NO HABRÁ DEVALUACIÓN EN EL 2013

Merentes: “No es un tema que se esté conversando. Lo que puedo asegurar responsablemente es que ni el Ejecutivo ni el BCV estudian una devaluación”.
El presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, declaró hoy que no está previsto para el año 2013 una devaluación de nuestra moneda nacional al señalar que “no es un tema que se esté conversando” (…) Lo que “puedo asegurar responsablemente es que ni el Ejecutivo ni el BCV estudian una devaluación”, sostuvo.

También descartó que el sistema cambiario nacional requiera una supuesta “flexibilización”; esto debido a que el Estado ha aprobado 30.000 millones de dólares para la compra de insumos para la producción nacional, el turismo, las remesas estudiantiles, familiares, así como para la importación de bienes para el consumo, etc, lo que niega un supuesto alcance “restrictivo” en cuanto al acceso de divisas necesarias para el normal desempeño de las actividades económicas del país.

Merentes aclaró también que “Venezuela tenía acumuladas 357 toneladas de oro. Desde 1980 se vendía oro no monetario porque se podía monetizar a precios del metal no monetario. Siempre se ha vendido oro en este país. A partir de 2009 cambiamos el esquema y en vez de vender el oro completo acumulamos reservas, es decir, hacemos las dos cosas. Desde 2009 hasta ahora hemos acumulado 9 toneladas de oro monetario y al cierre de julio de 2012 teníamos 366 toneladas”, informó.

Estas afirmaciones las realizó el titular del BCV para evitar que se siga manipulando, ya que opinadores de oficio han salido al ruedo sobre una supuesta afrenta al patrimonio nacional, o como “una hipoteca más del futuro de nuestra Venezuela”, tal como lo señalaría en su momento el candidato derrotado de la derecha, manifestando una profunda ignorancia sobre el tema.

A este respecto, Merentes siguió informando que “de las cuatro toneladas que vendimos, ya dos están en las reservas y cuando concluyamos el ejercicio fiscal tendremos todo recuperado” con oro producido y refinado en Guayana, concluyendo que, la venta de dichas toneladas, a punto de ser repuestas, se debió a la oportunidad de aprovechar el alza del precio del oro para generar ganancias a favor de las arcas nacionales.

Los Comentarios están cerrados.