¡Si no trabajo no como!

La famosa frase es un símbolo de apatía en buena parte de la población hacia los procesos políticos llevados a cabo en su región, muchos activistas buscan erradicar este modo de pensar a través del dialogo, el debate, el discurso e innumerables métodos para expresar ideas, sin embargo muchas veces pasamos por altos las causas estructurales de este fenómeno.

Los lideres capitalistas han buscado siempre alejar al pueblo de la política además de generar la sensación de que independientemente de quien gane unas elecciones dependes de tu trabajo y los beneficios que este genere, sin tomar en cuenta el aporte que como trabajador das de forma positiva o negativa a la sociedad. Solemos ver la política, la economía y el trabajo como trenes que van por rieles distintos y con destinos diferentes, cuando la realidad es totalmente distinta ya que estos elementos forman parte de un macro entorno que debe estar en equilibrio para un correcto funcionamiento de la sociedad, es por esto que lo que pasa en las salas de votación afectara tu trabajo, tu negocio y toda actividad económica y social en el país por ser este el punto de partida de el conjunto de decisiones que se tomaran con respecto a las estructuras que dan vida a una comunidad.
Es bueno recordar la realidad laboral de Venezuela en los 90, cuando no había estabilidad en el pago de salarios ni seguridad social y observar todo lo que hemos logrado hoy en día, tomando como logro mayor nuestra nueva ley del Trabajo los Trabajadores y las Trabajadoras que es el instrumento jurídico que nos permitirá ser trabajadores mas felices y por eso debemos defenderla el 7 de Octubre, no con armas, sino con la voluntad popular expresada mediante el voto.
FRANCISCO GARCIA REYES

Los Comentarios están cerrados.