Clap Maduro

#Análisis La guerra imperial contra Venezuela apunta ahora hacia los CLAP

CBST Noticias.- Luego de ir eslabonando un largo historial de derrotas desde que iniciaran su brutal guerra económica y el bestial bloqueo financiero y comercial contra el pueblo venezolano, quienes manejan los hilos del poder desde la Casa Blanca ahora apuntan hacia los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), convertidos en un poderoso instrumento de organización social.

En el contexto de la que consideran la fase decisiva de su campaña para derrocar al gobierno del legítimo y constitucional presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, y exterminar todo vestigio de la Revolución Bolivariana, los genocidas de Washington han colocado su mira en este mecanismo, creado hace tres años precisamente para garantizar la alimentación a las familias de más bajos recursos, impedidas de acceder a los mismos debido a la “desaparición” de los productos de primera necesidad, como parte del macabro plan imperial para devolver a nuestro país a tiempos de vasallaje.

Guerra contra el pueblo

Ante esta nueva ola de agresiones contra Venezuela anunciada por el nefasto personaje, el jefe nacional de los CLAP, Freddy Bernal, recalcó que apunta a los sectores más humildes de nuestra población:

–“Sin duda que es una acción criminal directamente contra el pueblo, a diferencia de lo que dicen los opositores, que es contra altos funcionarios del chavismo. Esta acción reafirma lo que el presidente Nicolás Maduro y todo el liderazgo de la Revolución hemos venido exponiendo, que la guerra de los Estados Unidos es contra el pueblo, por su lealtad, por su constancia, ante una guerra criminal, que ahora pretende profundizar con un elemento que es de lesa humanidad, como lo es la alimentación de nuestra población”.

Bernal, prosiguió detallando que “las sancione de Estados Unidos contra el sistema de pago, que incluye transacciones financieras para comprar alimentos en distintos países”, contra las navieras, que transportan los alimentos desde México y otras naciones hacia Venezuela y las amenazas de declarar como incursos en actos inamistosos hacia Estados Unidos a quienes comercialicen alimentos con nuestra Patria, “…por supuesto que afectan los elementos de distribución en cuanto al tiempo, ya que de 12 navieras que trasladaban alimentos, se han reducido a dos, lo que implica mayor cantidad de viajes y un lapso mayor para la llegada de los productos”.

–“Otras navieras, deben salir directamente de México hacia Venezuela, sin pasar por otros puertos intermedios, para evitar ser sancionadas. ¿Cuál es el impacto directo sobre nuestro pueblo? Pues que al alargarse los tiempos de traslado, no se puede cumplir con exactitud el mandato del presidente Maduro, de entregar cada 15 días, es más, se afecta incluso la distribución inicial de un mes, por eso es que en algunos sectores, lamentablemente tarda más para que lleguen las cajas”, precisó.

Organización

Sin embargo, como suele suceder, la saña imperial no ha logrado doblar al pueblo, que ha encontrado formas para contrarrestar los ataques, de acuerdo con el Jefe Nacional de los CLAP:

–“Esto nos ha servido para profundizar en los mecanismos de organización y distribución logística y afinar las coordinaciones entre el Ministerio de Alimentación y los gobernadores y protectores en función de minimizar los tiempos y a pesar de estas dificultades, garantizar que el alimento siga llegando regularmente a los sectores humildes”, subrayó.

Freddy Bernal, también se refirió al aspecto de los costos:

–“Es importante señalar que una caja CLAP llegada a puerto está en un precio de dos mil soberanos, al cual se le suma el flete que se incorpora para cada estado y eso hace que varíen los precios según la distancia entre cada entidad o municipio del puerto de La Guaira o Puerto Cabello. En el mismo orden, es importante decirle al pueblo que, a pesar de que aun cobrándole ese flete, esos productos, a precios regulados llegan a 117 mil soberanos, pero si es a precio especulativo llegaría a 247 mil soberanos, lo que significa que independientemente de la guerra criminal, el presidente Nicolás Maduro y el Gobierno revolucionario, siguen haciendo un esfuerzo importante para garantizar alimentos frescos, de buena calidad y que lleguen a cada una de las 6 millones de familias priorizadas”.

Clap y milicia

Sin embargo, existe un elemento de vital importancia estratégica incorporado a este instrumento creado por el Gobierno legítimo y constitucional, que tal vez podría constituir otra de las razones por las cuales los genocidas de Washington apuntan en esa dirección:

–“Hoy, el CLAP, más allá de un mecanismo de distribución de alimentos, se ha transformado en una forma de organización social, de conciencia política, de movilización, de formación y de resistencia ante la guerra criminal”, explica Bernal. “Los CLAP, no solo permiten que llegue el alimento a cada familia priorizada, sino que ahora comienzan a incorporarse masivamente a la producción, que es el gran reto en este momento”.

Y hay algo más, que también puede preocupar a quienes pretenden inútilmente acabar con la Revolución Bolivariana:

–“Pero también es importante señalar, que en cada CLAP está incorporada la Milicia Nacional Bolivariana, por lo que se transforma en un instrumento de defensa del territorio. Por eso lo hemos dicho, CLAP y Milicia ahora conforman un binomio inseparable, que produce, autosustentable, que además con conciencia política defienden con lealtad los logros de la Revolución, la estabilidad del Gobierno revolucionario y la paz de los ciudadanos”, puntualizó.

Destruir los Clap

El pasado 23 de mayo, el Jefe de Estado alertó a la Nación y al mundo sobre este nuevo elemento de la guerra no convencional desatada por quienes desde la Casa Blanca pretenden apoderarse a cualquier costo de las incalculables riquezas de nuestros suelos:

«El imperialismo quiere destruir el CLAP de tu familia, de la comunidad», denunció, durante la inauguración de la I Feria de Innovación, Ciencia y Tecnología de la FANB 2019, desde el Círculo Militar, en Caracas.

“Tenemos que producir todo el alimento, toda la carne, toda la leche, en el país. Les garantizo al pueblo venezolano que llueva, truene o relampaguee ustedes tendrán sus CLAP”, añadió en ese momento.

Días más tarde, en un acto efectuado en un centro de empaquetado en el estado Vargas, se preguntó:

“¿Qué sería de Venezuela sin los CLAP? Tenemos que dar gracias a Dios por habernos dado esta idea y darle gracias por el bendito día en que nacieron los CLAP”.

El día previo, el denominado “enviado especial” designado para Venezuela por el engendro de la Casa Blanca, Donald Trump, Elliott Abrams, un sujeto con un voluminoso prontuario en materia de guerra sucia, anunció en una entrevista ofrecida a la agencia de noticias española EFE que el Gobierno de Estados Unidos no tiene “fecha anunciada, sobre las sanciones y las acusaciones (judiciales) que vendrán, pero este es un crimen real, porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles y mucho más vendrá”.

En la misma oportunidad, Abrams afirmó que “definitivamente” desde el Despacho Oval aplicarán más sanciones a través del Departamento del Tesoro, que afecten este mecanismo.

Oposición cómplice

Por su parte, el canciller de la República, Jorge Arreaza, denunció que la dirigencia opositora venezolana, a pesar de que mucha de su militancia también es beneficiada por este programa de alimentación, respalda abiertamente los ataques imperiales contra los CLAP:

“El bloqueo ilegal de la Administración Trump es tan perverso, que pretende afectar las capacidades y distribución de los CLAP, una política esencial para el pueblo venezolano. Desde la oposición golpista aplauden estas medidas contra su propio pueblo”, escribió en su cuenta en Twitter.

Rechazo

Las intenciones de los genocidas de Washington de impedir que los alimentos lleguen a los sectores más débiles de la población venezolana a través de este mecanismo, han generado absoluto rechazo entre los beneficiarios, como lo refleja el pronunciamiento de los integrantes del Estado Mayor del CLAP en El Paraíso, una parroquia caraqueña con nutrida militancia antichavista:

–“Este bloqueo criminal es netamente contra el pueblo venezolano”, expuso Carlos Sierra, quien es el jefe parroquial de los CLAP, en declaraciones recocidas por la Agencia Venezolana de Noticias(AVN). “No ha sido fácil, sin embargo, aquí estamos, resistiendo. Estos ataques nos hacen más fuertes y nos fortalecen el alma y el espíritu”, añadió.

Contra las adversidades, Sierra remarcó que “…estamos rompiendo el bloqueo y haciendo grades esfuerzos. Cada CLAP tiene proyecto, porque hemos decidido que debemos producir los rubros necesarios para combatir la guerra económica”.

En función de ello, en El Paraíso instalaron la primera panadería-escuela de Venezuela y próximamente inaugurarán una pescadería con similar formato. El Jefe del Estado Mayor del CLAP en dicha parroquia, dijo que están consolidando la formación de comunicadores, como parte de la organización política y productiva de las estructuras internas.

Origen

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), fueron anunciados por el presidente legítimo y constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, el 3 de abril de 2016, como una manera de contrarrestar la guerra económica desatada con fiereza por el imperialismo estadounidense y sus lacayos internos desde comienzos del año anterior.

“Los CLAP son una creación para aliviar la vida del pueblo y estabilizar la economía”, explicaría luego, el 12 de mayo de 2016, durante una reunión con integrantes de este nuevo sistema de distribución de alimentos, en el Salón Sol del Perú, del Palacio de Miraflores, detallando que con el mismo “se garantiza la distribución casa por casa de los productos alimenticios en todo el país”.

Con los CLAP estamos aprovechando cinco veces más los productos que están en el mercado venezolano, se logra optimizar la distribución de alimentos, hacerla humana”, agregó en esa oportunidad.

Fuente: Correo del Orinoco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.