Contundente apoyo al paro general de trabajadores en Argentina

***Las calles vacías de Argentina demostraron el apoyo hacia el paro general en reclamo por salarios dignos, generación de empleos e igualdad para todos los argentinos.

CBSTinfo.-El divorcio entre la realidad social en Argentina y la realidad que quiere mostrar el Gobierno de Mauricio Macri quedó expuesto este jueves cuando Macri subestimó el paro general convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT).

Sin metro, autobuses y tren. Las empresas que no respaldaban la huelga debieron cerrar por la falta del transporte. Hubo comercios que implementaron un plan de contigencia para que los empleados pudieran llegar a los puestos de trabajo, como pagarles taxi.

En las calles hubo opiniones confrontadas sobre la huelga. “Soy jubilada y no tengo una buena vida. Cobro una pensión de 5000 pesos ( 330$) y pagó más de 2000 pesos en expensas (servicios básicos)”, contó Rosa Juárez, de 73 años, residente de Carlos Pelliegrini.

Por su parte, un residente de Palermo, comentó: “No estoy de acuerdo con el paro porque es político. Hace 15 meses qué hay un nuevo gobierno y no lo han dejado trabajar”, expresó Federico.

El turismo también se vio afectado con la medida. La mayoría de los teatros famosos de la avenida Corrientes cerraron sus puertas. Los museos, parques y atractivos tampoco trabajaron.  Solo algunas tiendas de la avenida 9 de Julio y de la calle Florida trabajaron. Bancos e instituciones educativas también cerraron, en la huelga que se prolongó por 24 horas.

El paro tuvo un efecto contundente, así aseguraron los líderes de la CGT y señalaron que esta medida de fuerza surgió porque “existen sectores que vienen siendo vulnerados por la política económica y social” que lleva adelante la gestión de Mauricio Macri.

En la ciudad no solo vimos que nos acompañaron los trabajadores sino también los sectores de comercio de la pequeña y mediana empresa”, dijo el líder Héctor Daer quien celebró el fallo de la Justicia que ordenó al Gobierno convocar a una paritaria nacional para discutir el salario docente.

“Quiero que quede claro que esta no es solo una medida de protesta sino también para que tome nota el sector de la oposición política y el empresariado argentino deje de mirarse el ombligo y de hacer mezquindades como haber firmado un acuerdo de no despedir trabajadores el año pasado y durante todo el mes de enero, sin embargo, se produjeron varios despidos”, manifestó el secretario de prensa de la CGT, Jorge Sola.

La paralización coincidió con la celebración en Buenos Aires del primer Foro Económico Mundial dedicado a América Latina (WEF Latam), que congregará a políticos, banqueros y empresarios en el exclusivo barrio de Puerto Madero, bajo estrechas medidas de seguridad. Cónclave organizado por el presidente Mauricio Macri.

Malestar

“Hay un malestar enorme porque la política económica no dio resultados” con su modelo liberal de mayor apertura a las importaciones, despidos y flexibilidad laboral, dijo Juan Carlos Schmid, secretario general de la influyente Confederación General del Trabajo (CGT).

Con clima de día feriado, una señal del alto acatamiento a la medida de fuerza fue el paro de los gremios aeronaúticos, de técnicos y personal general, que dejó sin vuelos al aeropuerto internacional de Ezeiza.

“Estamos manifestando por un salario igual a la canasta familiar y contra de los despidos” , dijo Estela Ramazoti, representante de los trabajadores de Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria.

En Argentina el salario mínimo son 8000 pesos y la canasta familiar es de 22.000, según el instituto de estadística

La tercera economía de América latina sigue en recesión. Se desplomó 2,3% en el primer año de gobierno de Macri y sólo en enero hubo una muy tibia recuperación, imperceptible aún para la clase media y trabajadora.

La pobreza aumentó y alcanza a 32,9% de los argentinos. Las inversiones cayeron 5,5%. La producción industrial lleva 13 meses de caída.

Los trabajadores advirtieron que seguirán con medidas de fuerza en las calles de Argentina en protesta a las medidas económicas del presidente Mauricio Macri.

Una fuerte Confederación de Trabajadores

La Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT) es la central sindical histórica de Argentina. Fundada en 1930 como consecuencia de un acuerdo entre socialistas, sindicalistas revolucionarios, comunistas e independientes para generar una central sindical unitaria y plural. En general tuvo mayoría socialista hasta 1945 y peronista desde entonces. Actualmente es la central mayoritaria y se ha vuelto autónoma de los partidos políticos. Internacionalmente está afiliada a la Confederación Sindical Internacional (mundial), a la Confederación Sindical de las Américas y a la CCSCS (Mercosur).

Los principales sindicatos (uniones) nacionales o federaciones de la CGT y sus afiliados estimados  son los siguientes: Comercio, Construcción, empresas estatales, Alimentación, Sanidad,Metalúrgicos, Hoteles y Gastronómicos, Trabajadores Rurales, Mecánicos, Energía,Camioneros, Transporte Colectivo Urbano, Bancaria y Docentes.

Entre sus principales secretarios generales se encuentran: Luis Cerutti y José Domenech del sector ferroviario,José Espejo perteneciente al sector Alimentación, Andrés Framini de la Asociación Obrera Textil,José Alonso del Sindicato de la Indusria del Vestido, Juan Rachini de la Industria de Aguas Gaseosas, Vicente Roque del sector harineros,Francisco Pérez Leirós de la Unión de Obreros Municipales,Antonio Cassia del sector petrolero,Hugo Moyano del sindicato e Chóferes de Camiones y otros 20 representantes sindicales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *