¿Sabes por qué se desacelera la inflación en Venezuela? No te pierdas este articulo de investigación

@CBSTinfo .- El Banco Central de Venezuela (BCV) rompió esta semana el silencio sobre los principales indicadores económicos del país sudamericano, y en medio de las cifras que confirman la profunda recesión, un dato fue soslayado en los titulares de la prensa internacional: en abril, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) se ubicó en 33,8 %.

De hecho, esa cifra está por debajo del registro de marzo pasado, que se ubicó en 34,8%, con lo cual el índice inflacionario regresó a dos dígitos en la variación mensual, después de que enero y febrero cerraran con 196,6% y 114,4%, respectivamente.

Ya mucho antes de la divulgación de las cifras del ente emisor, firmas económicas privadas adelantaban un “freno” en el acelerado proceso de hiperinflación, mientras que el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios de Venezuela (Consecomercio) ratificaba el “rezago” de precios en varios productos y servicios.

Un reflejo de ese fenómeno fue el rubro de ‘alimentos y bebidas no alcohólicas’, detallado en la variación mensual del BCV en lo que va de año: en enero escaló a 204%, y en abril descendió a 29,3%. Algo similar ocurrió con la medición de hoteles y restaurantes, que pasó de 238,3% en enero a 38% en abril.

¿Cómo pasó?

Para el economista y ex ministro de Comercio Exterior, Jesús Faría, uno de los factores que incidía en la velocidad hiperinflacionaria era la especulación en la compra y venta ilícita de divisas.

Sin embargo, refiere que ese escenario cambió cuando el BCV autorizó la compra y venta de dólares para los bancos privados mediante mesas de cambio, cuyas transacciones incluyen reportes diarios de las operaciones, que luego el ente emisor promedia y publica como tasa oficial.

A criterio de Faría, esa medida ha permitido al BCV frenar el marcaje ilegal del precio del dólar paralelo, una “excusa reiterada de los comerciantes” para subir los precios.

Ver imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en TwitterVer imagen en Twitter

“Lo que estamos observando en los últimos meses es el esfuerzo del Estado en la aplicación de nuevas políticas macroeconómicas que hacían falta” para equilibrar el mercado, agrega.

Otro aspecto clave es el encaje legal aplicado al sistema bancario. La medida vigente obliga a la banca a congelar en el BCV, a modo de reserva, parte de los depósitos. Esto limita el exceso de liquidez (bolívares), ayudar a “estabilizar” la cotización ilegal del dólar paralelo, e impide el alza indiscriminada  de los precios.

Un informe gubernamental, citado por La Iguana, señala que la implementación del encaje atenuó “el incremento de la liquidez monetaria” y ha permitido la “consecuente desaceleración de la hiperinflación”.

No se puede cantar victoria

Aunque en frío la cifras apuntan hacia una ralentización progresiva de la hiperinflación, alguien que gana salario mínimo en Venezuela no puede aún cantar victoria, pues la limitación del dinero circulante, sumado a la galopante especulación en “precios dolarizados” y el acaparamiento de productos básicos para su reventa al doble o triple de su costo original, golpea todavía con fuerza el poder adquisitivo de la población.

A pesar de que algunos precios no han aumentado con la misma proporción de 2018 (año en que la inflación acumulada se ubicó en 130.000%), la remuneración básica fijada en 40.000 bolívares mensuales, siete dólares al cambio oficial, es insuficiente para adquirir la mayoría de los rubros prioritarios.

“Es una lamentable consecuencia del freno momentáneo de la hiperinflación: ha habido una pérdida significativa del ingreso de los trabajadores”, comenta a este medio el economista e investigador social, Oscar Forero.

Los economistas consultados creen que intentar detener la hiperinflación es uno de los pasos clave que ha venido dando el Ejecutivo para el “reordenamiento del mercado”, pero no debe ser el único. Faltan otras medidas para recuperar la productividad nacional y la capacidad del compra.

Forero añade que uno de los aspectos que actualmente eleva los costos de los productos es la disponibilidad al combustible, que impacta directamente en el traslado de los alimentos y otros productos.

“En Táchira y Mérida (región andina) por la dificultad de conseguir la gasolina, los comerciantes que trasladan mercancía hacia el centro u oriente del país le suman al precio final lo que pagan en combustible”, relata Forero.

Objetivo: no perder lo avanzado

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, informó a finales del año pasado que uno de los propósitos de su Gobierno en el primer semestre de 2019 era “detener la inflación”.

Faltando poco para despedir los primeros seis meses del año, Faría considera que la meta es mantener la desaceleración inflacionaria lograda hasta ahora.

No obstante, las sanciones de EE.UU. contra Venezuela amenazan en boicotear ese logro. “Sin duda, el bloqueo norteamericano ha acelerado el colapso de la economía venezolana”, expresa Forero, quien cree que sin las acciones de Washington el proceso hiperinflacionario “no fuese tan profundo” en la actualidad.

A juicio de Faría, las medidas coercitivas unilaterales que aplica Washington contra Caracas es el “arma económica por excelencia para causar hiperinflación”.

Detalla que el bloqueo, según cálculos oficiales, le ha costado al país más de 65.000 millones dólares: “Son recursos que el país ha podido utilizar para atender las necesidades de la población y disminuir el impacto inflacionario“.

Esa cifra se suma a las pérdidas de 350.000 millones de dólares en producción de bienes y servicios, entre 2013 y 2017, lo que equivale a 8.400 y 12.100 dólares por cada venezolano, según un estudio publicado por el Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag).

Aún con ese panorama cuesta arriba, el Ejecutivo ha dicho que los siguientes meses “serán claves para ir recuperando poco a poco la actividad económica en Venezuela”, según reza un documento reseñado por medios locales.

Por ahora, la atención se centra en que la cifra de hiperinflación al cierre de 2019 no culmine en el cálculo de 10.000.000% hecho por el Fondo Monetario Internacional (FMI). O que por lo menos la tendencia siga a la baja para beneficio de todo el país: “Creo que se podrá lograr, pese a las sanciones”, vaticina Faría.

Fuente RT: Manuel Palma

Leer Más

Tierras raras: ¿la carta ganadora de Pekín en su pugna comercial con Washington?

Tierras raras: ¿la carta ganadora de Pekín en su pugna comercial con Washington?

@CBSTinfo .- El presidente de China, Xi Jinping, visitó el pasado lunes una planta de procesamiento de tierras raras, dando pie a especulaciones de que Pekín podría aprovechar estos materiales estratégicos en su guerra comercial con EE.UU.

El mandatario recorrió a instalación de la empresa JL MAG en Ganzhou, provincia de Jiangxi, junto con el viceprimer ministro Liu He, un personaje clave en las negociaciones comerciales con Washington. La visita ha sido cubiertaampliamente por los medios estatales.

La noticia provocó una subida en el valor de las acciones de esta y otras firmas de tierras raras, dejando los títulos de JL MAG un 10% por encima de su límite diario al cierre de las bolsas el lunes.

EE.UU. depende de los suministros de tierras raras desde China, que representan un 80 % de sus compras globales de estos materiales, de gran importancia para el sector de las altas tecnologías.

La visita “envía una señal de alarma a EE.UU. de que China podría usar las tierras raras como una medida de represaliamientras la guerra comercial se va acalorando”, comentó a Bloomberg el analista de Pacific Securities Yang Kunhe, que señaló que Pekín podría limitar las exportaciones de este tipo de materiales al país norteamericano.

Usos e importancia estratégica

Es difícil sobrestimar la importancia estratégica de los elementos de tierras raras, que en su mayoría son metales. Son parte de la vida cotidiana de los humanos sin que uno se dé cuenta de ello. Utilizadas en la fabricación desde ‘smartphones‘ hasta computadoras y vehículos eléctricos, las tierras raras son igualmente esenciales para la producción de armas modernas, por ejemplo, en los sistemas de guiado de misiles y en cazas.

Por este motivo, no resulta sorprendente que este tipo de minerales no haya sido incluido en la lista de los bieneschinos por valor de 200.000 millones de dólares para los cuales Washington ha aumentado los aranceles de importación.

Según el analista político internacional Aslessandro Bruno, las tierras raras son una de las opciones que China puede utilizar para responder a las sanciones estadounidenses.

“[China] podría imponer restricciones duras sobre las tierras raras, que son indispensables en la creación de todos tipo de equipos electrónicos, particularmente los móviles. La amenaza es significativa, porque Occidente no dispone de suministros propios“, dijo a RT en inglés.

“Sangre vital” para las altas tecnologías

El medio estatal Global Times escribió hace unos días que “las tierras raras son vitales para muchas tecnologías modernas y una amplia gama de sistemas de armas utilizados por el Ejército estadounidense”.

Insistiendo en que China produce actualmente alrededor del 95 % de las tierras raras del mundo, el medio subrayaba que a EE.UU. “le tomará muchos años reconstruir su industria de tierras raras y aumentar su suministro interno para reducir su dependencia de los minerales de China”.

“Eso es suficiente para que China gane una guerra comercial contra EE.UU., durante la cual el monopolio de China en la producción de tierras raras ayudará a Pekín a controlar la sangre vital del sector de la alta tecnología de EE.UU.”, recalcaba la publicación.

El país norteamericano era el mayor productor de metales de tierras raras en 1990, pero China le ha arrebatado el liderazgo desde entonces. En 2018, el gigante asiático extrajo 120.000 toneladas de estos materiales, un aumento de 15.000 toneladas desde el año anterior, mientras que EE.UU. produjo 15.000 toneladas en total en ese mismo periodo. Las reservas chinas cuentan con 44 millones de toneladas de estos minerales, en comparación con los 1,4 millones de reservas estadounidenses.

El enfrentamiento entre EE.UU. y China se agravó en los últimos días después de que Washington decidiera el pasado viernes incluir en su lista negra comercial al gigante de las telecomunicaciones chino Huawei, al que acusa de espiar en favor del Gobierno chino.

Leer Más

¿Qué son las tierras raras y por qué son una ‘opción nuclear’ de China en la guerra comercial con EE.UU.?

¿Qué son las tierras raras y por qué son una 'opción nuclear' de China en la guerra comercial con EE.UU.?

@CBSTinfo .- Si Pekín prohibiera las exportaciones de materiales de tierras raras, podría paralizar la industria global, advierte un analista.

La escalada de la guerra comercial entre EE.UU. y China ha generado preocupaciones sobre las armas que cada parte podría usar en el conflicto, incluida la posibilidad de que Pekín decida restringir las exportaciones de tierras raras.

Esa medida económica se considera una de las opciones ‘nucleares’ de China en su batalla con Washington, debido a que el país asiático es el principal productor de metales de tierras raras y posee las reservas más grandes del mundo.

¿Qué son?

Las tierras raras o metales raros son un conjunto de 17 elementos químicos con características especiales: escandio, itrio y los 15 elementos del grupo de los lantánidos (lantano, cerio, praseodimio, neodimio, prometio, samario, europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio). En realidad, no son tan excepcionales, pero son difíciles de encontrar en las concentraciones deseables y difíciles de procesar, ya que a menudo contienen materiales radioactivos naturales, como el uranio y el torio.

¿Para qué se utilizan?

Las tierras raras tienen una importancia vital para una amplia gama de industrias, desde las tecnológicas hasta las del ámbito militar. Los metales y las aleaciones que los contienen se utilizan en muchos dispositivos que utilizamos todos los días, como la memoria de la computadora, las baterías recargables, los teléfonos celulares, los imanes, las luces fluorescentes, etc. En los últimos 20 años ha habido una explosión en la demanda de muchos artículos que requieren metales raros.

Además, el Ejército utiliza elementos de tierras raras en gafas de visión nocturna, armas de precisión, equipos de comunicaciones y de GPS, baterías y otros dispositivos electrónicos de defensa.

¿Cuán importantes son para EE.UU.?

EE.UU. depende de los suministros de tierras raras de China, que representan un 80 % de sus compras globales de estos materiales. Pekín controla aproximadamente entre el 85 y el 95 % de la producción y el suministro de todas las tierras raras. El año pasado, el país asiático produjo alrededor del 78 % del volumen global de estos metales.

Las tierras raras se encuentran entre los pocos artículos chinos que las autoridades estadounidenses han excluido de la lista de artículos sujetos a aranceles, lo que demuestra “su importancia estratégica”, resalta en declaraciones a RT el analista político independiente Alessandro Bruno, quien agrega que China también entiende esa importancia.

El experto recuerda también que el Departamento de Defensa norteamericano “está preocupado por la falta de suministros adecuados de tierras raras en EE.UU., señalando que esto compromete las capacidades de fabricación de armas”.

¿Utilizará Pekín su arma “estratégica”?

Las tierras raras son “ciertamente las armas que China puede usar en su arsenal de negociación comercial contra el presidente de EE.UU., Donald Trump”, opina el analista.

Según Bruno, si Pekín prohibiera las exportaciones de materiales de tierras raras, podría paralizar la industria global, especialmente las tecnologías emergentes, ya que hay muy pocas opciones para obtener esos metales tecnológicos esenciales de cualquier otro lugar. Con todo, el analista precisa que “China no necesariamente quiere hacer esto, porque plantea un juego largo, y no quiere que Occidente desarrolle alternativas”.

  • Las acciones de tierras raras se dispararon durante la mañana de este miércoles después de que medios estatales chinos advirtieran que Pekín podría utilizar las exportaciones de estos materiales vitales para distintas industrias como un arma en su guerra comercial con EE.UU.
  • El enfrentamiento entre EE.UU. y China se ha agravado en las últimas semanas después de que Washington decidiera incluir en su lista negra comercial a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones, al que acusa de espiar para Pekín, algo que la compañía niega.

Leer Más

“No digan que no les advertimos”: un periódico oficial chino lanza un mensaje amenazador a EE.UU.

"No digan que no les advertimos": un periódico oficial chino lanza un mensaje amenazador a EE.UU.

@CBSTinfo.- El Diario del Pueblo, periódico oficial del Partido Comunista Chino, ha enviado un duro mensaje a Washington: afirma que Pekín podría utilizar las exportaciones de tierras raras como un arma en la guerra comercial y emplea una frase que los medios estatales de ese país asiático solo utilizan en conflictos graves.

En un comentario titulado ‘EE.UU., no subestime la capacidad de China para contraatacar’ y publicado el pasado 29 de mayo, ese rotativo apunta a la “incómoda” dependencia de Washington de las tierras raras chinas.

“¿Se convertirán las tierras raras en un arma de contraataque para que China responda a la presión que EE.UU. ha ejercido sin ninguna razón?, se pregunta Diario del Pueblo, para agregar que “la respuesta no es un misterio”.

Ese medio indica que Washington desea utilizar los productos fabricados con las tierras raras exportadas de China “para contrarrestar y reprimir el desarrollo” del gigante asiático y recalca que “¡el pueblo chino nunca aceptará esto!”.

Así, la publicación aconseja a EE.UU. que “no subestime la capacidad de la parte china para salvaguardar sus derechos e intereses de desarrollo” y subraya “no digan que no les advertimos”, según han traducido la agencia Reuters y otros medios.

Los medios oficiales de China solo emplean esa expresión antes de que ese país libre enfrentamientos significativos, como cuando tuvo una disputa fronteriza con India en 2017 o en 1978, antes de la guerra que libró contra Vietnam al año siguiente

Las llamadas tierras raras son un grupo de 17 elementos químicos que se emplean en la elaboración de diversos productos de consumo, desde teléfonos móviles hasta automóviles eléctricos y hasta dispositivos militares, incluidos motores de reacción, satélites y láseres.

EE.UU. depende de los suministros de tierras raras de China, que representan un 80 % de sus compras globales de esos materiales. Por lo tanto, las crecientes tensiones entre ambos países han despertado la preocupación de que Pekín pueda usar su posición dominante como proveedor de estos minerales para determinar rumbos en su guerra comercial.

Aunque China no había dado ninguna señal explícita de que se propusiera restringir la venta de tierras raras a los estadounidenses, ahora sus medios han apuntado esta posibilidad. El 28 de mayo, el editor jefe del diario estatal chino Global Times, Hu Xijin, sugirió que Pekín “está considerando seriamente restringir las exportaciones de tierras raras a EE.UU.” y que podría tomar “otras contramedidas en el futuro”.

Leer Más