La Casa Blanca cambia su estrategia sobre Venezuela (Investigación Periodística)

Resultado de imagen para casa blanca

@CBSTinfo.- Como consecuencia del firme apoyo de Rusia y Cuba a Nicolás Maduro, y de la división de los grupos opositores, EEUU ha modificado su estrategia hacia Venezuela. Ya no baraja entre sus planes el uso de la fuerza. Ahora sólo reclama un proceso negociador entre las dos partes enfrentadas con el objetivo de renovar la Presidencia y el Parlamento.

Aunque ocupa apenas tres párrafos, el comunicado del Departamento de Estado de EEUU, difundido el 9 de enero, indica a las claras un importante cambio de rumbo, no por lo que pone sino por lo que omite. No dice que tiene todas las opciones sobre la mesa. Tampoco exige la salida inmediata ni previa de Maduro como condición imprescindible para abordar los cambios necesarios. Eso representa una circunstancia muy destacable en términos diplomáticos y políticos.

El documento, firmado por el secretario norteamericano de Estado, Michael R. Pompeo, sostiene que “una transición negociada rápida a la democracia es la ruta más efectiva y sostenible hacia la paz y la prosperidad en Venezuela”. Añade Pompeo que “las negociaciones podrían abrir el camino de la crisis a través de un gobierno de transición que organizará elecciones libres y justas“.El proyecto de Pompeo fija una hoja de ruta para que los dos comicios se celebren a finales de este año recién nacido. Para ello reclama una nueva e independiente Comisión Nacional Electoral, elegida por la Asamblea Nacional (Parlamento), tal y como estipula la Constitución, para controlar el proceso electoral.

Otros dos requisitos citados por Washington serían la renovación del Tribunal Supremo de Justicia, el máximo órgano del sistema judicial venezolano, así como el acceso ilimitado a medios de comunicación, telecomunicaciones, internet y espacios en radio y televisión de todos los candidatos, partidos y electorado.

Pompeo quiere unos comicios abiertos a todos los partidos y candidatos, lo que aparentemente incluiría a los chavistas del Partido Socialista Unificado de Venezuela (PSUV), pero eso resulta especialmente complicado pues las cuatro formaciones opositoras más importantes están proscritas y sus principales líderes, inhabilitados.Esto se refiere a:

  • Primero Unidad, partido del excandidato presidencial y exgobernador de Miranda, Henrique Capriles, condenado a 15 años de inhabilitación por corrupción por la Contraloría General de la República;
  • Voluntad Popular, el partido que dirige Leopoldo López, actualmente acogido-refugiado en la Embajada de España en Caracas;
  • Un Nuevo Tiempo;
  • Acción Democrática.

Los tres primeros forman parte de la principal coalición opositora, Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

El cambio táctico resulta muy significativo pues durante meses el Gobierno de Donald Trump insistió en que “todas las opciones estaban sobre la mesa” en relación con la crisis en Venezuela. Eso significaba que incluía la opción militar, es decir, un escenario con invasión de tropas terrestres y operaciones especiales.

A principios del mes de diciembre pasado, el propio Pompeo dejó entrever que el Ejecutivo estadounidense ya no barajaba la posibilidad de enviar a los marines, aunque no llegó a decirlo claramente. En vez de la opción militar, el secretario de Estado hizo entonces mención a las sanciones económicas decretadas por EEUU contra la industria petrolera venezolana.La idea de aplicar nuevas sanciones es la que toma más fuerza y particularmente contra otros políticos, por ejemplo, contra Luis Parra, un diputado de Primero Justicia que se pasó al oficialismo y se autoproclamó presidente de la Asamblea Nacionaldesautorizando sin éxito al líder del Legislativo, Juan Guaidó.

Estados Unidos había pedido a Maduro desde enero de 2019 que dejara el país, y en abril de ese año Pompeo había dicho, tras un levantamiento militar sofocado, que el líder venezolano tenía un avión listo para huir a Cuba.

