Bachelet y las pruebas

#Opinión Consigne las pruebas, señora Bachelet por Pasqualina Curcio Curcio

CBST Noticias.- Se ha convertido en práctica habitual la politización e instrumentalización de los derechos humanos como excusa, por parte de EEUU, para invadir territorios y violentar soberanías. Mientras tanto, el Sistema de Naciones Unidas, con discursos ambiguos, sin fijar posición y exigir el respeto de la norma internacional ha sido complaciente al poderío imperial y a los intereses de los grandes capitales. Se ha prestado a la política de la guerra. De manera vergonzosa e ignominiosa se ha sumado a la mentira y a la manipulación. Ha sido cómplice.

La humanidad sigue esperando las pruebas de las armas de destrucción masiva en Irak, mentira que sirvió para justificar la invasión a ese país por parte de EEUU en 2003 ocasionando la muerte de más de un millón de personas.

Como humanidad también seguimos esperando las pruebas de las afirmaciones realizadas por la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, Navy Pally, quien el 25 de febrero de 2011 presentó un informe que abrió las puertas para la invasión militar en Libia con la excusa de una intervención humanitaria.

De manera irresponsable la Alta Comisionada Pally dijo: “Aunque los informes aún son irregulares y difíciles de verificar, una cosa es dolorosamente clara: en el descaro y la continua violación del derecho internacional, la represión en Libia de las manifestaciones pacíficas se está intensificando alarmantemente con los asesinatos masivos, los arrestos arbitrarios, la detención y la tortura de los manifestantes. Según algunas fuentesmiles pueden [sic] haber sido asesinados o heridos (…) Según varios informes, los combatientes extranjeros también cometieron asesinatos que, según informes, continúan siendo llevados al país y equipados con armas pequeñas y ligeras por parte del gobierno para reprimir las protestas.”[1]

Sin pruebas en mano, por el contrario consciente de la no verificación e irregularidad de la información, las palabras de Navy Pally dieron pie a la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 de fecha 03 de marzo de 2011, en la que se establece: “El Consejo de Derechos Humanos expresa profunda preocupación por la situación en la Jamahiriya Árabe Libia, y condena enérgicamente las recientes violaciones graves y sistemáticas de los derechos humanos cometidas en ese país, incluidos los ataques armados indiscriminados contra civiles, las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y la detención y tortura de manifestantes pacíficos, que en algunos casos pueden constituir también crímenes de lesa humanidad”[2]

Nos preguntamos: ¿en qué momento verificaron los informes? ¿Efectivamente fueron miles los asesinados y heridos? ¿Cuántos exactamente? ¿Verificaron las ejecuciones extrajudiciales, las detenciones arbitrarias y los casos de torturas? ¿Dónde están las pruebas de tan grave acusación que derivó en una guerra que aún persiste y que tiene hecha pedazos a Libia?

Resolvieron además en el Consejo de Derechos Humanos, violentando la soberanía de Libia: “Enviar, con urgencia, una comisión de investigación internacional independiente, que será nombrada por el Presidente del Consejo, encargado de investigar todas las presuntas violaciones de las normas internacionales de derechos humanos en la Jamahiriya Árabe Libia.”[3]

Las palabras de Pally y la Resolución A/HRC/RES/S-15/1 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU dieron paso a la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU de marzo de 2011 mediante la cual declararon una zona  de exclusión aérea en Libia y con ella la invasión militar por parte de la OTAN. Mientras tanto, a lo interno del país africano, un gobierno paralelo, denominado Consejo Nacional de Transición fue instaurado por parte de los factores políticos opositores al entonces presidente Gadafi.

La Alta Comisionada Michelle Bachelet, al mismo estilo que su antecesora Navy Pally, acaba de presentar el informe sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela. Repleto de imprecisiones, de información no verificada, ni verificable, de errores, omisiones y falsedades, el informe en cuestión adolece de la rigurosidad y la seriedad que exige la presentación de este tipo de documentos cuyas implicaciones coloca en riesgo la paz, no solo de Venezuela, sino de la América entera.

No ocuparemos estas líneas en resaltar la parcialidad del informe presentado por Bachelet al referir información proveniente solo de los factores políticos de oposición obviando datos oficiales y los informes de organizaciones como por ejemplo Fundalatin. Sobre este tema hay mucha tinta derramada. Mucho menos mostraremos la falta de rigurosidad metodológica en el levantamiento, procesamiento y análisis de la información. Sobre esto también se ha escrito.

Tampoco nos centraremos en sistematizar las contradicciones en las que incurre la Alta Comisionada al afirmar que en Venezuela no se garantizan los derechos humanos mientras que el propio Consejo de Derechos Humanos aprobó el Examen Periódico Universal presentado por el país y mientras la misma Naciones Unidas a través del PNUD acaba de calificar a Venezuela con un índice de desarrollo humano alto.

No confesaremos nuestra decepción por el hecho de que Bachelet no expresó su rechazo contundente a las amenazas de intervención militar por parte de EEUU, o porque no instó al cese inmediato del bloqueo económico, financiero y comercial contra el pueblo venezolano, o porque no reprochó los llamados al odio y a la violencia por parte de los factores políticos de la oposición que derivaron en acciones fascistas al punto de quemar vivos a seres humanos.

Mucho menos expresaremos nuestro asombro porque no repudió el intento de magnicidio contra el Presidente Nicolás Maduro en agosto de 2018, ni el del golpe de Estado en abril de 2019, o el intento de invasión en la frontera con Colombia el 23 de febrero de este año, o el intento de usurpación del cargo de Presidente de la República por parte del autoproclamado Juan Guaidó y sus intenciones de conformar un gobierno paralelo, o porque no se refirió al sabotaje al sistema eléctrico que dejó sin el servicio a todo el pueblo venezolano. Quizás son eventos tan obvios y notorios que consideró no incluirlos en el informe.

Ni siquiera mencionaremos nuestra sorpresa por el hecho de que la Alta Comisionada no haya citado el informe del Dr. Alfred De Zayas, relator independiente de naciones Unidas para un orden democrático y equitativo, quien luego de visitar Venezuela en 2017 presentó un informe en el que de manera detallada plantea la necesidad de reconocer la guerra económica, las medidas coercitivas unilaterales y el ataque a la moneda, como las causas determinantes de lo que, en lo económico y social, ocurre en el país.

También puedes leer: ¿Viste los diputados involucrados en el plan para matar a Freddy Bernal?

Nos detendremos si, en exigir a la Alta Comisionada la presentación de las pruebas y precisiones de todas y cada una de las graves acusaciones que hace en su informe. Pruebas que, por respeto, nos merecemos los venezolanos y la humanidad entera.

Concluye Bachelet que “…existen motivos razonables para creer que se han cometido graves violaciones de los derechos económicos y sociales, incluidos los derechos a la alimentación y la salud, en Venezuela. El Gobierno se negó a reconocer la magnitud de la crisis hasta hace poco y no adoptó las medidas apropiadas. Conforme se agudizaba la crisis económica, las autoridades empezaron a utilizar los programas sociales de forma discriminatoria, por motivos políticos, y como instrumento de control social.”

Le pediríamos que especifique cuáles son esos “motivos razonables” que la llevan a “creer” que se violan los derechos económico y sociales. ¿Con qué pruebas sustenta la afirmación que no se adoptaron medidas apropiadas? ¿Y cómo prueba que la supuesta discriminación en el otorgamiento de los programas sociales? Por ejemplo, cómo explica que se está discriminando por razones políticas la entrega de la Caja de alimentos CLAP y que solo se le entrega a seguidores del gobierno ¿quiere decir entonces que las 6 millones de familias que reciben la caja son chavistas?

¿O insinúa Bachelet que las 18 millones de personas carnetizadas en la Plataforma Patria también son todas chavistas y por ende el 100% de adultos mayores que reciben su pensión a través de dicho sistema también comulgan con la revolución bolivariana, así como los 6 millones de familias que reciben el bono “hogares de la Patria” y las 700.000 embarazadas que reciben el bono de parto humanizado y lactancia materna[4]?  Recordamos que en Venezuela somos 30 millones de personas.

Concluyó también en su informe que “Durante más de un decenio, Venezuela ha adoptado e implementado una serie de leyes, políticas y prácticas que han restringido el espacio democrático, debilitado las instituciones públicas y menoscabado la independencia del poder judicial.”

¿Dónde están las pruebas de tan delicada acusación? Es importante que especifique a cuáles leyes y políticas se refiere y que demuestre cómo se ha restringido el espacio democrático en un país en el que se han realizado 7 elecciones desde el 2013 con la participación de todos los factores políticos y el reconocimiento del triunfo de la oposición por parte del gobierno.

Es importante que explique por qué afirma que se ha restringido el espacio democrático en un país en el que según su propio informe las manifestaciones contra el Gobierno aumentaron en número e intensidad a partir de 2014: “se produjeron 9787 manifestaciones en 2017, 12715 en 2018 y 9715 entre el 1 de enero y 31 de mayo de 2019”.

O es que la Alta Comisionada se refiere a las prácticas de los factores de la oposición que se han caracterizado por ser cada vez menos democráticos, por ejemplo el intento de golpe de Estado del 30 de abril de 2019, o el llamado a la abstención electoral en los comicios presidenciales del 20 de mayo de 2018, o el intento de magnicidio recientemente abortado por los cuerpos de seguridad de Estado? Si es a esta actitud antidemocrática de la oposición a la que usted se refiere, merece la pena que lo especifique en su informe.

Continúa afirmando Bachelet: “Todo ello ha permitido al Gobierno cometer numerosas violaciones de los derechos humanos. Miles de personas, principalmente hombres jóvenes, han sido matadas en supuestos enfrentamientos con fuerzas estatales en los últimos años. Existen motivos razonables para creer que muchas de esas muertes constituyen ejecuciones extrajudiciales perpetradas por las fuerzas de seguridad, en particular las FAES. Estas violaciones requieren más investigación para determinar la pertinente responsabilidad del Estado y la responsabilidad penal individual.”

Muchas preguntas surgen al respecto, especialmente cuando se acusa al Gobierno de cometer “numerosas” violaciones de los derechos humanos. Las precisiones son indispensables en este apartado, así como los elementos probatorios.

La Alta Comisionada afirma que las autoridades han atacado a determinadas personas, que son miles las que han sido matadas en enfrentamientos con fuerzas estatales y que estas muertes son ejecuciones extrajudiciales. Presente las pruebas Señora Bachelet. Consigne la lista con los nombre de las miles de personas que han sido “matadas” por fuerzas estatales. Se trata de acusaciones muy delicadas que no deberían plantearse en términos imprecisos en un informe de este nivel.

Pero además, nos surge la duda de por qué emite un juicio a priori y acusa al gobierno cuando simultáneamente reconoce que se requieren investigaciones para determinar las responsabilidades. Luce contradictorio, y por lo tanto irresponsable.

Afirma Bachelet que: “El desvío de recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento en la infraestructura pública, así como la subinversión, han tenido como resultado violaciones al derecho a un nivel adecuado de vida, entre otros, debido al deterioro de servicios básicos como el transporte público y el acceso a electricidad, agua y gas natural”.

Consigne las pruebas, señora Bachelet, de que el desvío de los recursos, la corrupción y la falta de mantenimiento son las causas de la violación del derecho a un nivel adecuado de vida. No estamos negando en lo absoluto que haya corrupción en Venezuela, pero demuestre usted que es ésta y no la guerra económica, el ataque en más de 9 mil millones por ciento de la moneda desde 2013, el bloqueo financiero, y el sabotaje a los servicios públicos lo que explica su “deterioro”.

Dijo Bachelet que: “ha aumentado la mortalidad materna evitable, con un estimado 20 por ciento de los fallecimientos maternos aparentemente relacionados con abortos realizados en condiciones no seguras”. También dijo que: “La Encuesta Nacional de Hospitales (2019) constató que, entre noviembre 2018 y febrero 2019, 1.557 personas murieron debido a la falta de insumos en hospitales” y que las: “Violaciones al derecho a la salud son resultado del incumplimiento del Gobierno de sus obligaciones fundamentales, las cuales son irrenunciables, aún por motivos económicos. Las violaciones de las obligaciones fundamentales estuvieron vinculadas a una falta generalizada de disponibilidad de y acceso a fármacos y tratamientos esenciales, al deterioro de las condiciones en hospitales, clínicas y maternidades.”

Es importante que la Alta Comisionada demuestre lo dicho porque según la información que le fue suministrada por el gobierno, la mortalidad materna disminuyó 13,76 puntos entre 2016 y 2018. Por otra parte es necesario que presente las pruebas de las 1557 personas que murieron en los hospitales por falta de insumos. Como médica debe saber que las muertes no se estiman mediante encuestas, son hechos. Adicionalmente, aproveche y demuestre que la causa de la falta y disponibilidad de fármacos es debida al incumplimiento del gobierno y no al bloqueo financiero y embargo comercial que han dificultado la importación de medicamentos y material médico quirúrgico, así como insumos para su producción.

Insiste la Alta Comisionada en afirmar que: “El número de personas que se han visto obligadas a dejar Venezuela ha aumentado dramáticamente desde 2018, alcanzando más de 4 millones para el 6 de junio de 2019. Colombia acoge la mayor cantidad de personas, seguida por Perú, Chile, la Argentina, Ecuador y el Brasil.”

Señora Bachelet, demuestre que son más de 4 millones las personas que han dejado Venezuela. Le adelantamos que le será difícil si es que no quiere entrar en contradicción con las propias cifras de Naciones Unidas las cuales indican que en Colombia, Perú, Chile, Argentina y Brasil la tasa neta de migración es negativa, es decir, que en esos países son más las personas que han salido de las que han entrado. Por lo tanto, si de Venezuela se han ido más de 4 millones de personas hacia esos países, significa que de allí han salido muchas más de 4 millones. ¿Demuestre dónde están entonces esos supuestos más de 4 millones de venezolanos?

Por la paz de Venezuela y la de América, por respeto a la humanidad entera conviene una actitud seria y responsable. Conviene decir la verdad.

En espera de la consignación de las pruebas.

Atentamente.

Pasqualina Curcio Curcio

Leer Más

Siria Devastada

#Opinión Sanciones, insurgencia y bombardeos: Siria, todavía lejos de la paz

CBST Noticias.- Desde que a principios de este año Trump anunciase que tenía pensado salir de Siria, los medios se han ido poco a poco olvidando del país. ¿Todavía siguen en guerra? Es una pregunta cada vez más recurrente.

Sí, siguen en guerra, y Trump ni siquiera se ha ido; pero ha aceptado que no va a lograr derrocar el gobierno, así que ya no necesita de campañas para legitimar su apoyo a los grupos armados.

La guerra actualmente no es tan cruenta como hace años, pero en Idlib han muerto desde abril más de 1000 combatientes.

El daño ahora lo están provocando las sanciones que, sin apenas levantar el polvo, impone EE.UU. para asfixiar a la población siria, bajo la lógica del “si no ganamos nosotros, no gana nadie”.

Ni la insurgencia del Estado Islámico (ISIS) ha sido eliminada, ni Idlib es el único frente activo. ‘El Califato’ ha sido destruido, y no hay otro territorio tan beligerante como Idlib, pero la insurgencia en el desierto sigue costando controlarla, hay rebeldes en Afrín, Alepo y el Norte de Hama, y las Fuerzas Democráticas Sirias, serviles a los intereses de Estados Unidos y cualquiera que quiera meter el hocico –desde Francia hasta Israel, pasando por Arabia Saudí– controlan todo el noreste del país, participando en la campaña norteamericana para intentar reducir al mínimo el petróleo que tiene Damasco.

Turquía y Rusia han intentado negociar la pacificación del Gran Idlib representando a la oposición y el gobierno respectivamente en cuatro sesiones de negociaciones en Astana y Sochi, pero estos diálogos han demostrado ser un fracaso dinamitados siempre por Hayat Tahrir al-Sham (HTS); el grupo más fuerte de Idlib, heredero de al-Qaeda en Siria.

Para los rebeldes la guerra es algo más que una simple contienda por hacerse con el poder. La llevan al plano espiritual de la yihad y el esfuerzo. Para los rebeldes las únicas opciones son vencer o morir.

Tal es el grado de fanatismo de los más de 30.000 combatientes que se estima que hay, que muchos de ellos pertenecen a otras regiones de Siria porque al reconciliarse estas, ellos prefirieron seguir luchando en Idlib.

Hay todavía hoy unos pocos desubicados que afirman que Idlib es un bastión de resistencia y democracia. Nada más lejos de la realidad.

El poder de Idlib reside en el Consejo de la Shura, dominado por el Gobierno de Salvación, que es el brazo político de Hayat Tahrir al-Sham (HTS), el brazo de al-Qaeda en Siria, como así lo considera la ONU.

También puedes leer: Conoce los nombre de quienes fueron liberados por el TSJ

La ley en Idlib es la sharía, y su gobierno se dedica a financiar la yihad en Siria pero también a grupos terroristas en el exterior tales como Murabitūn, responsable del asesinato de tres españoles en África en 2009.

La única oposición que encuentran es la de grupos menores como Hurras ad-Din, tan moderados que se reivindican como la nueva al-Qaeda en Siria y piensan que deberían recuperar los ataques contra occidente.

Y aunque Turquía cuando negocia con Rusia para comprar nuevo armamento asegura querer acabar con la violencia en Siria, la realidad es que estos grupos terroristas no sobrevivirían sin la ayuda, a veces pasiva, otras directa, de los turcos.

Turquía lleva desde 2011 metiendo los morros en Siria, creando, apoyando y armando a los rebeldes, yihadistas de todo pelaje y organizaciones como Cascos Blancos.

En Ankara tienen mucho interés por mantener a la insurgencia yihadista de Siria, por lo que apoyan a todas las facciones que actualmente se han unido contra el gobierno sirio.

Ni siquiera los países que más fervientemente apoyaron a los mal llamados rebeldes moderados, están tan empeñados en mantenerlos vivos como lo está Turquía.

Con casi 4 millones de refugiados y una crisis social, económica y política que cuestiona el poder del AKP, Turquía debe dar pasos hacia la estabilidad.

Por eso no quiere que los rebeldes retrocedan, temiendo que el avance del ejército sirio provoque un éxodo de radicales y civiles hacia su frontera.

Para ello, no dudan en proteger a yihadistas internacionales, muchos de ellos de Asia Central, chechenos y chinos.

Tal es el descaro con el que Turquía apoya a los terroristas que, cuando uno de los principales mandos de HTS, Abu Mujahed al-Shami, sufrió un atentado en Idlib, lo enviaron a Turquía para ser tratado en un hospital.

Y mientras, mueren los civiles. En Idlib están muriendo civiles de ambos bandos, y eso es responsabilidad de quienes azuzan las cenizas de la guerra para que la llama nunca se apague.

De los 300 que han muerto en la última ola de violencia de Idlib que empezó hace casi tres meses, muchos han sido de zona rebelde, pero otros tantos, los más olvidados, vivían en zona gubernamental.

Explicar los conflictos en base a la dialéctica de los civiles muertos es, básicamente, explicar qué es una guerra y por qué siempre resultan tan terribles.

Unas guerras y un sufrimiento que no solo le interesan a yihadistas –para los que cuanto peor mejor– o turcos. Mientras la violencia no cesa en Idlib, desde el sur Israel continúa sus bombardeos contra territorio sirio, que ya suman cientos; tan constantes que han dejado de ser noticia. Bombardeos en los que también mueren civiles. Niños.

Pero de estos bombardeos y estas muertes apenas se informa, porque no los pueden instrumentalizar para su agenda los apologistas de la guerra que buscan intoxicar y mantener la presión sobre Siria para que el frente de Idlib nunca se pacifique.

En las costas el control de la situación tampoco parece total. Al hecho de que se esté impidiendo que lleguen a Siria los barcos iraníes que transportan petróleose le añaden recientes sabotajes que además de provocar una agudización de la crisis por falta de petróleo, amenazan con una catástrofe natural para las cosas sirias.

A finales de junio, alguien saboteó los oleoductos subacuáticos de la refinería siria de Baniyas, en Tartous, causando que el petróleo se esparciese por el mar y contaminase el entorno. De acuerdo al gobierno sirio, el sabotaje fue profesional, por lo que señalan la coordinación con fuerzas estatales externas que querían enviar un mensaje.

Se ha perdido el interés en Siria porque los planes para derrocar a su gobierno han fracasado y ya hay nuevos escenarios en los que operar: Venezuela e Irán. Pero la guerra sigue. Solo unos pocos desubicados pretenden vender la imagen irreal de Idlib.

Solo unos pocos desubicados pretenden hacernos creer que en el mayor feudo yihadista desde Afganistán, quedan grupos moderados y democráticos. Ahora la guerra entra en una nueva fase, dedicada a las sanciones que impidan que Siria prospere. Pero en Siria, la guerra sigue.

 

Por Alberto Rodríguez García

Leer Más

#Síguelo Opinión de muchos por Fidel Ernesto Vásquez

CBST Noticias.- No me vengan ahora con que en Venezuela hay un régimen que viola los derechos humanos porque murió Rafael Acosta.

Yo desconozco la forma en la cual ese sujeto falleció, desconozco la razón por la cual hace 10 años se separó de las FANB.

Lo que si conozco porque vi los videos y los videos son una evidencia clara de que este individuo tenía planes para asesinar al presidente Nicolás, al presidente de la ANC, Diosdado Cabello y crear una guerra en Venezuela, no era ni siquiera un movimiento que tenía planteamientos políticos allí solo se veía la vil intensión de asesinar y realizar actos de terrorismo.

Ahora salen todos los apátridas como Juan Guaidó (quien algún día debe pagar tanto daño que ha hecho), el Foro Penal, Globovisión, Venevisión, Televen, Luisa Ortega y toda la lista de asesinos, terroristas a denunciar que en Venezuela se violan los derechos humanos.

Como se llama todo el plan de asesinar y quemar el país que proponía este criminal? Que nombre se le da a este ser que pensaba colocar francotiradores que le volaran la cabeza a todo aquel que pasara por el Rincón del Taxista el denominado día D? El hombre que propuso atacar el Banco Central, tomar el SEBIN, trancar la ARC, la Panamericana, tumbar una antena de trasmisiones en El Fuerte Tiuna, una lista de acciones asesinas contra el pueblo venezolano.

También puedes leer: Entérate de lo que dijo Diosdado Cabello sobre caso Arévalo

Que clase de monstruo con semejantes idea podía ser ese individuo? Ahora será bandera para hablar de que en Venezuela se violan los derechos humanos? Para nada porque en lo personal no me importa lo que digan los fascistas, yo vi lo que este asesino quería hacerle a la Patria.

Bachelet y Almagro podrán decir lo que quieran y serán puras mentiras, que sean los entes competentes para eso quienes investiguen de que murió ese terrorista, que se conozca la verdad pero en lo personal el que tiene deseos de asesinar a un país entero tiene las posibilidades de caer en sus intentos criminales.

No vengan ahora a ponerlo como un mártir o un niño de pecho. Los terroristas ahora acusan al gobierno de Nicolás de genocida, habría que ser estúpido para darle mayor importancia a todas esas manipulaciones burdas.

LEALES SIEMPRE, TRAIDORES NUNCA!!

NOSOTROS VENCEREMOS!!!
Fidel Ernesto Vásquez

Leer Más

Del Magnicidio al Genocidio: Máxima expresión de la Miseria Humana

CBST Noticias .- En los dos últimos siglos se asesinó en América Latina y el Caribe a grandes figuras revolucionarias como Tupac-Katari, Sucre, Sandino, Torrijos, Gaítán y El Che; y sucedieron magnicidios en grado de frustración como los de Bolívar, Fidel, Correa, Evo y Ortega.

Pero un fallido magnicidio y un genocidio simultáneos como el del 4 de agosto de 2018 y el de este 24 de junio contra Maduro y centenares de sus compañeros de lucha, sólo pudo caber en mentes socavadas por la miseria humana.

Y es que Venezuela y el resto del mundo fueron sorprendidos el miércoles por el anuncio hecho por el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, sobre un nuevo y fallido golpe de Estado de la apátrida oposición venezolana, el segundo en menos de dos meses, como el que retendían asestar una legión de traidores, civiles y ex militares venezolanos, con apoyo de mercenarios yanquis, colombianos e israelíes, varios de los cuales ya fueron capturados.

Entre los objetivos del Magnicidio-Genocidio figuraban, además del Presidente, la Primera Combatiente, Cilia Flores; Diosdado Cabello, presidente de la ANC; el Protector del Táchira, Freddy Bernal; y 95 Generales de las FANB, quienes junto con el pueblo venezolano, la Milicia y la Policía Nacional Bolivariana conforman la columna vertebral de la resistencia al Golpe de Estado continuado que por más de 20 años que adelantan contra Venezuela el Imperio y sus lacayos.

Los planes de los golpistas incluía, además del bombardeo del Palacio Presidencial de Miraflores, el robo 146 fusiles y 140 mil cartuchos de ametralladoras, el asalto del BCV, la toma de la Base Aérea de La Carlota, el robo de un helicóptero para rescatar de la prisión al General Raúl Baduel para luego llevarlo a VTV y allí autoproclamarse Presidente de Venezuela, descartando así al “Autoproclamado” ya desechado por incapacidad por su amo Trump.

El desmantelamiento de esta conspiración desestabilizadora es un golpe demoledor, un triunfo de la Civilización sobre la Barbarie y el Fascismo nacional e internacional que una vez más vuelve a estrellarse contra la monolítica roca de la Revolución Bolivariana y el inédito y pacífico proyecto político e ideológico de Chávez, continuada por Maduro, su hijo político y heredero de su legado libertario.

Victoria que confirma que es invencible y que más que un dicho es un hecho que “El que se mete con Venezuela, Se Raya”.

 

Por Hernán Mena Cifuentes

Leer Más

Palestina

#Crónica La Palestina por Felix Roque Rivero

CBST Noticias.- Cuentan las escrituras no siempre tan sagradas, que al principio creo Dios el cielo y la tierra y así dispuso que Arasalem sería la tierra prometida a muchos, sin mezquindad como ha de ser entre hermanos.

El pueblo de Canaan paso más de 400 años de esclavitud a manos del Faraón; igual que aquellos, los palestinos viven esclavizados y esperan por el rayo celestial que derrita el cerco hiriente de las alambradas que dejan marcas en la piel.

Como en la antigüedad, los palestinos claman porque el Sol se detenga en Gabaon y que la Luna derrame sus lágrimas grises en el valle de Ailun.

Los profetas siguen orando por la justicia, la moral y la paz mientras en Palestina, los niños esperan el regreso de sus padres recluidos en mazmorras sin justicia y sin paz.

Mientras Jesús entró a Jerusalén a lomo de un manso borrico, en Palestina pasan en tropel los vándalos blindados disparando a granel.

Dónde se sentarán los ancianos Zacarías, si en cada banco caen bombas causando daños colaterales; cómo escapar del filo de la espada y del fuego que lo destruye todo.

Cómo hacer la práctica del bien si el mal como una plaga lo recubre todo; cómo amparar al huérfano y a la viuda desvalida si en Palestina no hay espacio para que el alma repose.

¡Oh! Palestina, cómo hacer para retroceder el tiempo e impedir que Herodes en su testamento te divida; cómo quisiera caminar por Samaria, Gaza, Judea, Belén, recorrer Galilea y pescar con Simón Pedro en su tranquilo mar, tomar un té en Cafarnaum y en Magdala danzar junto a la Maria que al final abrazo la Cruz.

¡Qué hermosa eres Palestina!, rubia como el trigo, morena tostada por el Sol, chamuscada tu faz, solitarios tus caminos repletos de colonos sediciosos que invaden y construyen en tus predios.

¡Alabaré tu nombre Palestina!, beberé de tu vid y con tu olivo ungiré tus heridas y saciaré tu sed; haremos una hoguera y juntos todos cantaremos de nuevo multiplicando los panes y los peces, celebrando la vida y no la paz de los sepulcros.

 

 

Felix Roque Rivero
Ureña, estado Tachira, Venezuela.

 

 

 

/publica #ServicioPúblico Si alguien conoce de su paradero por favor comunicarse con sus familiares #27Jun #NuevoDía Tu contribución puede ser importante

Leer Más