Países Opep definirán cuotas de producción conjunta de crudo en cumbre de Viena

Caopepfachada1410625561racas, 04  junio. CBST – LORENA BENÍTEZ.-  Este viernes la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) efectuará en Viena (Austria) la reunión ministerial número 167, en la que sus 12 miembros decidirán si mantendrán la cuota de producción actual de 30 millones de barriles diarios (MBD), fijada en diciembre de 2011.

En este encuentro se definirá la oferta conjunta de crudo para el semestre de 2014 y se evaluará la situación actual del mercado petrolero.

En su más reciente informe, publicado en mayo, la organización prevé que la demanda de crudo en 2015 aumentará en en 50.000 barriles diarios hasta la cifra de 92,5 millones de barriles diarios, lo que supera en 1,18 millones el nivel alcanzado en 2014.

Durante el primer cuatrimestre de 2015 la demanda diaria fue de 91,51 millones de barriles, lo que supera en 100.000 barriles el pronóstico anterior, por lo que el grupo petrolero prevé que la cifra podría aumentar hasta 91,3 millones de barriles en los próximos cuatro meses del año.

La organización petrolera, de la que Venezuela es miembro fundador, pronostica que para 2040 se evidenciará un aumento de la demanda global de energía del 60%, y que para esa fecha las energías fósiles (gas, petróleo y carbón) cubrirań casi el 80% del consumo mundial.

Al respecto, el ministro catarí de Energía, Mohamed al Sada, inidcó recientemente que al petróleo le queda larga vida (en el mercado).

“Las energías fósiles seguirán siendo la piedra angular de la ecuación energética en las próximas décadas”, aseveró.

Equilibrio en el mercado

Los esfuerzos de la Opep están dirigidos a alcanzar y mantener un mercado petrolero estable, contrariamente a lo que se hacía en el pasado, cuando el énfasis se daba a la fijación o administración de los precios petroleros.

A partir del año 2000 se estableció un programa regulatorio de producción que limita la oferta de los países integrantes de la organización, dentro unos niveles que determinan una banda de precios conveniente para productores y consumidores.

En el último cuatrimestre de 2008 y a raíz de la crisis financiera e inmobiliaria de los Estados Unidos, el precio promedio del petróleo cayó de 129 a 28 dólares, por lo que se convocó a una reunión extraordinaria de la Opep donde se acordó un recorte de producción de 4,5 millones de barriles por día.

De este total le correspondió a Venezuela una reducción de 364 mil barriles día de petróleo, lo que colocó a la cuota de producción de la nación en 3 millones de barriles diarios, y que se mantiene hasta la actualidad.

No obstante, como consecuencia del incremento desmesurado de la producción de petróleo de esquisto o shale oil por parte de los Estados Unidos, desde finales de junio de 2014, los precios del crudo pasaron de un promedio de 100 dólares por barril a 45 dólares.

La nación norteamericana inundó el mercado con este tipo de crudo no convencional, que exige un agresivo procesos de producción para fracturar las rocas y lograr su extracción conocido como fracking.

Esta situación, aunada a la existencia de abundantes suministros y la baja en la demanda energética por parte de las naciones europeas, afectó de manera negativa el comportamiento de la cotización del crudo.

Durante el transcurso de 2015 el precio de los hidrocarburos se ha ido recuperando paulatinamente hasta promediar los 60 y 65 dólares por barril, mientras que las empresas que desarrollan proyectos de fracking han tenido que cerrar la producción de plataformas, ya que son insostenibles con un barril a ese precio.

Sin embargo, el secretario general de la Opep, Abdallah el Badri,advirtió que “el petróleo de esquisto es un fenómeno que va a seguir con nosotros, por lo que hay convivir con el mismo y encontrar un equilibrio”.

Un precio justo

En la reunión ministerial 167 de la Opep, Angola, Arabia Saudita, Argelia, Ecuador, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Kuwait, Nigeria, Catar, Irán, Libia y Venezuela, evaluarán estrategias que permitan equilibrar el mercado y lograr un precio del crudo justo, tanto para productores como para consumidores.

Durante la VI Edición del Seminario Internacional de la Opep que se celebra en Viena, en vísperas del encuentro ministerial, varios de los países integrantes del grupo han manifestado su interés en que el precio del barril del oro negro aumente.

De este modo, Angola expresó que le convendría un barril a 80 dólares, Irak plantéo un promedio que oscila entre 75 y 80 dólares por barril, mientras que Kuwait señaló que require un barril a 77 dólares para no incurrir en un déficit fiscal, refieren las agencias de noticias internacionales.

Por su parte, el ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, Pedro Merizalde, se refirió a la necesidad de promocer precios razonables para el petróleo, a fin de que los Estados y las industrias puedan planificarse mejor.

“Eso es lo que debemos pensar todos globalmente, que los precios tendrían que ser razonables (…) para que nosotros podamos planificar a largo plazo en nuestros países, por ejemplo en educación, salud, caminos y todo lo que necesitamos”, dijo, al y como señala Telesur en su portal web.

Aseguró que todos los países consideran que el nivel actual del precio del crudo no es el deseado, porque es normal que cuando se vende un producto, se quiere que tenga el mayor precio para obtener más ingresos.

Venezuela aboga por el consenso

El ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Asdrúbal Chávez, planteó ante el resto de los países Opep la necesidad de promover la unidad y consenso entre productores como estrategia para afrontar la volatilidad del precio internacional del crudo.

“La mejor forma de estabilizar el mercado petrolero es con la cooperación activa de los productores”, afirmó este miércoles durante su participación en la VI Edición del Seminario Internacional de la Opep.

De este modo, propuso establecer un grupo técnico de trabajo permanente entre los países miembros y no miembros de la Opep, para abordar los desafíos del mercado mundial.

Esta instancia permitiría definir líneas de acción frente a situaciones que pudieran afectar el equilibrio del sector petrolero.
De este modo, Chávez recordó que el aumento indiscriminado de la producción de esquisto no se produjo de un día para el otro, por lo que cuestionó que los 12 países que integran la Opep no hayan podido reaccionar a tiempo.

“No tuvimos las alertas tempranas que nos permitieran implementar estrategias capaces de enfrentar los efectos negativos del petróleo de esquisto. Preferimos mantenernos en el nivel de confort de precios, por encima de los 100 dólares el barril, lo cual favoreció el desarrollo de estos campos de petróleo no convencionales”.

En su intervención, el ministro venezolano también indicó que la masiva oferta de shale oil en el mercado originó una “guerra de precios involuntaria entre países hermanos productores de petróleo”.

Señaló que ante la competencia de estos petróleos no convencionales, los productores tradicionales han reaccionado “movidos por la desmedida necesidad de garantizar su participación en el mercado petrolero”, refieren las agencias de noticias AFP y EFE.

Precisó que la volatilidad que han experimentado los precios del petróleo desde mediados de 2014, ha sido ocasionada en gran medida por la “sobreoferta de entre 2 y 2,5 millones de barriles diarios, generada principalmente por la producción de petróleo de esquisto de Estados Unidos, y al bajo crecimiento económico mundial”.

Producción de Irán

En el encuentro de este viernes se evaluará además el posible aumento de las exportaciones iraníes, ya que en tres semanas se cumple el plazo para llegar a un acuerdo internacional sobre el programa nuclear de la nación persa, lo que puede acabar con las sanciones que restringen las exportaciones de crudo desde Teherán.

Las restricciones impuestas por la Unión Europea y Estados Unidos han reducido a la mitad las exportaciones de petróleo de Irán a poco más de un millón de barriles diarios desde 2012, por lo que se espera que la nación persa aumente su bombeo y suministro al mercado.

El ministro de Petróleo persa, Bijan Namdar Zanganeh, señaló recientemente que los miembros de la Opep deben prepararse para un incremento en la producción de crudo iraní cuando se levanten las sanciones occidentales contra Teherán.

“Esperamos que los miembros de la Opep allanen el terreno para un aumento en la producción de petróleo de Irán que llegará a los mercados globales cuando se levanten las sanciones”, afirmó, tal y como refirió la agencia estatal de noticias Irna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *