El Pentágono da el visto bueno a los dispositivos de Apple junto a BlackBerry y Samsung

fotonoticia_20130520133147_465_022_026_050_000

 

Apple ha recibido el visto bueno por parte del Pentágono de los Estados Unidos para que los miembros de su equipo utilicen dispositivos de esta marca. Así, Apple se suma a BlackBerry y Samsung como marcas seguras para el Gobierno de los EE.UU.

   La campaña de los Estados Unidos por renovar los dispositivos usados por los miembros de sus departamentos sigue adelante. En esta ocasión, el Pentágono de Estados Unidos ha analizado los iPhone y los iPad de la compañía Apple para comprobar su seguridad y conocer si podrían ser aptos para proteger conversaciones y archivos confidenciales.

   El análisis ha resultado favorable para Apple, la cual entra en la puja por un contrato con el Pentágono que podría suponer una gran cuantía de beneficio económico, así como de prestigio, al ser utilizado por los gobernantes de Estados Unidos.

   De esta manera, BlackBerry, el proveedor del Pentágono hasta ahora, ve en peligro su estatus de fabricante de confianza, más aún, después de haber puesto en entredicho la seguridad de su nuevo sistema operativo BB10 con un primer examen realizado por el Pentágono que obtuvo resultados negativos para la marca.

   Para Apple, que antes se centraba más en los usuarios que las compañías, la aprobación de alto rango garantizada por el Pentágono supone un gran giro en su imagen como marca, suponiendo, para algunos analistas, un paso decisivo para la compañía en el sentido comercial.

   Sin embargo, Samsung tiene la delantera en esta batalla en la que se encuentran desde hace meses. Prueba de ello es Knox, una versión endurecida del sistema operativo Android, creada por Samsung expresamente para conseguir contratos de esta índole y consolidar su dominio como principal fabricante de ‘smartphones’ en este mercado, característico de la compañía.

   «El departamento aprobó el STIG [guía de implementación técnica de seguridad] de Knox antes de que el producto estuviera aún disponible en el mercado, lo que vemos como un ejemplo positivo de una estrecha colaboración entre el gobierno y los fabricantes de la entrega de la última tecnología para satisfacer las necesidades del Departamento de Defensa», aseguró el teniente coronel Damien Pickart al diario británico The Guardian.

   El proceso de elección de nuevo proveedor para los dispositivos del Gobierno de los Estados Unidos durará aún unos meses más en los que Apple podrá ponerse al día frente a sus compañeros de disputa.

FUENTE: EUROPA PRESS