CRISIS EUROPEA TOCA A ALEMANIA

Alemania parecía blindada contra la crisis que somete al resto del mundo desarrollado, en especial a las otras potencias europeas. Pero en los últimos días, Alemania sintió el derrumbe a su alrededor y entró en riesgo de recesión, al conocerse indicadores que mostraron caídas en la producción industrial, las importaciones, exportaciones e incluso el hasta ahora invulnerable mercado laboral.

En una advertencia inusualmente dura, el Ministerio de Economía admitió ayer que esas cifras y una fuerte caída en la confianza empresarial apuntan a «riesgos significativos» para el panorama del país.

El próximo martes, los datos del producto bruto interno (PBI) para el segundo trimestre mostrarían un modesto crecimiento de cerca de un 0,2%. Pero según varios analistas, existe un creciente peligro de que la economía entre en recesión en esta segunda mitad del año, en momentos en que la zona euro, aquejada por un estancamiento crónico, necesita desesperadamente del crecimiento de su principal motor económico.

Los Comentarios están cerrados.