Cultura venezolana continuará brillando en el Bolívar Hall de Londres

Caracas, 17 Jul. CBST-INFO.AG.- Con una obra de teatro, un concierto de música tradicional y un taller, Venezuela continuará mostrando al público del Centro Cultural Bolívar Hall de Londres, en Inglaterra, parte de lo que es su cultura, dentro de una programación especial que se extenderá hasta agosto próximo.

Una nota de la embajada de Venezuela ante el Reino Unido reseña que el 23 de julio se presentará la obra Manuelita, un monólogo interpretado por la actriz venezolano-británica Tamsin Clarke, que exalta la vida de Manuela Sáenz, conocida como la Libertadora del Libertador Simón Bolívar, oriunda de Quito, Ecuador, quien ejerció un rol fundamental en las luchas independentistas de América Latina.

Para el 6 de agosto está previsto que el maraquero Manuel Alejadro Rangel y el cuatrista Leonidas Rondón interpreten el concierto Maraca Fusión.

En la primera semana de agosto Rangel dictará, además, en el mismo espacio cultural, un taller sobre el instrumento musical de las maracas.

El Bolívar Hall de Londres, adscrito a la embajada de Venezuela ante el Reino Unido, ha llevado un completo repertorio musical para mostrar el talento venezolano.

La más reciente presentación se efectuó este 16 de julio con el conciertoVenezuela: Voz y Paisaje, de la cantante y músico venezolana Luzmira Zerpa.

El 9 de julio pasado la agrupación Los Músicos del Calvario fue ovacionada por el público en Londres, que disfrutó de una magistral interpretación de la tradición venezolana y barroca que incluyó composiciones nacionalistas como el vals criollo Natalia & Carora, de Antonio Lauro, y las tonadas Sabana y Arbolito Sabanero, de Simón Día.

Esta agrupación está integrada por el oboísta y director de orquesta Jaime Martínez, el joven intérprete de guitarra clásica Humberto de Lucía y el percusionista y experto maraquero Juan Andrés Martínez Peñuela.

AVN

Leer Más

¿QUE ES EL GALERÓN?

el galeron

CBST-INFO.AG.- Entre los distintos cantos utilizados en el Oriente venezolano para los velorios de Cruz de Mayo, no cabe duda de que el galerón es, en la actualidad, el más extendido. Su popularidad trasciende los actos estrictamente devocionales, para convertirse en sí mismo en el principal atractivo de festivales o veladas musicales. Lo que ejerce mayor encanto entre quienes asisten a un evento de galerón es la capacidad de los galeronistas para improvisar sobre los más variados temas en versificación de décima espinela. Y cuando el galerón se vuelca al careo entre los cantores –conocido localmente como porfía o picón– estamos en el momento de mayor expectativa de la audiencia, ante las ocurrencias y embates verbales que en mordaz, pero sana competencia, se propinan los galeronistas

Aún cuando está ampliamente extendido en la geografía nacional, el galerón tiene una fuerte influencia en la región oriental del país, donde se alterna con la fulía en los Velorios de Cruz.

Al ritmo de la bandolina oriental, el bandolín, el cuatro y la guitarra, se deja escuchar el canto del galerón, una de las manifestaciones más importantes de la cultura popular venezolana. Su eje de influencia se extiende principalmente por la región oriental del país, donde se hace presente en ofrecimiento a la Cruz del Cielo, la Virgen del Valle o cualquier otro santo de devoción.

Según los investigadores, el término galerón data de 1625, cuando el rey español Felipe IV ordenó la celebración de una fiesta en todos sus reinos por la llegada de la armada de los galeones a Cádiz. Además de las corrientes musicales venezolanas, se ha determinado que el galerón también ha influido en géneros caribeños como el Punto Guajiro de Cuba, la Bamba mexicana, el Torbellino de Colombia y la Mejorana de Panamá.

Ya sea en la isla de Margarita, Mérida, Táchira, Lara o Cojedes, el cantador del galerón utiliza la décima o espinela como forma poética de la estrofa, la cual puede versar sobre historia, biología, amores, astronomía y, generalmente, sobre la veneración profesada a lo divino; según sea su ubicación geográfica variará de un estado a otro en el ritmo, la forma de canto y la incorporación del baile. Respecto a este último elemento, es de resaltar que la danza que acompaña en algunas regiones el canto del galerón se caracteriza por “movimientos galantes que se acentúan agitando un pañuelo, mientras el hombre zapatea y realiza una especie de persecución a la mujer”

Cabe destacar que cuando el galerón era entonado para acompañar el Velorio de Cruz, no se bailaba; solo se improvisaba fuera o dentro de las casas ante un altar realzado con una cruz vistosamente adornada para la ocasión.

El ritual del canto del galerón

Desde las 8 de la noche hasta la 6 de la mañana aproximadamente se reúnen los cantadores y músicos para festejar al ritmo del canto del galerón. Para iniciar el canto, los instrumentistas realizan un preludio a partir del cual el cantador inicia su improvisación sobre el tema de su preferencia, jugando con su creatividad y su tesitura para intentar desprestigiar a su oponente contrapunteador.

Una vez iniciada la contienda, el cuatro y la guitarra rasguean y puntean, mientras que el bandolín hace interludios, generalmente en los tonos La-Re-La-Mi o La-Re-La-Re.

La disputa cantada que se crea en torno a los temas de actualidad y acontecimientos cotidianos han hecho del galerón una tradición fuertemente arraigada para el venezolano.

Leer Más