Gobierno británico corta ayuda alimentaria a los alumnos de escasos recursos

En Reino Unido, los estudiantes han resultado perjudicados por los recortes presupuestarios implementados por el Gobierno.

En este sentido, muchos centros de desayuno escolar se han visto obligados a cerrar sus puertas.

De acuerdo con los expertos, esta política de austeridad afecta a muchos niños de asistir a las clases hambrientos e incapaces de concentrarse.

Las autoridades del Consejo del Condado de Essex informaron el sábado que de los 219 centros de desayuno para los niños en 2011 solamente 169 continúan su labor. De hecho, de los 2.870 alumnos que recibieron alimento el pasado año, unos 1.200 han podido desayunar en 2012.

Según el parlamentario y ministro en la sombra para Niños y Familias Sharon Hodgson, “un 40% de los centros ha dejado de existir lo cual extremadamente preocupante. Para algunos niños, sus comidas escolares gratuitas a través de la semana pueden ser la única buena comida que consiguen, y sabemos que los niños hambrientos luchan para concentrarse en clase”.

La economía británica, afectada por la crisis económica de la zona euro y el plan de austeridad del Gobierno de David Cameron, desde el primer trimestre de 2012, ha entrado en una nueva fase de recesión.

Los Comentarios están cerrados.