El Imperio juega con fuego (Desde mi trinchera)

Por: Alexis Toledo

La administración del señor Trump, fiel a su conservador legado imperial, hace desesperados manejos por mantener la dominación en el mundo y particularmente en lo que consideran su “patio trasero”. Según palabras de John Kerry, con una clara posición de renovación de la doctrina Monroe donde, a lo largo de los siglos XIX y XX, EEUU incrementaron su papel de potencia imperial en América Latina bajo la premisa “América para los americanos”.

Ya a fines de la primavera de 2008 el Consejo de Relaciones Exteriores, en Nueva York, publicó un informe con el título “Relaciones entre Estados Unidos y América Latina: una nueva dirección para una nueva realidad” con el propósito de influir en la política exterior del Gobierno estadounidense en manos de Barack Obama y en el mismo se aseveró que la era de EEUU como la influencia dominante en la América Latina ha terminado”.

Obama realizó tímidos intentos orientado por esas recomendaciones iniciando un proceso de cambio en sus relaciones con el pueblo cubano que, con la llegada al gobierno de Trump quedaron sin efecto.

Hoy la atención de imperialismo está centrada en Venezuela, por su interés por los recursos estratégicos abundantes en esta región: petróleo, minerales estratégicos, agua, privilegiada ubicación territorial para el control geopolítico de sur del continente, solo por mencionar algunos. De allí que hayan movilizado todo su poder político, económico y comunicacional para acabar con la revolución bolivariana.

Al igual que hace más de 200 años, que la geopolítica mundial no favoreció al Imperio Español, posibilitando la independencia en las colonias de entonces, hoy las condiciones mundiales no son tan favorables al Imperio de las transnacionales de EEUU abriendo posibilidades a los pueblos de America para su independencia definitiva.

Los representantes imperiales, en su desesperación, organizan e impulsan movimientos desestabilizadores en los gobiernos del continente, provocando una situación que generaría un gran proceso continental de independencia más allá de las fronteras de nuestros países, y la destrucción definitiva del imperio y liberación de nuestros pueblos. Recordemos aquella frase histórica del Ché en la Tricontinental, “Crear un, dos, tres Vietnam”. Si el imperio juega con fuego, seguro se quemará.

!Hasta la Victoria Siempre¡

Leer Más

Ludovico Silva: Crisis del individuo venezolano

Crisis del individuo venezolano

Extracto:

“… Venezuela siempre ha sido un reflejo más o menos pálido de esa situación que ocurre en las grandes metrópolis. Pero en estos momentos, el hombre nuestro, el individuo venezolano, es algo más que un reflejo pálido: está viviendo, dentro de sí mismo y con gran intensidad, la alienación importada de la metrópoli, y por causa de una situación económica y social que no esperábamos y que no habíamos previsto, nos encontramos de repente ante la posibilidad de ser nuevamente pobres y tener que asumir una actitud de urgente austeridad. ¿Está preparado el individuo venezolano para afrontar esta situación de escasez y precariedad? Yo creo que no o al menos no lo suficiente. Ya es demasiado larga nuestra tradición de hombres ricos, de hombres acostumbrados a disfrutar de una riqueza que no es producto del trabajo sino de la Providencia, como dicen algunos. En todo caso, somos actualmente individuos alienados, por la ideología imperial y mercantil que nos imponen en los medios de comunicación, y sobre todo porque nos encontramos divididos dentro de nosotros mismos. Tenemos, como el personaje orwelliano Winston Smith, una doble conciencia o un “doble pensar”. Por una parte, nos aferramos a la tradición de riqueza y esperamos que venga algún Presidente Redentor que nos la restituya. Pero por la otra, algo dentro de nuestra psique nos está diciendo cada día más claramente que se avecinan tiempos cualitativamente distintos, tiempos de vacas flacas que no sabremos afrontar si no cambiamos cualitativamente nuestra individualidad como hombres particulares y como nación. Esta es la situación fragmentada y alienada, del individuo venezolano. La actitud más cómoda está en confiar en el mensaje redentor de los viejos partidos políticos tradicionales. Pero estos partidos están desgastados, y no comprenden la nueva situación en todo su dramatismo. Por eso yo creo que la única vía para cambiar nuestra vida, para restituirnos como totalidades individuales y como nación soberana, es la que nos ofrece el nuevo socialismo que está surgiendo en Venezuela, que trae un mensaje nuevo y una concepción radicalmente distinta del individuo humano venezolano.” 23/06/83

Leer Más

La educación: nuestra piedra angular

Por: Héctor Rodríguez

Cuando se trata de mirar el futuro es necesario tener muy claro, los conceptos básicos sobre los que se fundamentará la sociedad del mañana. Y en esa visión, vamos a cultivar a las nuevas generaciones.

Los principios del socialismo venezolano son la equidad, la justicia, la igualdad y el amor. Eso significa que debemos poner nuestro máximo empeño en fomentar tales valores en la educación de nuestras niñas, niños y jóvenes.

En esta tierra nació uno de los más grandes educadores de la historia: Simón Rodríguez. El insistía en la urgencia de acostumbrar al niño a ser veraz, fiel, comedido, benéfico, agradecido, consecuente, generoso, amable, diligente, cuidadoso, aseado; a respetar la reputación y a cumplir con lo que promete. Y luego dejar las habilidades a su cargo pues, él sabrá buscarse los maestros adecuados cuando sea joven.

Rodríguez, nuestro Samuel Robinson, como también se le conoce, partía de la idea que enseñar es formar ciudadanos conscientes, gente con corazón y aclaraba: enseñen y tendrán quien sepa; eduquen y tendrán quien haga.

Es allí donde está la clave. Hay que definir lo que queremos para el mañana: ¿un país con gente que trabaje, bajo órdenes, sin mayor reflexión o una nación de seres pensantes, capaces de discernir, razonar, soñar, construir, innovando partiendo del bienestar colectivo?

Y volvemos a Simón Rodríguez: adquirir virtudes sociales significa moderar con el amor propio, en una conjugación inseparable de Sentir y Pensar, sobre el sueño moral de la máxima “piensa en todos para que todos piensen en ti” que persiguen simultáneamente el beneficio de toda la sociedad y de cada individuo.

Basados en tal ideario, en Miranda estamos trabajando para fortalecer no sólo numéricamente nuestros centros educativos, sino para convertir cada centro maternal, cada escuela, liceo y espacio universitario en un semillero de conciencia social, generando las condiciones para aprender a diario, de la experiencia, los libros y la vida.

Debemos tomar en cuenta que, parafraseando al escritor y futurista estadounidense Alvin Toffler, el analfabeta del futuro no será la persona que no pueda leer, sino aquella que no sepa cómo aprender.

Aprender a ser más eficiente en los procesos productivos, aprender que todo lo que pensamos y hacemos debe ser para el beneficio colectivo, para el bien común, aprender justicia y equidad no son palabras sino una forma de vida, que lleva a garantizar un mañana luminoso, de paz.

Así la base de la formación de las nuevas generaciones es el crecimiento de conciencia y la cultura de paz. Es desarrollar la sensibilidad social para que no haga falta estructuras represivas, porque cada persona es garante de la seguridad y la barrera más eficiente ante la violencia.

La amalgama de esta visión de sociedad se fundamenta en el amor, en la entrega al servicio colectivo. Si eso se convierte en una manera de vivir, entonces no habrá especuladores, ni bachaqueros, ni policías o funcionarios violadores de los derechos humanos, no existirán políticos corruptos, comerciantes desalmados ni empresarios capaces de adulterar productos.

La escuela, como institución, tiene el deber social de edificar la paz y la cultura de no violencia. El estado Miranda tendrá una escuela adecuada. Una escuela adecuada es aquella que atiende las necesidades e interés de niños, niñas y jóvenes, aquella que participa activamente en el desarrollo del país, es un espacio protector, con docentes que practican la empatía, que ofrecen condiciones para el desarrollo pleno de habilidades, para el disfrute de la vida, para el manejo saludable de emociones.

Y regresando al pensamiento robinsoniano, podríamos resumir lo antes expuesto en una de las reflexiones de Rodríguez: las luces adquiridas sobre el Arte de Vivir, dejan entrever que las sociedades pueden existir sin reyes y sin congresos. Y todo esto porque, sin duda alguna, la educación debe ser nuestra piedra angular.

Leer Más

2018 fue de victorias para los pueblos revolucionarios del mundo

Opinión por Hernán Mena Cifuentes.– A pesar de las guerras de conquista, golpes de Estado, sanciones económicas y demás eventos trágicos desatados por el fascismo durante 2018, este fue un año de grandes triunfos para la mayoría de los pueblos y gobiernos progresistas y revolucionarios del planeta, ya que gracias a la constancia superaron sus efectos negativos y este año nuevo se disponen con su indoblegable voluntad de lucha a enfrentar nuevas agresiones de esa canalla mundial.

De nada les valió, o muy poco le sirvió a Estados Unidos y a sus vasallos europeos, latinoamericanos y criollos desbordarse en tan brutales y conflictos bélicos, sangrientas y costosas maniobras desestabilizadoras diseñadas para provocar hambre, miseria, enfermedad, pobreza y demás plagas sociales, que si bien causaron graves daños a la economía, progreso y desarrollo, no siempre lograron los objetivos perseguidos.