El brusco giro dado por la Casa Blanca es consecuencia de un grave fallo de cálculo político. El enviado especial de EEUU para Venezuela, Elliott Abrams, reconoció a la prensa que su país subestimó el respaldo de Rusia y de Cuba a Maduro, lo que fue a la postre un error garrafal. Moscú y La Habana “son los dos pilares de apoyo al régimen y, sin ellos, [Maduro] no estaría en el poder”, dijo el veterano representante diplomático norteamericano, quien se siente evidentemente “frustrado” por la actual situación de la crisis que atraviesa la nación caribeña.

Estados Unidos ve que transcurrió 2019 y Maduro sigue en el Palacio de Miraflores, y quizá busca cambiar su caja de herramientas (sanciones, amenazas, bloqueos, cerco diplomático y político) por una nueva que ponga rumbo hacia una solución negociada. A Trump le gustaría que fuera este año para mostrarla como un logro de cara a su reelección en noviembre.

“Tampoco es descartable que busque empujar a Maduro hacia la disyuntiva de hacer concesiones o encarar mayor peligro. En fin, parece que alguien en Washington relee a Kissinger”, sostiene un experimentado periodista venezolano.

No obstante, las negociaciones de las que habla el Departamento de Estado suenan en estos momentos a meras ilusiones, porque el proceso de diálogo abierto a través de los mediadores noruegos está suspendido desde hace semanas. Hace un par de días, el propio Guaidó informó a la opinión pública nacional e internacional de que llegaba a Caracas una comisión del Reino de Noruega, pero añadió que no iban “a participar en ninguna reunión”, sobre todo después de los incidentes ocurridos el 5 de enero, cuando un grupo de soldados y policías le impidió entrar en el edificio de la Asamblea Nacional para ser reelegido un año más en el cargo.

Tras su vano intento, Guaidó organizó una sesión inédita en el diario El Nacional, donde fue ratificado por 100 diputados opositores de los 167 con que cuenta la Cámara.Otra razón para el cambio de opinión de Pompeo radicaría en las grandes diferencias políticas y personales existentes entre la oposición venezolana. No aprendieron de los errores de antaño y su unidad se resquebraja. Guaidó, que no ha conseguido mucho en este último año como “presidente encargado” de Venezuela, está cada vez más enfrentado a los sectores radicales de la oposición que favorecen el uso de la fuerza militar para echar a Maduro del poder.

El choque más sonado contra Guaidó lo ha protagonizado María Corina Machado. La mediática coordinadora del movimiento Vente Venezuela ya denunció que la dirección de la Asamblea Nacional está “infiltrada” y que lleva al país a “falsos diálogos” y a “cohabitaciones criminales”. La intransigente pero popular María Corina Machado ha declarado, por activa y por pasiva, que Maduro “sólo cede ante la fuerza” y propone una acción conjunta internacional, mientras que Guaidó considera, hasta ahora, que ese camino no tiene sentido, pues es muy peligroso y arriesgado.

Leer Más

Clap Maduro

#Análisis La guerra imperial contra Venezuela apunta ahora hacia los CLAP

CBST Noticias.- Luego de ir eslabonando un largo historial de derrotas desde que iniciaran su brutal guerra económica y el bestial bloqueo financiero y comercial contra el pueblo venezolano, quienes manejan los hilos del poder desde la Casa Blanca ahora apuntan hacia los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), convertidos en un poderoso instrumento de organización social.

En el contexto de la que consideran la fase decisiva de su campaña para derrocar al gobierno del legítimo y constitucional presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, y exterminar todo vestigio de la Revolución Bolivariana, los genocidas de Washington han colocado su mira en este mecanismo, creado hace tres años precisamente para garantizar la alimentación a las familias de más bajos recursos, impedidas de acceder a los mismos debido a la “desaparición” de los productos de primera necesidad, como parte del macabro plan imperial para devolver a nuestro país a tiempos de vasallaje.

Guerra contra el pueblo

Ante esta nueva ola de agresiones contra Venezuela anunciada por el nefasto personaje, el jefe nacional de los CLAP, Freddy Bernal, recalcó que apunta a los sectores más humildes de nuestra población:

–“Sin duda que es una acción criminal directamente contra el pueblo, a diferencia de lo que dicen los opositores, que es contra altos funcionarios del chavismo. Esta acción reafirma lo que el presidente Nicolás Maduro y todo el liderazgo de la Revolución hemos venido exponiendo, que la guerra de los Estados Unidos es contra el pueblo, por su lealtad, por su constancia, ante una guerra criminal, que ahora pretende profundizar con un elemento que es de lesa humanidad, como lo es la alimentación de nuestra población”.

Bernal, prosiguió detallando que “las sancione de Estados Unidos contra el sistema de pago, que incluye transacciones financieras para comprar alimentos en distintos países”, contra las navieras, que transportan los alimentos desde México y otras naciones hacia Venezuela y las amenazas de declarar como incursos en actos inamistosos hacia Estados Unidos a quienes comercialicen alimentos con nuestra Patria, “…por supuesto que afectan los elementos de distribución en cuanto al tiempo, ya que de 12 navieras que trasladaban alimentos, se han reducido a dos, lo que implica mayor cantidad de viajes y un lapso mayor para la llegada de los productos”.

–“Otras navieras, deben salir directamente de México hacia Venezuela, sin pasar por otros puertos intermedios, para evitar ser sancionadas. ¿Cuál es el impacto directo sobre nuestro pueblo? Pues que al alargarse los tiempos de traslado, no se puede cumplir con exactitud el mandato del presidente Maduro, de entregar cada 15 días, es más, se afecta incluso la distribución inicial de un mes, por eso es que en algunos sectores, lamentablemente tarda más para que lleguen las cajas”, precisó.

Organización

Sin embargo, como suele suceder, la saña imperial no ha logrado doblar al pueblo, que ha encontrado formas para contrarrestar los ataques, de acuerdo con el Jefe Nacional de los CLAP:

–“Esto nos ha servido para profundizar en los mecanismos de organización y distribución logística y afinar las coordinaciones entre el Ministerio de Alimentación y los gobernadores y protectores en función de minimizar los tiempos y a pesar de estas dificultades, garantizar que el alimento siga llegando regularmente a los sectores humildes”, subrayó.

Freddy Bernal, también se refirió al aspecto de los costos:

–“Es importante señalar que una caja CLAP llegada a puerto está en un precio de dos mil soberanos, al cual se le suma el flete que se incorpora para cada estado y eso hace que varíen los precios según la distancia entre cada entidad o municipio del puerto de La Guaira o Puerto Cabello. En el mismo orden, es importante decirle al pueblo que, a pesar de que aun cobrándole ese flete, esos productos, a precios regulados llegan a 117 mil soberanos, pero si es a precio especulativo llegaría a 247 mil soberanos, lo que significa que independientemente de la guerra criminal, el presidente Nicolás Maduro y el Gobierno revolucionario, siguen haciendo un esfuerzo importante para garantizar alimentos frescos, de buena calidad y que lleguen a cada una de las 6 millones de familias priorizadas”.

Clap y milicia

Sin embargo, existe un elemento de vital importancia estratégica incorporado a este instrumento creado por el Gobierno legítimo y constitucional, que tal vez podría constituir otra de las razones por las cuales los genocidas de Washington apuntan en esa dirección:

–“Hoy, el CLAP, más allá de un mecanismo de distribución de alimentos, se ha transformado en una forma de organización social, de conciencia política, de movilización, de formación y de resistencia ante la guerra criminal”, explica Bernal. “Los CLAP, no solo permiten que llegue el alimento a cada familia priorizada, sino que ahora comienzan a incorporarse masivamente a la producción, que es el gran reto en este momento”.

Y hay algo más, que también puede preocupar a quienes pretenden inútilmente acabar con la Revolución Bolivariana:

–“Pero también es importante señalar, que en cada CLAP está incorporada la Milicia Nacional Bolivariana, por lo que se transforma en un instrumento de defensa del territorio. Por eso lo hemos dicho, CLAP y Milicia ahora conforman un binomio inseparable, que produce, autosustentable, que además con conciencia política defienden con lealtad los logros de la Revolución, la estabilidad del Gobierno revolucionario y la paz de los ciudadanos”, puntualizó.

Destruir los Clap

El pasado 23 de mayo, el Jefe de Estado alertó a la Nación y al mundo sobre este nuevo elemento de la guerra no convencional desatada por quienes desde la Casa Blanca pretenden apoderarse a cualquier costo de las incalculables riquezas de nuestros suelos:

«El imperialismo quiere destruir el CLAP de tu familia, de la comunidad», denunció, durante la inauguración de la I Feria de Innovación, Ciencia y Tecnología de la FANB 2019, desde el Círculo Militar, en Caracas.

“Tenemos que producir todo el alimento, toda la carne, toda la leche, en el país. Les garantizo al pueblo venezolano que llueva, truene o relampaguee ustedes tendrán sus CLAP”, añadió en ese momento.

Días más tarde, en un acto efectuado en un centro de empaquetado en el estado Vargas, se preguntó:

“¿Qué sería de Venezuela sin los CLAP? Tenemos que dar gracias a Dios por habernos dado esta idea y darle gracias por el bendito día en que nacieron los CLAP”.

El día previo, el denominado “enviado especial” designado para Venezuela por el engendro de la Casa Blanca, Donald Trump, Elliott Abrams, un sujeto con un voluminoso prontuario en materia de guerra sucia, anunció en una entrevista ofrecida a la agencia de noticias española EFE que el Gobierno de Estados Unidos no tiene “fecha anunciada, sobre las sanciones y las acusaciones (judiciales) que vendrán, pero este es un crimen real, porque es lo que los venezolanos más pobres necesitan para sobrevivir. Ellos saben que este programa está corrupto, nosotros lo sabemos y estamos investigando los detalles y mucho más vendrá”.

En la misma oportunidad, Abrams afirmó que “definitivamente” desde el Despacho Oval aplicarán más sanciones a través del Departamento del Tesoro, que afecten este mecanismo.

Oposición cómplice

Por su parte, el canciller de la República, Jorge Arreaza, denunció que la dirigencia opositora venezolana, a pesar de que mucha de su militancia también es beneficiada por este programa de alimentación, respalda abiertamente los ataques imperiales contra los CLAP:

“El bloqueo ilegal de la Administración Trump es tan perverso, que pretende afectar las capacidades y distribución de los CLAP, una política esencial para el pueblo venezolano. Desde la oposición golpista aplauden estas medidas contra su propio pueblo”, escribió en su cuenta en Twitter.

Rechazo

Las intenciones de los genocidas de Washington de impedir que los alimentos lleguen a los sectores más débiles de la población venezolana a través de este mecanismo, han generado absoluto rechazo entre los beneficiarios, como lo refleja el pronunciamiento de los integrantes del Estado Mayor del CLAP en El Paraíso, una parroquia caraqueña con nutrida militancia antichavista:

–“Este bloqueo criminal es netamente contra el pueblo venezolano”, expuso Carlos Sierra, quien es el jefe parroquial de los CLAP, en declaraciones recocidas por la Agencia Venezolana de Noticias(AVN). “No ha sido fácil, sin embargo, aquí estamos, resistiendo. Estos ataques nos hacen más fuertes y nos fortalecen el alma y el espíritu”, añadió.

Contra las adversidades, Sierra remarcó que “…estamos rompiendo el bloqueo y haciendo grades esfuerzos. Cada CLAP tiene proyecto, porque hemos decidido que debemos producir los rubros necesarios para combatir la guerra económica”.

En función de ello, en El Paraíso instalaron la primera panadería-escuela de Venezuela y próximamente inaugurarán una pescadería con similar formato. El Jefe del Estado Mayor del CLAP en dicha parroquia, dijo que están consolidando la formación de comunicadores, como parte de la organización política y productiva de las estructuras internas.

Origen

Los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), fueron anunciados por el presidente legítimo y constitucional de la República, Nicolás Maduro Moros, el 3 de abril de 2016, como una manera de contrarrestar la guerra económica desatada con fiereza por el imperialismo estadounidense y sus lacayos internos desde comienzos del año anterior.

“Los CLAP son una creación para aliviar la vida del pueblo y estabilizar la economía”, explicaría luego, el 12 de mayo de 2016, durante una reunión con integrantes de este nuevo sistema de distribución de alimentos, en el Salón Sol del Perú, del Palacio de Miraflores, detallando que con el mismo “se garantiza la distribución casa por casa de los productos alimenticios en todo el país”.

Con los CLAP estamos aprovechando cinco veces más los productos que están en el mercado venezolano, se logra optimizar la distribución de alimentos, hacerla humana”, agregó en esa oportunidad.

Fuente: Correo del Orinoco

Leer Más

Cajas clap

¿Ayuda humanitaria? La Casa Blanca prepara sanciones contra los Clap

CBST Noticias.- El gobierno de los Estados Unidos está preparando sanciones contra funcionarios venezolanos encargados de administrar los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), el programa de ayuda alimentaria bajo subsidio del Estado comandado por el presidente Nicolás Maduro, dijeron fuentes anónimas familiarizadas con el asunto a Reuters.

“Washington tomaría estas acciones dentro de los próximos tres meses como parte de los esfuerzos del Gobierno del presidente Donald Trump para reducir el flujo de efectivo a Maduro y sus leales, dijeron el martes dos fuentes que hablaron bajo condición de anonimato”.

La agencia informa que “múltiples agencias gubernamentales de Estados Unidos, entre ellas el Consejo de Seguridad Nacional y los departamentos del Tesoro, de Estado y de Justicia, están involucrados en la campaña, sostuvieron las fuentes”.

Aunque los Estados Unidos proclamen que sólo desean ayudar “humanitariamente” al pueblo venezolano, la inclusión de los CLAP a los sistemas de bloqueo financiero, económico y comercial aumentaría de manera significativa la crisis social que vive Venezuela a raíz de las sanciones emitidas desde hace dos años por la Casa Blanca.

También puedes leer: #Entérate Continúan los esfuerzos por blindar el SEN

Del programa alimentario estatal se sostienen unas 6 millones de familias en Venezuela de forma vital, debido a los altos precios que empresarios y comerciantes colocan en sus anaqueles y la hiperinflación inducida en escalada.

En días previos, el jefe nacional de los CLAP, Freddy Bernal, denunció que la Administración Trump “sancionó a 10 de las 12 navieras que trasladaban alimentos a Venezuela, lo que ocasiona retraso en la llegada de los rubros al país, es decir, lo que llegaba en un mes, ahora tarda tres meses”.

 

Fuente: Misión Verdad

Leer Más

Protestan frente a la casa blanca por injerencia de EE.UU en Venezuela

La corresponsal de Telesur, Alina Duarte, informó la liberación de los cuatro activistas que sdefendieron la embajada de Venezuela

@CBST Noticias.- Grupos de activistas estadounidenses, se apostaron frente a la Casa Blanca para rechazar el injerencismo y las agresiones que promueve el gobierno del supremacista Donald Trump, contra Venezuela, como parte de sus acciones para derrocar al gobierno legítimo del presidente de la República, Nicolás Maduro. 

Bajo el lema “hands off Venezuela”, los activistas exigieron el fin de las acciones violentas y violatorias de los derechos humanos y las leyes internacionales, que impulsa los Estados Unidos, que tuvo su más recientes

manifestación en la invasión de la embajada venezolana en suelo norteamericano.

En torno a esta última acción, la corresponsal de TelesurAlina Duarte, informó sobre la liberación de los cuatro activistas que se mantuvieron defendiendo la sede diplomática venezolana y que fueron detenidos por las fuerzas policiales estadounidenses el pasado jueves.

Leer Más

Casa Blanca

Reportan nerviosismo en la Casa Blanca tras fracaso del intento golpista de Guaidó

CBST Noticias.- La Casa Blanca tiembla después del error de Juan Guaidó.

Tenía que ser un golpe de Estado contra Nicolás Maduro certero, pero terminó siendo una reunión en una autopista, con algunos militares traidores, algunos guarimberos trasnochados y con el prófugo de la justicia Leopoldo López, quien ahora está guardado en la embajada de España.

También estaba el adeco Edgard Zambrano.

Un artículo del diario estadounidense The New York Times (NYT) reveló que en la casa de Gobierno del país del Norte, el caos y el nerviosismo se huelen por doquier. En la administración de Donald Trump, dice el periódico, se condena el fracaso del diputado Guaidó. Se ha perdido dinero.

En su artículo, el diario afirma que el momento cumbre de este caos llegó tras el reciente fracaso del golpe de Estado del 30 de abril (martes pasado-hace una semana) en el que se evidenciaron las sucesivas respuestas y posiciones contradictorias de los funcionarios de la Administración del presidente norteamericano, Donald Trump, al respecto.

“Mientras que la Administración comenzó de manera segura en Venezuela reuniendo a decenas de países en contra del Presidente venezolano, los críticos dijeron que su respuesta se había vuelto aleatoria y caótica a medida que la crisis se prolongaba”, señaló NYT en un artículo publicado un día después de la intentona golpista.

Según NYT, el fracaso se produjo mientras que los principales asesores de Trump se despertaron el martes creyendo que una rebelión de un grupo de militares venezolanos ese día impulsaría un levantamiento popular y derrocaría al presidente del país sudamericano, Nicolás Maduro, tras una campaña de tres meses para expulsarlo.

De frente

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, y el secretario estadounidense de Estado, Mike Pompeo, publicaron en Twitter su apoyo a esta operación golpista, mientras que el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, lo consideró un “momento potencialmente determinante”.

Sin embargo, el diario resalta que tras el fracaso del golpe de Estado se realizaron una serie de declaraciones y se constató la ausencia de un discurso unificado de cara a los medios de comunicación, con el que Bolton acusaba a los militares venezolanos de abandonar el plan y Pompeo endosaba la responsabilidad a los gobiernos de Rusia y Cuba.

Para el medio, esta actitud puso de relieve el “desespero” ante el fracaso, que llevó a estos destacados funcionarios a contradecir a la misma Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA, por sus siglas en inglés), que “ha concluido que Cuba está mucho menos involucrada y su apoyo ha sido mucho menos importante de lo que creen los altos funcionarios de la Administración (estadounidense)”.

El artículo recalca que este nuevo fracaso y la ausencia de personas para manifestarse en favor de la acción militar golpista destapan la existencia de un importante apoyo al Presidente venezolano, que, sin lugar a dudas, es el principal escollo para que los planes imperialistas se concreten en Venezuela.

El miércoles pasado, Maduro aseguró que Bolton dirigió personalmente, desde la Casa Blanca, el golpe del martes, coordinó las operaciones y llamó personalmente a los mandatarios y autoridades de Colombia, Brasil, Argentina y Chile para que se coordinaran durante el conato golpista.

El Presidente venezolano explicó también que reportes de inteligencia, incluso informes de investigaciones periodísticas, declaraciones y mensajes en Twitter, revelaron el nerviosismo que imperaba el martes en la sede presidencial norteamericana ante la fallida asonada.

“Se desdibujaron, se les acababa su golpe de Estado, facturado, dirigido y preparado desde Washington (…) Hemos vuelto a triunfar con la verdad, la lealtad, la moral y el honor”, concluyó Maduro.

El martes, un grupo reducido de militares, liderado por el golpista Juan Guaidó, se sublevó y ayudó a escapar de su arresto domiciliario al opositor Leopoldo López, para luego intentar desencadenar un golpe de Estado.

Tras la frustración de este plan, los halcones de la Casa Blanca no han desaprovechado ninguna oportunidad para insistir en una posible intervención militar dirigida por Washington contra Venezuela.

Venezuela señala, a su vez, que la oposición y algunos países vecinos no descartan un “baño de sangre”, tal y como lo mostró la reciente intentona golpista.

Ante esta coyuntura, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) ha prometido mantenerse firme en la defensa de la Constitución y del Gobierno legítimo de Maduro.

Avanza investigación

El presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, manifestó el pasado domingo que las investigaciones sobre el golpe de Estado contra el presidente Nicolás Maduro, efectuado el pasado 30 de abril por parte de un pequeño grupo de militares con apoyo de la derecha venezolana, están en desarrollo, “ya la fFscalía abrió el expediente”, sentenció.

En ese sentido, aseguró que desde la ANC están llegando todas las solicitudes de allanamiento a la inmunidad parlamentaria para todos aquellos diputados que participaron abiertamente en el acto golpista.

“No se ha dicho casi nada de lo que se presentó el 30 de abril, porque las investigaciones están en desarrollo, en proceso. Ya la Fiscalía abrió su expediente, ya a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) están llegando todas las solicitudes de inmunidad parlamentaria como debe ser, y por allá levantaremos la mano para allanarle la inmunidad parlamentaria a todos los que participaron abiertamente en ese acto”, dijo el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela.

Queman carta

Militares venezolanos quemaron una carta del golpista Juan Guaidó y recalcaron su lealtad al presidente Nicolás Maduro, según un video publicado este domingo y reseñado por HispanTV.

En las imágenes dadas a conocer en la cuenta de Twitter de la televisora local Telesur en su versión en inglés, se ve a un representante de Guaidó tratando de entregar a unos uniformados el documento del líder opositor. Ante la insistencia, los militares lo aceptan, pero enseguida lo queman sin leerlo.

“Bajo cualquier condición o pretexto, las fuerzas militares no serán chantajeadas o compradas, no traicionarán a la patria”, dice uno de los militares venezolanos, mientras otro prende fuego a la carta de Guaidó.

El viernes, Guaidó llamó al pueblo a dirigirse a los cuarteles para entregar una proclama dirigida a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en la que se exhorta a las distintas ramas militares a romper con el Gobierno chavista.

Los cambios estructurales urgentes requieren del rol fundamental de las instituciones militares del país.

Miles son los llamados que el autoproclamado “presidente interino” hace a diario. Todos por las redes sociales. Llamó a paro escalonado, a marchas, a la calle, pero nada se ha producido. Los comercios han abierto sus puertas con normalidad.

Sin embargo, apenas un centenar de personas se reunió el sábado 4 de mayo en una plaza de Caracas (la capital) y se dirigió a los cuarteles donde los opositores no fueron recibidos o, como muestra el video, las fuerzas venezolanas destruyeron la carta, publicó HispanTV.

La misma jornada del sábado, en una demostración de fuerza frente a sus detractores, Maduro visitó un centro de entrenamiento militar en Cojedes, donde se reunió con más de 3.000 cadetes. Lo acompañó el ministro de Defensa, G/J Vladimir Padrino López, entre otros funcionarios del Alto Mando Militar.

En el recinto, Maduro advirtió que la oposición busca destruir la FANB desde adentro, y pidió a esta fuerza armada mantenerse unida y lista para “defender la patria”, en el caso de una ofensiva militar de Estados Unidos.

Las sanciones

Para acompañar el “guaidonazo”, como lo llama el profesor, constituyente y poeta Earle Herrera, Estados Unidos sanciona a todo lo que tenga sabor venezolano.

Bloquea instituciones, cuentas bancarias, dinero para la compra de medicamentos, entre otras acciones que buscan asfixiar a Maduro, pero que realmente ahogan es al pueblo.

Al respecto, el canciller Jorge Arreaza aseguró que el bloqueo o las “sanciones” de la administración Trump son ilegales desde todo punto de vista, “una violación sin precedentes del derecho internacional y una nueva forma de guerra contra los pueblos que han decidido ser libres”.

 

Fuente: Correo del Orinoco

Leer Más