Zulianos se rencuentran desde hoy con la patrona

CBST-INFO.AG.-

Equipo de corresponsales

Un día nublado y lluvioso fue el marco para la celebración de la bajada del retablo de la Virgen de La Chiquinquirá, o como es conocida Virgen Morena, en la celebración de los 308 años de su aparición y 75 años de su coronación canóniga. Pasadas las 5 pm, comenzó la celebración eucarística, oficiada por monseñor Carlos Cabeza, obispo de Punto Fijo, desde la Plazoleta de la Basílica de la Virgen.

El gobernador Omar Prieto y su esposa; el ministro de Turismo y Comercio, Félix Plascencia; y el alcalde de Maracaibo Willy Casanova, estuvieron presentes. Monseñor Cabeza, durante la homilía, dijo que La Chinita “baja entre nosotros para acompañarnos, para consolarnos, para sostenernos”. Señaló que la virgen baja para “compartir nuestros gozos y nuestras esperanzas”.

Luego de oficiada la misa, mil 279 cuatros, en manos de niños desde 6 años hasta adultos mayores, ofrecieron un concierto a La Chinita, entonando su himno y la melodía Ay mi Chinita.

El retablo de la Virgen del Rosario de Chiquinquirá descendió de su camerín, al son de las melodías interpretadas por los gaiteros Los Chiquinquireños.

Tres mantos. La imagen de La Chinita lucírá este año tres mantos, cada uno para las tres fechas importantes. Ayer lució uno color púrpura, que utilizan las altas personalidades de la iglesia, diseñado por José Alfredo Romero y confeccionado por Miriam Rodriguez.

El 18 de noviembre llevará uno blanco, bordado en pedrerías y flores de brillo, confeccionado por José Alfredo Romero, María Isabel González, Mazen Noueihed, María Angeline Gonzalez y Endry Rodriguez.

El regreso o día de la Aurora, llevará uno turquesa diseñado y confeccionado por Rafael Tapia con más de 3.000 piedras bordadas a mano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.