Enrique Mendoza criticó la imposición de la tarjeta unitaria porque deja a la “unidad” en segundo plano.


En entrevista telefónica concedida al diario Panorama, el diputado a la Asamblea Nacional, Enrique Mendoza, aseguró que con la imposición de la tarjeta unitaria “se colocó a la unidad como plato secundario a los intereses de este proceso. En los estudios de Consultores 21, el 80% de la población estaba de acuerdo en que fuera única”. Advirtió que esto causará daños al candidato opositor, porque la referida tarjeta “no es vinculante, cada partido la puede acoger o no”.

Interrogado sobre “si podría forzarse una tarjeta única de facto”, el otrora dirigente copeyano respondió: “ojalá, yo le pediría a los partidos que preguntaran a los electores qué es lo que quieren”. “Donde no se logre consenso habrá fisura”, concluyó.

Después de fuertes discusiones y pese al desacuerdo de los partidos Acción Democrática (AD), Un Nuevo Tiempo (UNT), Copei, Alianza Bravo Pueblo (ABP), Causa R y Voluntad Popular (VP), el pasado 17 mayo fue impuesta la tarjeta unitaria.

Ese mismo día, el secretario general de AD, Henry Ramos Allup, cuestionó: “si tenemos un candidato unitario, una campaña, un comando, por qué no una sola tarjeta”. Otro dirigente adeco, Edgar Zambrano, denunció que la decisión había sido “minoritaria” y “subalterna”.

El ex gobernador de Miranda, Enrique Mendoza, también hizo serias críticas a la campaña de Henrique Capriles. Dijo que el problema está en “tocar puertas en zonas rurales y lugares apartados. Los partidos tienen que dejar de creer que caminar por cascos urbanos es hacer campaña”.

Los Comentarios están cerrados.