Cada región con sus costumbres navideñas

CBST.info/.-  Las tradiciones propias de la época navideña varían en diferentes estados del país debido a las costumbres de cada región, a parte de presentarse como un período de festividades hogareñas, también hay espacio para lo religioso, lo cultural y recreativo, sobre todo en sectores populares.

En Aragua y Carabobo empieza la festividad el primer domingo de diciembre con una actividadllamada Romería de los Pastores del Niño Jesús y que comienza con una misa pública donde se desarrollan procesiones y danzas en la calle y las iglesias, acompañadas con instrumentos de cuerda y de percusión, para rendir homenaje al Niño Dios.

Todos los celebrantes son hombres y visten atuendos femeninos ya que deben bailar música de parranda navideña en parejas, pastores y pastorcitas, viejo y vieja.

Gobierno de las mujeres. En Naiguatá y Osma, poblaciones del estado Vargas, se conmemora la festividad denominada el Gobierno de las Mujeres, ahí son las mujeres quienes se visten de hombres y actúan en las calles imitando a las autoridades y los jefes de familia mientras los hombres se ocupan de la casa y los niños con atuendos femeninos como bufandas, delantales y zarcillos.

Omar Campos, un habitante de Naiguatá recuerda que estos eventos también eran realizados por sus ancestros.

“Mi papá se ponía las medias pantis de mi abuela y se quedaba en la casa y ella salía con los zapatos de él que le quedaban grandes”, jocosamente dice que con los años la tradición se ha ido perdiendo en las nuevas poblaciones, sin embargo las familias que fundaron esos poblados mantienen la costumbre y la han ido inculcando en sus sucesores.

La locura de Occidente. El 28 de diciembre en los estados Mérida, Trujillo y Portuguesa se celebra la fiesta de los Locos y Locainas que son un grupo de hombres que se visten con trajes rotos y sucios y se tapan la cara con máscaras o pinturas para no ser reconocidos y se invierten los papeles: las mujeres se visten de hombres y éstos de mujeres, los niños se disfrazan de ancianos y los adultos de niños y todos hacen burlas y chistes acompañados de un conjunto musical en las principales plazas de las localidades.

Casualmente ese día también se celebra el día de los Santos Inocentes en todo el país y es costumbre hacer bromas y engañar a las personas.

En Lara la celebración se conoce con el nombre de Zaragoza y tiene un sentido más religioso: incluye procesiones, oraciones y bailes de niños y adultos acompañados por coros y un conjunto musical que interpreta merengues larenses. Los trajes y las máscaras son muy originales de la región.

Alvaro Castro, habitante de Barquisimeto, cuenta que se visten con trajes largos y discretos “es como una procesión de antaño y se hace en los pueblitos el día 24, es una festividad que se lleva a cabo para que las familias se reencuentren”.

El Zulia y su gaita. Las gaitas y luces abren las festividades en el estado Zulia un mes antes, desde noviembre cuando se desarrolla la Feria de la Virgen de la Chiquinquirá y ese mismo día, las Águilas del Zulia juegan su partido programado que es conocido como la apertura navideña, mientras que en la avenida Bella Vista, se realiza el encendido de las luces por el bulevar.

Paradura del niño. En los estados andinos Táchira, Mérida y Trujillo entre el 24 de diciembre y el 2 de febrero se realiza la Paradura del Niño, un ritual que se celebra en las casas donde la devoción se expresa en elaborados pesebres.

Juan Acosio relata que la parranda consiste en pasear al Niño Jesús en un pañuelo de seda, “ se le hacen cantos y procesiones. El día de la celebración, músicos, cantantes, rezanderos y padrinos entonan coplas pidiendo al Niño Dios que bendiga las casas y los campos. Cuando termina el paseo, el Niño es regresado y vuelto a colocar en el Pesebre, pero de pié”.

Agrega que en otras poblaciones, una persona simula robarse la imagen, “la esconden por tres días, entonces se negocia con una fiesta su devolución por parte de un cortejo integrado por niños vestidos como la Virgen, San José, los Reyes Magos, pastores, ángeles, se toma miche y se come pizca y durante toda la noche en las casas se comparte el juego que se llama Robo y búsqueda del Niño.

Estas actividades son acompañadas de parrandas, gaitas y cantos alegóricos a la navidad, pero también de mucha fe y devoción religiosa propia de la fecha.

Danzas, bailes, mitos y juegos acompañan las fiestas para todos los gustos

Venezuela es un país rico en tradiciones culturales, según lo explica el historiador Daniel Ojeda.

“Los venezolanos somos producto de un amplio camino de mezcolanza entre los indígenas originarios, los europeos y africanos que llegaron al país en la época de la conquista”.

Esto, sumado a la inmigración que vivió el país durante la década de los años 60 y que fue originando diferentes creencias según cada región, asegura Ojeda.

“Aprendimos de aquí y de allá y nos formamos como pueblos con creencias propias y la Navidad no escapa de ese relato porque es el período más rico en festividades religiosas populares. Se inicia los primeros días de diciembre y continúa durante cuarenta días hasta la celebración de la fiesta de la Candelaria, cuando se conmemora la Purificación de la Virgen y junto a la paradura del niño se le da culminación a la época”.

Dice que más allá de la celebración está la parte religiosa porque hay que enaltecer la devoción al niño Jesús. “A esto se le suma la gastronomía, las bebidas y rituales populares”

UN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *