NYT retrata viacrucis de venezolanos en Colombia que retornan al país

Cbst.- Info.- UN.- 14 de Julio de 2020.- El reporte de este viacrucis, narra cómo durante un recorrido realizado por dos corresponsales de este diario, desde Bogotá hasta la ciudad fronteriza de Cucutá, en cada kilómetro se encontraron con la presencia de procesiones de venezolanos “que arrastraban sus maletas de regreso a casa”.

“La mayoría dijo que tenían familiares en Venezuela que podían ayudarlos, mientras que en Colombia ya no tenían nada”, señala el reportaje, donde aseguran que de acuerdo a cifras facilitadas por las autoridades colombianas, han retornado más de 80 mil venezolanos.

En su andar, constataron la presencia de “campamentos” instalados en parques, como donde cientos de connacionales se detienen para descansar por las noches y una vez llegada la mañana proseguir con su viaje a pie.

Relatan que “una noche (en un parque de Bucaramanga), llegó una caravana de autobuses, una flota enviada por el gobierno colombiano para llevar a las personas los últimos 190 kilómetros a la frontera”, sitio en el que se encontraba Roraima Daversa, de 26 años, y su hijo Amado, de 9 años, “quienes subieron al autobús con los pies agrietados y con ampollas”.

“Habían pasado noche tras noche durmiendo al costado del camino. Cuando Daversa tomó asiento, las lágrimas comenzaron a rodar por su rostro. Sintió alivio. Ella y Amado ya no tenían que caminar”.

Evidenciando la realidad de la gran masa de venezolanos que migraron creyendo en los cantos de sirena que vendían el bienestar y la prosperidad en otras naciones, el NYT cierra la descripción del viacrucis resaltando que “Daversa, quien estudió gestión ambiental en Venezuela, esperaba ahorrar dinero en Bogotá y volver a su país para abrir un negocio. Ahora estaba de vuelta, peor que cuando se fue”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.