dado los Gobierno de todo el mundo son vistos por Ryder con simpatía. Celebra que se hayan olvidado las recetas de austeridad a toda costa. “Los Gobiernos uno por uno parece que han sacado las conclusiones correctas”, señala, después que Alemania, Francia, Italia, España, Estados Unidos y otros países hayan anunciado movilizaciones de recursos ingentes.

Pero echa una cosa en falta: “Coordinación”. Y pone un ejemplo, de nuevo mirando a lo que pasó hace 12 años tras la quiebra de Lehman Brothers. “Entonces hubo coordinación. Gracias a esto se pudo evitar lo peor”, recuerda, con la mente las conferencias del G20, como la histórica de abril de 2009, que supuso un impulso fuerte que en Europa se frenó en seco un año después. Le parece “un paso adelante” que se haya convocado otra para la semana que viene.

Habrá que esperar para ver sus resultados. Aunque admite que los pasos dados hasta ahora no invitan al optimismo en lo que a coordinación se refiere, cuando se le recuerda lo sucedido el lunes en el Eurogrupo.

A diferencia del presidente francés, no quiere hablar de guerra para referirse a la situación actual –“el vocabulario es del señor Macron”–, pero si admite que la situación es “dramática”.

Empeñado en leer lo que pasó hace 12 años para ver qué fue válido y que no lo fue, Ryder subraya: “Entonces la primera víctima de la crisis fue un banco, Lehman Brothers. En esta crisis, las primeras víctimas son la gente normal”. También apunta que “la historia no se repite de la misma forma” al cuestionarle por si no teme un bandazo como el que dio Europa en 2010 concluye: “Ojalá seamos capaces de absorber las lecciones del pasado”.

#DespistajeCasaXCasa         

#DiosAlControl

Leer Más

¿Por qué la pandemia se ha vuelto tan catastrófica en el país más rico del mundo?

EE.UU. suma ya más de 6.000 fallecidos y más de 245.000 casos de contagio por coronavirus, siendo el país con más pacientes infectados a nivel mundial. A mediados de marzo, después de semanas de insistir en que el Gobierno estaba luchando con éxito contra la propagación de la enfermedad, el presidente Donald Trump finalmente admitió que el contagio “no está bajo control” tanto en su país como en el extranjero. La semana pasada, el mandatario declaró que si EE.UU. logra contener el número de fallecidos por el covid-19 entre 100.000 y 200.000 en vez de los posibles 2,2 millones, será “un muy buen trabajo”. ¿Por qué la pandemia se ha vuelto tan catastrófica en el país más rico del mundo y qué errores se cometieron a la hora de afrontarla?

“Mes perdido”

En primer lugar, entre fines de enero y principios de marzo, cuando el virus ya se estaba propagando desde China a EE.UU., no se realizaron pruebas a gran escala de personas que podrían haber estado infectadas, debido a fallas técnicas, obstáculos regulatorios, burocracia y la falta de liderazgo en múltiples niveles, según más de 50 funcionarios de salud pública actuales y anteriores, fuentes de la Administración, científicos de alto nivel y ejecutivos de empresas entrevistados por The New York Times.

Entre otros problemas, los primeros kits de pruebas desarrollados por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) eran defectuosos. Cuando las fallas se hicieron evidentes en febrero, el director de la agencia, Robert Redfield, prometió una solución rápida, pero esta tardó semanas en llegar. Por su parte, el sector privado, que debía ayudar con pruebas de diagnóstico masivas a la población, se topó con obstáculos burocráticos debido a las regulaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés).

“El resultado fue un mes perdido, cuando el país más rico del mundo, armado con algunos de los científicos y especialistas en enfermedades infecciosas más capacitados, desperdició su mejor oportunidad de contener la propagación del virus“, indica el periódico, añadiendo que EE.UU. se quedó “en gran medida ciego a la escala de una catástrofe inminente de salud pública”

Burocracia

Otros problemas a la hora de afrontar la pandemia tendrían que ver con la burocracia. El secretario de Salud y Servicios Humanos de EE.UU., Alex Azar, preside un comité que está técnicamente a cargo de implementar la Estrategia Nacional de Biodefensa del país, lo que incluye la coordinación de las agencias federales para el monitoreo, la prevención y la respuesta a las crisis como el nuevo virus. Sin embargo, una auditoría de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental realizada en febrero de 2020 descubrió que el Departamento de Salud no pudo reunir efectivamente los recursos del Gobierno federal, y que los representantes de varias agencias federales “expresaron renuencia” a reasignar recursos hacia una misión amplia y algo vaga donde “no hay procesos, roles o responsabilidades claras para la toma de decisiones conjunta”.

Asha George, exoficial de inteligencia del Ejército y directora ejecutiva de la Comisión Bipartidista de Biodefensa de EE.UU., explica en una entrevista a Task & Purpose que poner al Departamento de Salud a cargo de la Estrategia Nacional de Biodefensa “fue un error”, ya que “un departamento realmente no puede decirle a otro qué hacer”.

“Nunca ha funcionado históricamente en este país y esta vez no funcionó: la burocracia se interpuso en la implementación y ejecución de la Estrategia Nacional de Biodefensa, y ahora tenemos covid-19″, se lamentó.

Escasez de reservas y advertencias ignoradas

El hecho de que EE.UU. no estuviera preparado para la crisis no debería sorprender al Departamento de Salud. Una serie de ejercicios realizados entre enero y agosto de 2019 y denominados ‘Crimson Contagion’ (‘Contagio Carmesí’) simularon la propagación de un virus respiratorio desde China a la parte continental de EE.UU., que mataría a casi 586.000 estadounidenses y dejaría a unos 110 millones de infectados. Los resultados del ejercicio, divulgados por The New York Times en febrero, predijeron “confusión” y “caos burocrático” en la respuesta a la crisis, con fricciones entre los gobiernos de estados y el Gobierno federal, así como entre entes como el Departamento de Salud y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, sobre cuestiones que van desde la escasez de equipos hasta las pautas para el distanciamiento social.

 

La simulación reveló también la “incapacidad para reponer rápidamente ciertos suministros médicos, dado que gran parte del producto proviene del extranjero”, un fenómeno que EE.UU. está experimentando actualmente. De hecho, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, advirtió el jueves que, al ritmo actual, el estado solo cuenta con respiradores para seis días en su reserva.

“No teníamos suficiente en nuestras reservas estratégicas nacionales”, resalta George. “No consideramos la posibilidad de que China se vea tan afectada que no pueda fabricar los suministros de atención médica que utilizamos”, añade.

También puedes leer: 

Además, según informó recientemente The Washington Post, entre enero y febrero de este año, los servicios de inteligencia de EE.UU. advirtieron en varias ocasiones de la “grave amenaza” que suponía el covid-19, pero ni el presidente Donald Trump ni los legisladores les hicieron caso, por lo que no se tomaron medidas que pudieron haber frenado la propagación de la enfermedad.

Partidismo

Una serie de encuestas nacionales publicadas en las últimas semanas revelan que, si bien la ansiedad por la enfermedad está aumentando en ambos lados de la división partidista los demócratas expresan mucha más preocupación al respecto que los republicanos.

Las respuestas del Gobierno a la crisis siguen las mismas pistas. Con algunas excepciones importantes, especialmente Ohio, los estados con gobernadores republicanos han sido más lentos, o menos propensos, que los administrados por los demócratas a la hora de imponer restricciones a sus residentes. Según un estudio de la Universidad de Washington, los gobernadores republicanos introdujeron medidas restrictivas en sus estados en promedio 2,7 días más tarde. Hasta mediados de marzo, el propio Donald Trump minimizó el peligro de la enfermedad y exageró el “control” de EE.UU. sobre ella. Varios políticos republicanos incluso alentaron a sus electores a visitar bares y restaurantes cuando las autoridades instaban a lo contrario.

 “Cualquier desastre, pase lo que pase, revela nuestras vulnerabilidades“, sostiene Asha George. “EE.UU. no estaba nada preparado para un evento biológico como la propagación de covid-19”, asegura.
Fuente RT En Español
#3Abr

Leer Más

Nicolás Maduro aprobó 21.199 nuevas pensiones en Amor Mayor a través de la Plataforma Patria

Inició asignación del Bono 100% Amor Mayor por el Carnet de la ...

@CBSTinfo.- Nuestro Presidente Nicolás Maduro aprobó la entrega de 21.199 nuevas pensiones en Amor Mayor a través de la Plataforma Patria para mantener el 100% de atención a nuestros adultos y adultas mayores. Los nuevos pensionados y pensionadas se suman a los que vienen recibiendo esta pensión desde meses anteriores.

El registro para nuevas pensiones en Amor Mayor se realiza a través de la aplicación veQR en la tarjeta «100% Amor Mayor», mensualmente se incorporarán todas aquellas personas, que hayan formulado la solicitud, hayan cumplido efectivamente la edad para ser pensionados, estén registradas en la Plataforma Patria o tengan Carnet de la Patria y no reciban este pago a través del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS).

El pago correspondiente a cada mes se realizará durante los primeros cinco días, a través de nuestro sistema.

Leer Más

Médicos de la Patria comienzan a recibir 1 Petro vía Carnet de la Patria

 @CBSTinfo.- A partir de este miércoles inicia la entrega del Bono Especial para Médicos y Médicas de la Patria enviado por el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, el cual tendrá un monto de 1 Petro.

A través de la cuenta  de red social Twitter del @CarnetDLaPatria se dio a conocer que a través de la Plataforma Patria se hará la entrega de este beneficio a todos aquellos médicos como parte del reconocimiento y agradecimiento por el apoyo para desempeñar la noble labor de proteger la salud del pueblo venezolano en medio de la pandemia por el Covid-19 que azota a la humanidad.

  😷👍
 A quienes reciban este bono se les notificará a través de un mensaje enviado a través de la Plataforma Patria por el número 3532.
#1Petro

Leer Más

EE.UU recibe de Rusia ayuda humanitaria que no pudo introducir en Venezuela

EE UU: Las sanciones impuestas al régimen de Maduro exceptúan ...

Un avión ruso con equipo médico y de protección podría despegar rumbo a EE.UU. antes del final del día, dijo el portavoz presidencial del Kremlin, Dmitri Peskov..

Rusia enviará a Estados Unidos un avión con equipos médicos para ayudar a sus trabajadores de Sanidad en la lucha contra el coronavirus. Según lo anunció este martes el portavoz presidencial de Vladímir Putin, Dmitri Peskov, la aeronave podría despegar antes del final de esta jornada.

La asistencia de Moscú fue uno de los temas abordados en la conversación telefónica mantenida este lunes por el presidente ruso, Vladímir Putin, y su homólogo estadounidense, Donald Trump, explicó el vocero.

“En el contexto de la grave situación epidemiológica en Estados Unidos, la parte rusa ofreció asistencia en forma de equipo médico y equipo de protección”, recoge las palabras de Peskov la agencia RIA. “Trump aceptó esta ayuda humanitaria con agradecimiento“, agregó.

El representante del Kremlin subrayó que la decisión del Gobierno ruso de ofrecer ayuda a Washington nace de la esperanza de que “cuando los fabricantes estadounidenses de equipos y materiales médicos ganen impulso, también podrán corresponder si es necesario”.

El portavoz presidencial ruso añadió que Moscú también mantiene “interacción” con Pekín, subrayando que la crisis sanitaria actual “es de naturaleza global” y “afecta a todos sin excepción”, por lo que “no existe una alternativa a la actuación conjunta en un espíritu de asociación y de asistencia mutua”.

Colaboración de EE.UU. y “otros países”

El anuncio de Moscú se produce un día después de que Trump elogiara en una rueda de prensa a Rusia, China y “otros países” por enviar a territorio estadounidense equipamiento médico para minimizar la propagación de la pandemia de covid-19, si bien las autoridades rusas aún no habían anunciado nada al respecto.

En su comparecencia en la Casa Blanca, el mandatario norteamericano aseguró que su país mantiene “excelentes relaciones con muchos países” y destacó el papel de Rusia, que habría enviado “un avión muy, muy grande cargado con equipamiento médico”, gesto que calificó de “muy agradable”. No obstante, Trump no especificó de qué tipo de ayuda se trataba ni nombró a los demás países que, supuestamente, colaboran con EE.UU.

EE.UU. registra actualmente el mayor número de casos de coronavirus en el mundo, con más de 174.400 infecciones confirmadas este martes, según datos de la Universidad de Johns Hopkins. El propio Trump pronosticó este domingo que la tasa de mortalidad en el país podría alcanzar su cota máxima “dentro de dos semanas”.

Leer Más