Reconocimiento de la Unesco dignificó lucha ancestral de los Diablos Danzantes de Yare

_mg_1695_rh1433456309

Caracas, 05  junio. CBST – LORENA BENÍTEZ.-  Cuando a golpe de martillo el pasado 6 de diciembre de 2012 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco por sus siglas en inglés) aprobó el ingreso de los Diablos danzantes de Corpus Christi a la lista representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, se dio un reconocimiento a los hombres y mujeres afrodescendientes y también de origen indígena que hace 266 años elevaron una petición al Santísimo Sacramento del Altar.

La petición, cuenta el presidente de la cofradía de los Diablos danzantes de San Francisco de Yare, Ernesto Herrera, fue la primera vez que nuestros antepasados —que por años habían desarrollado un culto a sus santos— acudieron ante la imagen del Santísimo Sacramento del Altar para pedirle que lloviera sobre las cosechas sembradas en antiguas haciendas del estado Miranda, donde la sequía había causado graves estragos, y con ello hambruna y pérdidas económicas.

“Era el año 1749 y nuestros ancestros negros e indígenas estaban muy preocupados porque lo poco que sacaban de la siembra era para los dueños de las haciendas y nada para ellos. Fue entonces cuando le pidieron a Dios, al rey absoluto, que lloviera y llovió, llovió mucho, y hubo muy buena cosecha”, comentó Herrera, también actual vicepresidente de los Diablos danzantes de Venezuela, grupo que alberga las 11 cofradías que cada año danzan en el día de Corpus Christi, nueve jueves después del jueves santo.

Entrevistado por la Agencia Venezolana de Noticias, afirmó que el reconocimiento de la Unesco —otorgado por igual a las 11 cofradías de los diablos—  ha sido asumido como bandera en San Francisco de Yare, estado Miranda, para continuar cumpliendo el fervor de antiguos promeseros que al principio recibieron la lluvia necesaria para sus cosechas, y que luego también fueron bendecidos con buena salud y abundancia.

Por ello, agregó, “estamos llevando a cabo un plan de salvaguardia en cumplimiento a lo solicitado por la Unesco, para seguir protegiendo a nuestra tradición dando talleres. Cualquier persona que quiera encontrar información sobre los Diablos danzantes de Yare, así como de otras cofradías, debe acudir directamente al seno del grupo. Somos los mismos diablos los que mostramos a la gente quiénes somos”, expresó.

Desde 1948 se visten de rojo

Desde la Casa de los diablos, espacio cultural ubicado en San Francisco de Yare donde se imparten clases, talleres y la diablada se reúne para practicar su danzar, Herrera, quien en el pasado también fue promesero, expresó que no siempre los diablos vistieron de color rojo.

“Juan Liscano, periodista venezolano muy amigo del presidente Rómulo Gallegos, le pidió que invitara a su Despacho a la mayor cantidad de agrupaciones culturales en Venezuela. Fue entonces cuando invitaron a los diablos que aunque al principio se negaron —pues la cofradía sólo baila en la víspera de Corpus Christi—, accedieron a participar en la toma de posesión del Presidente”, contó Herrera.

Sin embargo, una carencia amenazaba con truncar esta visita: los diablos no tenían dinero para preparar un atuendo para danzar en el Palacio de Miraflores.

“La diablada no tenía dinero para comprar telas y fue cuando Liscano consiguió entregar cinco barras de tela para cada promesero, todas de color rojo y de 84 centímetros de largo cada una. Es desde el año 1948 cuando los diablos visten de rojo”, expresó.

Otra anécdota se suma a esta visita. “Cuando los diablos iban pasando por El Silencio —en el centro de Caracas— un militar que estaba de guardia les preguntó para dónde iban y les negó el paso. Luego vino el ministro de Educación, Luis Beltrán Prieto Figueroa, a quien el guardia le dijo ‘señor Ministro, unos negros con máscara, maracas, palos, alpargataos dicen que van a la toma de posesión del presidente Rómulo Gallegos, y eso a mi no me parece’, a los que el ministro respondió: ‘Déjelos pasar porque esos son los Diablos danzantes de Yare’. Es desde ese año que nosotros fuimos por primera vez reconocidos como los Diablos danzantes de Yare”, expresó.

El pasado jueves 4 de junio, la cofradía de los Diablos Danzantes de Yare realizó su acostumbrado baile por los espacios de esta localidad, rindieron culto al Santísimo Sacramento del Altar y agradecieron los favores concedidos, con la promesa de continuar cumpliendo este ritual religioso por al menos 100 años más.

_mg_1208_rh1433374177 _mg_1426_rh1433374182 _mg_1863_rh1433456317 _mg_1866_rh1433456315

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *