Sindicato denuncia deterioro de Dianca

La empresa Diques y Astilleros Nacionales, C.A. (Dianca) se encuentra prácticamente abandonada por el Gobierno nacional, señala William Mora, secretario de Reclamos del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Naval y sus Similares (Sutins). “La actual situación de Dianca es bastante preocupante, pues enfrenta problemas laborales, de seguridad y ambientales y una infraestructura seriamente deteriorada”, precisa Mora. Infraestructura En cuanto al deterioro de la infraestructura, el sindicalista pone como ejemplo que el sincroelevador de Dianca (plataforma que emerge del agua para levantar los barcos y, por tanto, es su principal instalación), cuya capacidad es 7.500 toneladas, sólo está operando con 2.500 toneladas. Además, de los ocho puesto de varada, tres de ellos están ocupados desde hace ocho años por tres fragatas de la Marina. Mora advierte acerca de la “ineptitud de la gerencia de Dianca”, encabezada por su presidente, Alfredo Pineda. Los trabajadores piden la reparación y modernización de la infraestructura, así como su ampliación para darle cabida a mayor cantidad de barcos. “Actualmente somos unos mantenidos de Pdvsa, mientras que antes Dianca era autosustentable”, afirma Mora.
Convención colectiva:
 En cuanto a la contratación colectiva de los 1.470 trabajadores que laboran en la empresa, registra un atraso de cuatro años, “lo que ha afectado el poder adquisitivo de esos trabajadores”. Dianca está adscrita a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) desde hace tres años. Mora explica que desde diciembre de 2011, Pdvsa no ha retomado las negociaciones del contrato colectivo, de manera que están paralizadas las discusiones de las cláusulas socio−económicas, pese a que se lo han pedido innumerables veces. En consecuencia, “las relaciones entre los trabajadores y el patrono, es decir, la gerencia de Dianca y Pdvsa, son muy malas, apunta Mora. “¡Dianca es un polvorín a punto de estallar!”, añade. Mora refiere que el Dique y Astillero Naval de Puerto Cabello −hoy Dianca− fue creado en 1905 por la Presidencia de la República, de modo que tiene 107 años de existencia. “Somos las empresa más antigua del país y su principal astillero, en el cual hacemos trabajos de envergadura, pero el Presidente de la República, Hugo Chávez, todavía no lo ha visitado, como sí ha ido al astillero Río Santiago en Argentina”, expresa. Puesta en quilla Mora narra que el pasado viernes los trabajadores esperaban al Jefe del Estado, quien no asistió, pues se efectuó la puesta en quilla del buque de Vigilancia Litoral “Tamanaco” (GC−24) en Dianca. Se trata del último de los cuatro buques tipo Avante 1400, encargado por la Armada venezolana a la empresa española Navantia y cuya construcción se acordó realizarla en Venezuela. Mora explica que con esa actividad se inició el ensamblaje del barco en Dianca. El acto fue presidido por el ministro para la Defensa, general en jefe Henry Rangel Silva, y asistió el presidente de Navantia, José Manuel Revuelta Lapique

Los Comentarios están cerrados.