Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció que se reestructurará

CBSTinfo/Caracas, 07 Feb. AVN.- La autollamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD) anunció este martes que se reestructurará pero con el mismo secretario general de la coalición, Jesús Torrealba, quien estará al frente de una junta donde una de sus más destacadas figuras es Juan Carlos Caldera, conocido por recibir soborno para la campaña presidencial de Henrique Capriles Radonsky.

Torrealba justificó la reestructuración porque, a su juicio, la MUD adolece de una “crisis de crecimiento”. En total, la coalición agrupa una veintena de partidos, pero solo cuatro tomaban (o toman) las decisiones: Voluntad Popular, Primero Justicia, AD y Un Nuevo Tiempo. No en vano, a lo interno fueron bautizados como el G-4.

El resto de los partidos quedaban relegados a los espacios cedidos por medios aliados de comunicación. Una de las permanentes excluidas es María Machado, miembro de Vente Venezuela, uno de los marginados, quien dijo que esa cúpula violó la normativa interna durante todo el 2016. “No hemos sido convocados ni una sola vez para discutir temas relevantes” dijo.

Ahora de G-4 pasará a ser G-9: PJ, VP, ABP, Vente Venezuela, Causa R, AD, UNT, Avanzada Progresista y Movimiento Progresista de Venezuela, según informó José Ignacio Guédez, enviado por La Causa R para integrar la junta reestructuradora que además la compone Enrique Márquez (UNT). Del G-9 aún quedan por fuera más de la mitad de la mayoría de partidos que la componen.

En su estreno frente a la prensa, a Guédez le insistieron: ¿qué pasará con “Chuo”?. Solo atinó a decir que será siempre “una baluarte de la unidad, así como lo es Ramón Guillermo Aveledo -ex secretario de la MUD-“. Semanas antes, el G-4 pidió la salida de Torrealba, con Capriles como principal promotor.

La MUD, un reciclado de la extinta Coordinadora Democrática, disuelta en 2004 por muchos de los que hoy la integran por diferencias y acusaciones internas, prometió renovarse en un lapso “de una semana” -dijo Torrealba- con propuestas que van desde su salida definitiva como Secretario Ejecutivo, la eliminación de esta figura, crear una secretaría técnica o una estructura colegiada.

Tras el fracaso de no activar el referendo en los tiempos previstos en la ley y conducir el Parlamento hacia desacato -cuya mayoría de diputados ganaron en diciembre pasado- la cúpula ya había prometido cambiar su funcionamiento desde noviembre pasado cuando sus seguidores le reprocharon la falta de una conducción política responsable.

Pero la orden de disolver la MUD surgió en septiembre pasado, provino desde Miami (EE.UU) en un estudio de televisión. El emisario de la orden fue Juan José Rendón, consultor propagandístico de la organización opositora y ex asesor principal de las últimas dos campañas presidenciales de la coalición. “Es más útil el nacimiento de una estructura nueva (…) más abierta” señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *