(+VIDEO) FINALMENTE HOY SE SIENTAN A NEGOCIAR LAS FARC Y EL GOBIERNO




Ricardo Téllez (FARC-EP): “Esta no es una mesa para la capitulación: es para dialogar y encontrar una salida a esta larga guerra que tanta sangre le ha costado al pueblo colombiano”.
Hoy se ha concretado otro hito fundamental en los intentos por la concreción de una paz en Colombia, que ponga fin a más de 50 años de conflicto armado. El Hotel Hurdal, a 80 kilómetros al norte de Oslo, Noruega, ha sido el escenario de encuentro para que los representantes del actual gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejército del Pueblo (FARC-EP), inicien los diálogos formales y vinculantes para llegar a acuerdos que permitan ofrecer claras señales en aras de poner fin a la violencia en ese país.

En la etapa inicial, de conversaciones entre las partes involucradas, se discutirá el tema agrario, según anunció el representante de Cuba, Carlos de Cossio, país que junto a Noruega sirve como mediador en este proceso.

En esta apertura formal de la mesa de negociación, que se ofreció a los medios de comunicación, Humberto de la Calle, jefe de la misión negociadora del gobierno, reconoció que las FARC-EP “ha cumplido rigurosamente sus compromisos” y agregó que “el gobierno también lo ha hecho pese a diversas complejidades logísticas superadas de manera eficiente con la ayuda de los países garantes”, declaró, refiriéndose a Cuba y Noruega.

También declaró que “ni el modelo económico, ni la doctrina militar, ni la inversión extranjera están en discusión. La mesa se limitará sólo a los temas que están en la agenda. Las ideas que quieran ventilar las FARC les corresponden y una vez acabe el conflicto tendrán que hacerlo sin armas” manifestó, agregando además que “las FARC una vez depongan las armas, una vez se firme el acuerdo final que termina el conflicto, hará política como organización. Pero esa no es la materia de discusión de esta mesa”.

Otro señalamiento que hizo el representante del gobierno colombiano tuvo que ver con la reparación de daños a las víctimas, donde apuntó que las FARC “tendrán que darle la cara a las víctimas”.

Por su parte, Iván Márquez, segundo al mando de las FARC-EP y jefe de la delegación de negociadores, salió al paso sobre las declaraciones de De la Calle sobre la reparación de las víctimas, al señalar que “quienes deben confesar la verdad y reparar a las víctimas son los victimarios, escudados en la institucionalidad”.

También agregó el guerrillero que “una paz que no aborde la solución de los problemas políticos y sociales (…) equivaldría a sembrar de quimeras el suelo de Colombia”, y agregó que “sinceramente queremos la paz (…), pero la paz no significa el silencio de los fusiles, sino la transformación del Estado. La paz no es la simple desmovilización”, recalcó.

Otro de los miembros de la delegación de los insurgentes, Ricardo Téllez, aclaró que “esta no es una mesa para la capitulación: es para dialogar y encontrar una salida a esta larga guerra que tanta sangre le ha costado al pueblo colombiano”.

La segunda fase, luego de estas conversaciones entre las partes en tierras nórdicas, será en La Habana, donde la mesa de nuevo estará dispuesta el 15 de noviembre a fin de continuar con las negociaciones y concretar el llamado “Acuerdo general para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera”.

Los Comentarios están cerrados.