Todo lo contrario, se volvieron como bumerang contra ellos y sus pueblos, que hoy padecen, además de los efectos de una crisis política, económica y financiera generalizada, un caos social y moral provocado por el odio y la ira que sus gobernantes desataron contra el resto del mundo que está socavando en sus países los principios y derechos que rigen la sociedad humana y amenaza con llevarlos a la autodestrucción y la barbarie.

Mientras las sombras de ese incierto panorama se ciernen sobre el Imperio Yanqui y sus lacayos, los pueblos y gobiernos de Rusia, Siria, Irán, Cuba, Nicaragua y Venezuela y otros que como ellos fueron víctimas de sus sanciones, maniobras desestabilizadoras y amenazas de invasiones, se restauran de los males que ellos les causaron y con la fe puesta en el porvenir se preparan para conquistar nuevas victorias en 2019.

Eso sí, lo hacen alertas y vigilantes, pues por experiencia saben que los gobernantes estadounidenses son revanchistas y vengativos, y condenado como está EEUU a desaparecer como todos los imperios, esa fiera en agonía, para no morir en solitario, podría lanzar sus últimos zarpazos arrastrando en su caída al resto del mundo desatando una guerra nuclear que acabaría con todo vestigio de vida en la tierra.

No podrán, porque el mundo está dispuesto a impedir que esos potenciales suicidas destruyan al planeta y con él a los miles de millones de humanos que lo habitan, que aman la paz y la vida, no como ellos que aman la guerra y la muerte.

Leer Más

Control de precios inorgánicos (Por: Luis Britto García)

 

Controlar o no los precios, he allí el dilema.

No controlarlos nos ha llevado a la situación actual.

No es viable un sistema donde cualquier rufián incrementa sus ganancias un millón por ciento sólo añadiendo ceros a las etiquetas de venta.

No es funcional una economía donde la principal producción es de ceros a la derecha de los precios.

Es inaceptable que un oligopolio de doce empresarios irrespete tanto oferta como demanda y regulaciones y condene a morir de hambre a treinta millones de compatriotas.

La indisciplinada emisión de precios inorgánicos, no justificados por ningún aumento de calidad, de cantidad ni de costos sólo puede ser paliada emitiendo más dinero, que a la postre será inútil frente a la inflación de precios inorgánicos.

Saludamos el anuncio del gobierno de pautar precios acordados para unos 25 productos básicos, que quizá deberían ser más bien 250 o 2.500.

Celebramos que hayan sido detenidos algunos infractores del acuerdo de precios: si la misma medida se hubiera adoptado hace cinco años, no estaríamos como estamos.

Pero esos productos y sus cotizaciones, como sucede desde hace cinco años, se desvanecerán si no se implanta un mecanismo transparente que revele sus existencias, costos y márgenes de ganancia en cada transacción comercial

Para ello es indispensable activar una propuesta como la del ingeniero Rafic Derjani Bayeh, en el sentido de instaurar un sistema digital universal, centralizado y transparente de administración de costos y precios,

Para la instauración de tal sistema se requeriría algo que el contrabando de extracción del signo monetario casi ha impuesto en su totalidad: lanzado universalización del dinero digital, cuyo movimiento para cada transacción se registraría en una factura electrónica, a efectos de que el SENIAT u otro organismo competente verifique informáticamente si cumple con los precios máximos autorizados, como condición para que el intercambio se realice.

Especifica Rafic Derjani: “La propuesta sugiere que sólo con la aprobación de la factura electrónica es con lo que se logra ejecutar el intercambio; y NO se puede concretar intercambio sin la factura electrónica”. Y añade que “Si los precios no están acordes con los máximos establecidos, o si la mercancía para intercambiar no es acorde con lo declarado en el inventario, la transacción se bloquea y NO lograría ejecutarse”.

La propuesta deriva de la simple lógica. En el mismo sentido, Carlos Lanz Rodríguez, en el grupo de tweets “Abran los libros de contabilidad” del 23 de agosto de 2018, propone, puntualmente:

“3.1. Acceso a los registros contables para establecer los costos en materia prima, maquinarias y equipos, salarios, cuota de ganancia, etc.

3.2. Radiografía del tipo de tecnología y cuota de explotación del trabajo.

3.3. Caracterización del sistema de mercadeo y distribución, carteles, mafias, posición de dominio.

3.4. Seguimiento de los precios de las mercancías en el mercado, al por mayor, al detal y sus nexos con el bachaquerismo.

3.5. Determinación del tipo de capital: ficticio, especulativo, grado de centralización y concentración de la propiedad”.

En otras palabras, sin información no hay control de preciossin control de precios no hay salida de la inflación, y sin salida de la inflación perderemos todos los logros del bolivarianismo y con ellos el país.

Tales mecanismos reflotarían la economía haciendo imposibles corrupción, evasión fiscal, acaparamiento, sobreprecio, inflación, precios inorgánicos y ganancia especulativa.

Leer Más