Falso testigo contra Tareck El Aissami deja en evidencia trama de EE.UU

                             Image for post

Una de las primeras sanciones ilegales firmadas por el Departamento del Tesoro que inauguró el ciclo de violencia y acoso de 2017 fue la que apuntó a Tareck El Aissami, en ese momento vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela.

El gobierno estadounidense lo acusó de “colaborar con narcotraficantes y terroristas del Medio Oriente”, incluyéndolo en la famosa “lista kingpin” como acto posterior a un expediente de criminalización forjado desde los medios.

A partir de ahí se ha desarrollado una persecución político-judicial a presuntos “colaboradores” que, tres años después, no ha llegado a la presentación de evidencias sólidas, pero sí ha servido para aumentar la injerencia destructiva contra las actividades financieras de Venezuela en el exterior y para promover las incursiones militares tercerizadas en su territorio.

Ahora, la noticia que vuelve a exponer la intencionalidad política detrás de la persecución yace en la revelación de Associated Press (AP) de este sábado 26 de septiembre.

Según el reportaje de la agencia estadounidense un “informante clave” de los fiscales estadounidenses que buscan enjuiciar a Tareck El Aissami por narcotráfico “falsificó, ocultó y encubrió” su testimonio ante agentes federales, además de robar aproximadamente 140 mil dólares en una tarea a la que fue encomendado.

De este modo, las propias acciones del gobierno estadounidense han vulnerado el caso contra El Aissami y el empresario Samark López en una corte federal de Manhattan, Nueva York, basado en una frágil acusación de “utilizar compañías chárter con sede en Estados Unidos para organizar vuelos privados en aviones con matrícula estadounidense a Rusia, Turquía y dentro de Venezuela durante la campaña presidencial de Maduro en 2018”.

Image for post

El Departamento de Justicia presentó cargos por narcotráficos contra funcionarios del estado venezolano el 26 de marzo, sin pruebas. Foto: EFE

En palabras del periodista estadounidense de AP, Joshua Goodman, estas revelaciones le dan “oxígeno” a las (legítimas) denuncias realizadas por el gobierno venezolano “de que Estados Unidos está recurriendo a acusaciones inventadas para perseguir su objetivo de cambio de régimen”.

El caso de Alejandro Marín

En enero de 2018, el piloto Alejandro Marín fue captado por la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) para servir de “fuente confidencial” en la trama judicial armada contra Tareck El Aissami.

Indica Goodman en la publicación de AP, que Alejandro Marín es un empresario venezolano radicado en Estados Unidos. Tiene un negocio de vuelos fletados en el aeropuerto de Opa Locka, en Miami, Florida.

Marín se había comprometido con el HSI a “ayudar en una investigación relacionada con transacciones ilícitas y otras actividades ilegales de co-conspiradores ubicados en los Estados Unidos y en el extranjero”, cita en una nota la periodista Maibort Petit.

Pero este informante, en vez de obtener alguna evidencia que robusteciera las acusaciones contra el gobierno venezolano, cometió actos de corrupción y falsificó su testimonio, haciendo imposible que los fiscales a cargo del caso esquivaran la situación.

Alejandro Marín, a la izquierda de la imagen. Foto: Instagram

La cadena de eventos indica que, en junio de 2018, los agentes del HSI acordaron con el piloto venezolano el desvío de un avión privado que contenía un paquete de 1.3 millones de euros en efectivo, supuestamente producto de “actividades ilícitas”, que serían confiscados por el gobierno de EEUU.

El piloto tomó de aquel paquete el equivalente a 140 mil dólares del dinero que los organismos federales le habían encargado trasladar y se lo entregó a un “socio extranjero” que se lo pidió, una persona identificada como “individuo-1” que formaba parte de la investigación.

Unos meses más tarde el “individuo-1” devolvió la cifra a una cuenta de una empresa controlada por Marín y éste se quedó con el dinero y no lo notificó a las autoridades estadounidenses.

El 18 de agosto de 2020, oficiales del HSI lo interrogaron para saber si había recuperado el monto que faltaba de los 1.3 millones de euros confiscados y respondió que no. También negó a los agentes federales que el “individuo-1” le hubiera pedido permiso para tomar los 140 mil dólares. Dijo que no había extraído ese dinero del paquete para dárselo.

El 28 de agosto, Marín modificó su testimonio para afirmar que, tras consultar con su contador, “recordaba” haber recibido 130 mil dólares del “individuo-1”. Las autoridades federales ya lo habían confirmado antes por unos mensajes electrónicos de Marín y la revisión de sus cuentas bancarias.

Finalmente, Marín fue arrestado en Miami el 19 de septiembre de 2020. Enfrenta cargos ante la justicia estadounidense por haber dado falsos testimonios a los agentes de Seguridad Nacional sobre los “hechos materiales usando trampas, planes y dispositivos como teléfonos celulares”.

Su caso está siendo procesado en la Corte del Distrito Sur de Nueva York.

El antecedente iraní

A este caso de testigos fraudulentos le antecede otro de ocultación de pruebas en una acusación de corrupción a un empresario iraní, en el marco de la criminalización a las relaciones de cooperación entre la República Islámica de Irán y Venezuela.

Reseña una nota de AP que el mismo grupo de fiscales estadounidenses que conduce en la corte de Manhattan las acusaciones contra El Aissami, retuvo pruebas que beneficiaban la defensa de Ali Sadr Hashemi Nejad, empresario de nacionalidad iraní, en un juicio que lo acusaba de violar leyes estadounidenses por supuestamente haber realizado negocios fraudulentos que involucraban al Estado venezolano.

Sadr estaba esperando una sentencia que podía terminar en 125 años de prisión cuando, en junio de este año, el fiscal Geoffrey Berman desestimó los cargos (lavado de dinero, fraude bancario y conspiración para defraudar a los EEUU) alegando “problemas relacionados con la divulgación” que habrían “alterado la defensa de Sadr” por lo que “no sería de interés para la justicia seguir enjuiciando este caso”.

La jueza Alison Nathan, siguiendo las pruebas aportadas por la fiscalía, ya había emitido un veredicto en marzo, declarando culpable al empresario iraní “de utilizar una red de empresas fachada para canalizar a través de bancos estadounidenses más de 115 millones de dólares en pagos relacionados con un proyecto de construcción en Venezuela”, esquivando las sanciones del gobierno de EEUU.

El cambio brusco de los acontecimientos mereció una reprimenda de la jueza al fiscal Berman. Le exigió que presentara cualquier prueba potencialmente retenida. Además, Nathan acotó que el caso planteaba “serias preocupaciones sobre la conducta del gobierno (estadounidense)”.

Mentiras desgastadas

La insistencia en fabricar pruebas que señalen al alto gobierno de Venezuela como una empresa criminal ha derivado en pasos torpes por parte de Washington que en última instancia socavan su legitimidad como acusador.

La más absurda de ellas, la de vincular a funcionarios venezolanos con el narcotráfico, a sabiendas de que las mafias que producen la droga en la región están concentradas en Colombia y los grupos que controlan el negocio están en las instituciones estadounidenses, es una de las “pruebas” que más repite la administración Trump en su arremetida contra Venezuela.

Ha sido cuestión de muy poco tiempo y de errores en la gestión de las mentiras para que progresivamente aparezcan elementos que confirmen la estrategia detrás de esas movidas políticas: criminalizar al Estado venezolano para justificar las medidas coercitivas unilaterales, los mecanismos de acoso diplomático y la sostenida actitud beligerante del gobierno estadounidense.

El giro del fraude de Marín no sólo ha derribado el castillo de naipes judicial del caso forzado en torno a la figura de Tareck El Aissami, sino que, en general, ha desvelado cómo Washington emplea acusaciones falsas como un modelo para emprender una persecución agresiva contra altas autoridades del Estado venezolano.

Fuente: Misión Verdad 

Leer Más

Economistas solicitaron a Estados Unidos (EEUU) levantar las sanciones que mantiene contra Venezuela

Resultado de imagen para bloqueo economico contra venezuela

@CBSTinfo.- Diferentes economistas solicitaron a Estados Unidos (EEUU) levantar las sanciones que mantiene contra Venezuela — así como contra Cuba e Irán — para así evitar un número de víctimas mortales en las naciones ante la situación de la expansión del coronavirus (Covid-19), que ya afecta a más de 200.000 personas a escala mundial.

«Esta política es desmesurada y flagrante contra el derecho internacional. Aún peor, ahora está alimentando la epidemia de coronavirus. Es imperativo que Estados Unidos levante estas sanciones inmorales e ilegales para permitir que Irán y Venezuela enfrenten la epidemia de la manera más efectiva y rápida posible», expresa el  profesor y director del Centro para el Desarrollo Sostenible de Columbia Universidad, Jeffrey Sachs.

En un ensayo del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR) — difundido por el ministro para Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza —; Sachs señala que la única función de las medidas coercitivas de EEUU contra estas tres naciones es la de «presionar a esos gobiernos al inducir un sufrimiento generalizado».

Por su parte, otros economista dicen que estas medidas unilaterales frena la capacidad de las naciones para atender la situación de la pandemia, que ha quitado la vida de más de 9.000 personas.

«No cabe duda de que las sanciones han afectado la capacidad de Irán para contener el brote, lo que a su vez provocó más infecciones y posiblemente la propagación del virus más allá de las fronteras de Irán», indica el codirector del Cepr, Mark Weisbrot.

Dean Baker, economista principal de Cepr, aseveró que la mejor ayuda humanitaria que puede prestarle EEUU a estos países es levantar las medidas coercitivas que, en Venezuela por ejemplo, ha generado pérdidas millonarias de más de 140.000 millones de dólares, así como la dificultad la adquisición de financiamiento, insumos médicos y alimentos para atender a la población venezolana.

«En una época de crisis, con decenas de millones de personas en los países afectados en riesgo de contraer la enfermedad y posiblemente morir de ella, la única respuesta humanitaria razonable es suspender las sanciones hasta que pase la amenaza», dijo.

Redacción Lechuguinos-Con El Mazo Dando

#TrumpLevantaLasSancionesYa

Leer Más

La nueva excusa de EEUU para sancionar a Cuba, Siria, Rusia y Corea del Norte

Resultado de imagen para Casa blanca

@CBSTinfo.- La Casa Blanca prohibió financiar actividades de intercambio educativo y cultural con funcionarios y entidades estatales de Cuba, Siria, Rusia y Corea del Norte. La medida tiene el objetivo de evitar un supuesto tráfico de personas en estos países, «lo que supone una excusa a todas luces», dijo a Sputnik el politólogo cubano Arturo López-Levy.

El documento emitido este 4 de noviembre por la Casa Blanca paraliza una parte importante del intercambio entre Cuba y EEUU, iniciado con el deshielo de las relaciones en 2014 durante la administración del expresidente Barack Obama.

De acuerdo con el memorando firmado por el actual mandatario Donald Trump, «EEUU no proporcionará asistencia no humanitaria ni relacionada con el comercio, ni permitirá que los funcionarios o empleados de los Gobiernos de Cuba, la República Popular Democrática de Corea, Siria y Rusia participen en programas de intercambio educativo y cultural para el año fiscal 2020».Sin embargo, esto no impedirá que los Gobiernos locales y estatales continúen contratando a artistas cubanos o financiando diversos tipos de intercambio cultural y educativo con la isla. Tampoco tiene efecto sobre empresarios privados que pueden seguir llevando músicos que residen en Cuba a EEUU para conciertos.

Según explicó López- Levy, la directiva presidencial tiene como blanco una gran cantidad de instituciones, por lo general privadas o que reciben un importante financiamiento del Congreso para actividades filantrópicas de promoción cultural, como por ejemplo la National Endowment for the Humanities (NEH) o las mismas universidades a las que se otorga parte de esos fondos federales.

«El consejo de Seguridad Nacional está gastando una gran cantidad de recursos en estudiar y tratar de determinar los nodos que se pueden activar y cerrar para aplicar a toda plenitud la política enunciada en la Ley Helms-Burton», aseguró el catedrático de Holy Names University en Oakland, California.

Para López-Levy, EEUU tiene muchas otras prioridades para dedicar esfuerzos y presupuesto antes que golpear «algo tan inocente y no partidista como es el intercambio cultural y educacional con Cuba», lo que a su juicio contrasta con las políticas que EEUU desarrolló con la antigua URSS basadas también en este tipo de intercambio.Pero el objetivo es claro: «el Consejo de Seguridad Nacional se ha centrado en Cuba por el interés que tiene en transmitir señales al electorado de extrema derecha en Miami y por apostar su última carta», aseguró el politólogo.

El próximo paso…¿la embajada en La Habana?

De acuerdo con el catedrático, otro de los objetivos de esta arremetida contra Cuba es dejar sin efecto la embajada de EEUU en La Habana.

«Si no va a haber intercambio cultural y tampoco inmigración, la idea entonces es retrotraer la relación con Cuba a antes del 17 de diciembre de 2014, cuando se produjo el deshielo entre la administración de Barack Obama», observó.

¿Una oportunidad para el intercambio entre Cuba y Rusia?

Este tratamiento del Gobierno de EEUU hacia Cuba contrasta hoy en día con el aumento de las relaciones bilaterales entre la isla y Rusia. López- Levy recordó que, después de EEUU y España, ningún otro país tiene la relación cultural tan especial que Cuba desarrolló con Rusia en la década de 1980.

«Esa relación cultural lamentablemente vivió un periodo de receso y muchos de los contactos educacionales bajaron el nivel durante la administración de Borís Yeltsin. Pero la dinámica se está restaurando y hay una voluntad que se nota en la reciente visita del presidente cubano Miguel Díaz-Canel a Rusia y la atención especial que dio el presidente Vladímir Putin a su homólogo en Moscú», indicó el experto.

Leer Más

Ulises Guilarte en la OIT

Delegado trabajador cubano denunció consecuencias del bloqueo económico contra Cuba y Venezuela

CBST Noticias.- Cuba denunció en la Conferencia Internacional del Trabajo las tendencias negativas que marcan el deterioro del empleo, con la existencia de 200 millones de personas desempleadas en todo el mundo.

El secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), Ulises Guilarte, fue el vocero que advirtió sobre la cifra que representa 30 millones de desempleados más que en 2008 cuando comenzó la crisis económica.

Argumentó en su discurso que 168 millones de niños trabajan y 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso.

Guilarte expuso que los principios de justicia social que Cuba enarbola en defensa de los más elementales derechos de los trabajadores son violados de forma arbitraria y reiterada en varios países.

También puede leer: Ayer se debatió en la OIT sobre el cambio tecnológico para promover el trabajo decente

Se imponen condiciones laborales precarias, lo que provoca que cada año 2,3 millones de trabajadores pierdan la vida y otro grupo numeroso adquiera enfermedades profesionales, subrayó.

En el mundo de hoy, dijo, crece la subcontratación, la tercerización, el trabajo informal y los niveles de pobreza al recibirse por un trabajo salarios mínimos sin ninguna garantía de otras prestaciones sociales.

Denunció que para las grandes masas de trabajadores emigrantes no hay reconocimiento a su estatus legal y son objeto, junto a las mujeres, de prácticas discriminatorias.

Tales razones conducen a una mirada retrospectiva de lo alcanzado, a unir fuerzas y proyectar transformaciones por los diferentes interlocutores sociales.

El secretario general de la CTC señaló que Cuba trabaja por potenciar la eficiencia en los programas de desarrollo de su economía, mejorar el nivel de vida de los trabajadores y preservar sus conquistas sociales.

Recordó que la isla es referencia mundial en los índices de salud y educación, en la promoción de la igualdad de género, en el bienestar equitativo, en la reversión del deterioro ambiental, en la participación democrática de los trabajadores en decisiones gubernamentales y en el desarrollo de la solidaridad y la cooperación internacional

 

 

Leer Más

Padre Numa y papa Francisco

Papa Francisco recibió al Padre Numa Molina para hablar sobre el bloqueo en Venezuela

CBST Noticias.- El padre Numa Molina testificó ante el Papa Francisco sobre los daños causados al pueblo venezolano por el bloqueo que promueve el Gobierno de Estados Unidos contra el país, durante un encuentro que se produjo en la plaza de San Pedro del Vaticano, Italia.

Tras atender la invitación de la Universidad “La Sapienza” de Roma, por parte del profesor Luciano Vasapollo, delegado del rector para las relaciones con la Universidad de Roma, América Latina y el Caribe, el padre Numa participó en algunas actividades educativas y de investigación en esa casa de estudios y también se reunió con el Papa Francisco, reseña el portal L’Antidiplomatico.

“Nos reunimos con el secretario de Estado y brevemente con el Papa para testificar que la información sobre Venezuela a menudo es falsa y que la población sufre por las privaciones resultantes de las sanciones y por las infamias que circulan desde fuera del país.

No por las dificultades derivadas de una dictadura: en nuestro país, en cambio, hay una fuerte democracia participativa”, expresó el sacerdote.

“Estoy comprometido en una misión en la que represento al pueblo venezolano, es decir, a los humildes y no a un sector político. Mi deber como religioso es decir lo que este pueblo no puede decir, porque la prensa occidental, que está vinculada al poder imperialista, distorsiona y falsifica la verdad”, indicó el padre Numa Molina en una entrevista con el periódico católico FarodiRoma.

También puede leer: Mira cómo fue la participación de líderes mundiales en la Conferencia Internacional del Trabajo

Sobre las fuerzas que actúan dentro y fuera de la crisis venezolana, el Padre Numa enfatizó que “la dictadura es la del imperio que nos ataca por todos los medios, porque no renunciamos a nuestra independencia”.

“Actúo como el portavoz del pueblo venezolano y, por lo tanto, del Gobierno legítimamente electo. Es mi deber hacerlo como miembro de la Iglesia Católica y de la opción por los pobres”, resumió Molina.

Además, se reunió con el presidente de la Cruz Roja Internacional,Francesco Rocca, y con los gerentes de Unicef.

 

Fuente: Últimas Noticias

Leer Más