Trabajadores de General Motors denuncian simplificación de la producción

general-motor

CBSTinfo.- Valencia, 25 Nov. AVN.- Al menos 7.000 vehículos ha dejado de producir este año General Motors de Venezuela al incurrir en lo que sus trabajadores han denunciado como un sabotaje y  simplificación de la producción.

En lo que va de 2016, esa ensambladora de vehículos no ha producido ni una sola unidad, pues la decisión del patrono ha sido “vender por parte los vehículos que se deberían ensamblar (en el país)”.

La denuncia la hizo este viernes el secretario general del Sindicato de Trabajadores, Adán Tortolero, quien explicó a la Agencia Venezolana de Noticias (AVN) que esta práctica irregular consiste en sacar al público todo el material que llega para ensamblaje y comercializarlo como repuestos o autopartes, lo que evita la producción de automóviles e incrementa las ganancias de la compañía.

“No se produce el carro, pero lo venden desarmado. Ahora estamos vendiendo 30.000 kits de puertas, 30.000 techos, 30.000 capó, estamos superando la venta de vehículos”, informó.

El dirigente sindical detalló que en 2013 General Motors produjo 29.884 vehículos con 3.600 obreros en tres turnos de trabajo. En 2014 bajaron esa producción a 5.810 automóviles (solo camionetas y camiones) con un solo turno de trabajo, es decir, unos 400 trabajadores. Ya para 2015, con la misma cantidad de obreros se ensamblaron 5.163 unidades.

“En una inspección que se hizo a la empresa por parte de la Inspectoría del Trabajo se determinó que cuando produjo 5.810 unidades obtuvo una mayor ganancia que cuando producía 29.884, ya que dejaron de ensamblar las unidades pequeñas o familiares como Spark, Aveo, Optra y Cruze ,y sacaban camionetas y camiones, que son más caros”, señaló.

Tortolero dijo que, en la actualidad, los concesionarios Chevrolet están premiando a sus trabajadores por vender repuestos en grandes cantidades. Sin embargo, incrementan los costos semanalmente.

“A inicios de este año un kit de correa de tiempo costaba unos 20.000 bolívares, ahora se vende en 70.000 bolívares. Lo que la empresa está haciendo es una simplificación de producción. No ensambla el vehículo, pero todo el material que llega para ensamblaje lo venden por partes, en repuestos”, insistió.

Trabajadores afectados

La situación no sólo afecta a la población sino también a la masa obrera de General Motors , ya que al no haber producción, los trabajadores sólo están recibiendo el pago de salario mínimo, y no gozan de los beneficios establecidos en la convención colectiva, tales como dotación de uniformes, fiesta del trabajador, contribución de deporte, rifa de vehículo, fiesta navideña y de fin de año, bono nocturno, plan vacacional, fiesta infantil, entre otros.

El secretario general del Sindicato señaló que unos 2.400 trabajadores venezolanos se ven afectados por esta práctica en la que incurre la transnacional de vehículos.

Destacó que aunque la empresa alega que ha paralizado la producción de vehículos por una supuesta falta de devisas,la clase obrera no cree que esta sea la verdadera causa de la la paralización de las labores de ensamblaje.

“Es contradictorio porque, si no tienen divisas, cómo traen la cantidad de autopartes para venderlas”, cuestionó Tortolero, al tiempo que denunció que la corporación está ofreciendo “cajitas felices” de 3.500 dólares a los trabajadores para que renuncien.

La masa obrera de General Motors prevé realizar una protesta este lunes 28, frente a las instalaciones de la planta, ubicada en la zona industrial de Valencia, estado Carabobo, que tiene como finalidad denunciar esta situación que atenta contra sus derechos laborales y la economía del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *