DICTADORES MEDIÁTICOS DE LA SIP DISPARAN DESDE BRASIL CONTRA DEMOCRACIAS LATINOAMERICANAS


“En el banco de los acusados a todos los gobiernos que han asumido la responsabilidad de abrir caminos en la perspectiva de avanzar hacia la democratización de la comunicación”.
La ciudad brasileña de Sao Paulo es, desde el 12 hasta el 16 de este mes, la sede donde se ha reunido el reducido grupo corporativo de dueños de medios de des/información e in/comunicación a escala iberoamericana, esto a propósito de la 68° Asamblea de la Sociedad Interamericana de Prensa.

Como era de esperarse, los países del ALBA + Argentina, han sido el blanco de las acusaciones infundadas por parte de estos poderosos grupos sobre la supuesta amenaza que representan sus gobiernos para la libertad de expresión en cada una de esas naciones. En relación a Venezuela, el encargado de redactar el informe sobre la situación de la libertad de opinión e información en nuestro país ha sido el editor del diario El Regional del Zulia, Gilberto Urdaneta.

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, ha manifestado en este contexto que “hay un grupo de países muy importantes, los del Alba, que no comparten conceptos básicos en materia de libertad de expresión y acceso a la información”.

Asimismo, ya están lanzando artillería estos medios miembros de la SIP, ello antes de que finalice esta reunión en la ciudad brasileña. Por ejemplo, el diario colombiano El Tiempo, miembro consecuente y participante asiduo de esta sociedad de empresarios de medios, ha publicado el pasado 14 del presente año que “Argentina, Venezuela y Ecuador son algunos de los países americanos más hostiles con el periodismo, que es constantemente minado por ‘maniobras’ judiciales, amenazas y violencia”.

Otras notas ya refieren sentencias similares, a saber, “SIP: Venezuela, el país donde más riesgos corre la libertad de prensa”, de El Carabobeño de Venezuela, “SIP denuncia falta de libertad en Ecuador”, de La Hora de Ecuador y “La SIP denuncia “hostilidad” contra la prensa en Argentina”, de La Gaceta de Argentina.

Por su parte, la agencia de noticias de argentina, Telam, ha informado sobre la presencia y manifestación de numerosas organizaciones sociales protestando por lo que consideran un nuevo ataque a la diversidad de voces por parte de los monopolios informativos. Uno de los asistentes manifestó que “la SIP y las grandes empresas de comunicación tratan a la libertad de expresión como si fuese libertad de empresa”, denunció Pedro Ekman, de la Organización Intervoces. Al mismo tiempo, Telam ha criticado que la presencia de estas organizaciones no han sido registradas, mostradas ni cubiertas por medios aliados como Prensa Latina y Telesur.

Los que también alzaron sus voces han sido los más de un centenar de periodistas, escritores y luchadores por la defensa de los derechos humanos, entre los que destacan el argentino, Alfonso Pérez Esquivel y el español, Ignacio Ramonet, a través de un comunicado publicado en la web de la Agencia Latinoamericana de Información (Alai).

El mencionado comunicado expresa, entre otra verdades, que las grandes corporaciones de difusión buscan “armar un nuevo episodio de la campaña emprendida por este cartel (SIP) para señalar que su poder acumulado es intocable”, añadiendo que la SIP sienta “en el banco de los acusados a todos los gobiernos que han asumido la responsabilidad de abrir caminos en la perspectiva de avanzar hacia la democratización de la comunicación”.

Los Comentarios están cerrados.