CIA

¿Por qué la CIA está quemando sus agentes venezolanos?

CBST Noticias.- Un análisis de los momentos en que han saltado a la palestra pública algunos funcionarios venezolanos desmarcándose del gobierno constitucional y legítimo que preside Nicolás Maduro Moros, atacándolo con el mismo lenguaje y mentiras que utiliza EE.UU. en su intento por destruir la revolución bolivariana y chavista, permite percatarse que, no es una conducta asumida por iniciativa propia sino que han sido compelidos a revelar su traición.

Algunos antecedentes:

Durante el 2017 la entonces Fiscal General de Venezuela Luisa Ortega Díaz inicia una serie de acciones dirigidas a deslegitimar la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y a crear una imagen de un gobierno dictatorial que actuaba al margen de la ley.

En esos instantes era vital para los servicios de inteligencia norteamericanos lograr “demostrar” la supuesta ilegalidad de la ANC, destruir la imagen de Maduro y reinstaurar la Asamblea Nacional dominada por la oposición, la cual se encontraba en desacato.

¿Por qué? La derecha estaba desunida, no tenía un líder que pudiera enfrentar exitosamente a Maduro en las elecciones presidenciales a celebrarse el año próximo (2018), por lo tanto necesitaban deslegitimar ese proceso electoral.

Por eso se jugaron la mejor pieza que tenían en esos momentos, la cual de acuerdo a su análisis podía darles lo que deseaban.

Al ser destituida Luisa Ortega en agosto de 2017, tuvieron que cambiar sus planes y lanzarla al ruedo ya sin careta en un esfuerzo desesperado por tratar de influir dentro de los sectores vinculados al funcionamiento institucional del país y en el pueblo en general.

Antes la pusieron a buen resguardo en Colombia.

Si quedara alguna duda sobre a quien responde Luisa Ortega basta analizar como se fue incrementando su actividad mediática contra el chavismo en la medida en que se acercaba mayo de 2018 mes en que se celebrarían las elecciones presidenciales, al igual que hace ahora.

Vamos al escenario actual

Los principales funcionarios que aparentemente han traicionado en estos momentos, cuando en realidad su traición se consumó hace mucho tiempo, pertenecen o han pertenecido al sector militar, un coronel destacado en la ONU, un General de la rama de la aviación y finalmente un exjefe de los servicios de inteligencia y actual diputado.

Este factor común los delata, en el contexto en que se están desarrollando los acontecimientos el objetivo principal del gobierno norteamericano es quebrar la unidad cívico militar para poder derrocar a Nicolás Maduro, desmoralizando y dividiendo a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

No menciono el restarle apoyo popular porque eso es algo que hacen de manera compacta a través de los medios y de los lacayos que tienen dentro de Venezuela.

En circunstancias como estas es obvio que las orientaciones que le están transmitiendo a su agentes es la de influir dentro de los sectores en que se desenvuelven en función de lograr lo que arriba señalamos.

Como desde las posiciones que ocupaban, esos colaboradores no podían obtener los resultados que en este momento necesitan, entonces los exponen públicamente buscando crear una imagen de un proceso de desmoronamiento del chavismo y de división de las fuerzas armadas, elevando la presión psicológica sobre militares y civiles vinculados a estos sectores.

El que estén recurriendo al sacrificio de sus fuentes de información secreta también señala que, el resto de las posiciones con las cuales cuentan, no le garantizan hacer implosionar al gobierno bolivariano y romper su unidad con los militares.

El tiempo los apremia pues en la medida en que este transcurra y no puedan lograr sus objetivos, la burbuja mediática que han construido acerca de la situación en Venezuela se irá destruyendo y quedará expuesta la falsedad de todo lo que han estado divulgando acerca de la misma.

Además la tardanza es y lo saben un factor desmoralizante para la oposición y a su vez propicia la organización e incremento de las acciones de las fuerzas progresistas que apoyan al legítimo gobierno de Venezuela y permite que, gobiernos que también lo hacen busquen variantes de solución a la crisis, las cuales lógicamente no responderán a los intereses del imperio.

Finalmente estas acciones de la CIA revelan que en el interior de la Agencia y del gobierno norteamericano comienzan a manifestarse la desesperación y la frustración.

Ojala y estos sentimientos solo los impulsen a seguir virando sus cartas y no a otras acciones más agresivas que conlleven a la pérdida de vidas humanas.

Cuando todo concluya la CIA involuntariamente le habrá hecho un gran favor al chavismo al depurarle sus filas de traidores porque lo están apostando todo a este momento.

 

Por Marco Velázquez Cristo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.