GLOBOVISIÓN LE HACE CAMPAÑA GRATIS A CAPRILES

El CNE retiró propagandas de “Ciudadanía Activa”. Opositores califican el hecho de “atentado contra la libertad de expresión”, pero la campaña es de los partidos, no de las ONG.
El Consejo Nacional Electoral (CNE), pidió el retiro de una serie de micros de la organización no gubernamental “Ciudadanía Activa”, llamados “Ventajismo electoral” y un anuncio impreso de “Justicia y Democracia”, los cuales violaban la normativa comicial. Los primeros eran transmitidos gratuitamente por el canal privado de noticias Globovisión.

Llama la atención que los micros de “Ciudadanía Activa” sean transmitidos gratuitamente por Globovisión, cuando un espacio de apenas treinta segundos en ese canal, vale cerca de nueve mil bolívares. Otras fundaciones que no estén haciendo campaña electoral, deberían exigir también espacios gratuitos en el canal de los Zuloaga, sin que el Ministerio de Comunicación e Información tenga que mediar para que verdaderas ONG’s puedan entrar en la programación nacional.

El dirigente de Voluntad Popular, Carlos Vecchio, quien supuestamente dejó de ser miembro del grupo opositor “Ciudadanía Activa” en 2008, dijo que la organización, productora de los micros, no contaba con los fondos para comprar espacios de propaganda en un canal como Globovisión: “Si nos llama cualquier televisora, que quiere pasar nuestro material pues páselo, ‘nosotros’ no pautamos publicidad, y lo que ha hecho Globovisión es colocarlo dentro de su programa de opinión”. Las comillas son nuestras. Si Vecchio, que es un actor político de VP conocido en la capital del país, ya no pertenece a “Ciudadanía Activa”, ¿por qué habla de ‘nosotros’? ¿Por qué se refiere al colectivo de Ciudadanía Activa como un nosotros?; la respuesta es que la llamada ONG es simplemente una fundación de pantalla, que permite a partidos opositores lanzar algunas acciones que evadan la legalidad electoral, y de ese modo hacer campaña sucia.

Según este personero opositor “la censura de los micros viola la libertad de expresión y no califican como propaganda. Según el reglamento del CNE lo único que puede regular es cuando la publicidad estimule el voto para una candidatura en particular”, en ellos “se indican sólo artículos de la Constitución, y no se menciona a nadie (…) una cosa de la Constitución no es para apoyar a ningún candidato, pues son herramientas informativas para que el elector sepa del juego”.

Pero en las “herramientas informativas” de “Ciudadanía Activa”, se refieren al Presidente de la República como “corrupto” por hacer uso la cadena nacional, algo que está permitida por el ente electoral, para que cualquier Mandatario informe a su pueblo de la gestión que lleva a cabo.

Entonces para Vecchio no califica como ventajismo electoral que su candidato a la presidencia, Henrique Capriles, cuente con el apoyo, incluso gratuito de los medios privados más grandes del país y además pertenezca a la familia propietaria de un importante monopolio mediático, que posee el sugerente nombre de Cadena Capriles. Habría que preguntarse más bien si la Cadena Capriles le cobra al hijo de papá y mamá por hacerle campaña, fuera de la legalidad del CNE.

Al presidente Chávez también se le acusa en estos micros de hacer guerra sucia y cometer delitos, con palabras en rojo y al fondo se observan las barras de una celda; lo que con simples imágenes sugiere que sea sancionado con prisión. Pero aún así, Vecchio no considera que sea campaña electoral el atacar y pedir cárcel para el principal obstáculo que tiene Capriles, para alcanzar una hipotética victoria el 7 de octubre.

“Ciudadanía Activa” no está constituida como un partido político, pero promueve mensajes que claramente hacen campaña electoral, irrespetando al CNE que ha recordado en numerosas oportunidades que en la propaganda de la contienda deben participar sólo los partidos. Sin embargo, en los micros e informaciones del sitio web, www. ciudadaniaactiva.org, hay numerosos ataques contra el Presidente de la República y también candidato a la reelección, lo que sin duda afecta la percepción de quienes crean verídicos y legales los mensajes de este grupo.

Voluntad Popular o “Ciudadanía Activa”, como se quieren hacer llamar en esta ocasión, está en contra de las cadenas nacionales que hace el Presidente Hugo Chávez; pero Capriles también tiene su Cadena, cuyo periódico Últimas Noticias publicó en repetidas oportunidades una propaganda electoral de una ONG, aún conociendo el marco legal de las elecciones, que asigna la responsabilidad de las campañas a los partidos.

La “Fundación Justicia y Democracia” es una organización vinculada públicamente con la formación de los personeros de Primero Justicia. Se hacen llamar centro humanistas; parece que a la derecha nunca le ha gustado llamarse de ese modo, por lo que evocan un término más amigable, como es el “centro”. Lo mismo hace Álvaro Uribe, en Colombia con su nuevo partido, Puro Centro Democrático. ¿Pero quién en su sano juicio opinaría que Uribe es de centro?.

El mensaje que el CNE pidió retirar de circulación a “Justicia y Democracia”, dice: “Miles de promesas incumplidas (junto a un cuadro de diálogo que dice bla bla bla bla bla). Millones regalados al exterior (junto a un avión). Cero progreso contra la violencia (junto a la silueta de un cuerpo en una escena de crimen)”. Pero según Primero Justicia, lo que hace su fundación no es campaña electoral.

Los Comentarios están cerrados.