Brasil: Movimientos populares lanzan manifiesto contra posición del gobierno sobre Venezuela

CBSTnoticias.-Movimientos populares de Brasil divulgaron este viernes (18) una nota de repudio al posicionamiento de Itamaraty sobre el gobierno recién posesionado de Nicolás Maduro en Venezuela. El texto afirma que la actitud del gobierno de Bolsonaro (PSL) “cubre de indignidad al gobierno brasileño y representa una escandalosa violación del derecho internacional”.

En la nota emitida después de una reunión del ministro de Relaciones Exteriores, Ernesto Araújo, con líderes opositores venezolanos, Itamaraty afirma que el gobierno de Maduro está “basado en la corrupción generalizada, en el narcotráfico, en el tráfico de personas, en el lavado de dinero y en el terrorismo”.

Los movimientos afirman que las acusaciones hechas son difamatorias y sin pruebas, y que “desnudan la falta de preparación de los nuevos mandatarios y su sumisión ilimitada a los intereses de la Casa Blanca”. La carta de repudio señala que “las acusaciones de terrorismo y narcotráfico son algunas de las difamaciones destinadas a crear en la opinión pública brasileña y latinoamericana un clima favorable a la agresión imperialista, de la cual el gobierno Bolsonaro se ofrece como cómplice servil”.

El texto crítico al gobierno Bolsonaro resalta el avance de la democracia en Venezuela bajo los gobiernos chavistas: “Desde que Hugo Chávez tomó posesión como presidente del país, en 1999, ocurrieron 23 procesos electorales o referendos nacionales, ningún partido de oposición jamás fue prohibido y los medios de comunicación de oposición continuaron existiendo libremente. Al contrario de los enemigos del pueblo, que ansiando controlar el petróleo, recurrieron de forma contumaz a expedientes golpistas e ilegales, con actos terroristas, como aconteció en la última semana cuando quemaron depósitos de remedios”.

En relación al cuestionamiento hecho por el gobierno brasileño a las elecciones que llevaron a Maduro al segundo gobierno, los movimientos declaran que “las elecciones de mayo de 2018, fueron acompañadas por más de 200 observadores internacionales entre ellos el ex presidente del Senado de Francia, Jean-Pierre Bel y el ex presidente de España José Luis Rodríguez Zapatero”.

Además del encuentro en Itamaraty, Bolsonaro recibió en el Palacio de Planalto a Miguel Ángel Martín, que se auto intitula presidente del Tribunal Supremo de Justicia en el exilio. Los movimientos brasileiros denunciaron que, “al intentar reconocer algunos líderes de oposición, como ‘gobierno interino’ o legitimo”, el gobierno Bolsonaro participa de “un acto de usurpación sin ningún amparo legal y en rebeldía con la soberanía popular”.

APOIAMOS LA SOBERANÍA DEL PUEBLO VENEZOLANO Y EL MANDATO CONSTITUCIONAL DE NICOLÁS MADURO

La reciente nota de Itamaraty sobre el gobierno Nicolás Maduro cobre de indignidad el gobierno brasileiro y representa escandalosa violación del derecho internacional. Sus acusaciones difamatorias y sin pruebas desnudan la falta de preparación de los nuevos mandatarios y su sumisión ilimitada a los intereses de la Casa Blanca.

Sus palabras no tienen ningún valor, por buscar ocultar la realidad venezolana: desde que Hugo Chávez tomó posesión como presidente del país, en 1999, se han dado 23 procesos electorales o referendos nacionales, ningún partido de oposición jamás fue prohibido y los medios de comunicación de oposición continuaron existiendo libremente. Al contrario de los enemigos del pueblo, que ansiando controlar el petróleo, recurrieron de forma contumaz a expedientes golpistas e ilegales, con actos terroristas, como aconteció en la última semana, cuando quemaran depósitos de remedios.

Los gobiernos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro jamás actuaron fuera de las reglas constitucionales.

Las elecciones de mayo de 2018, fueron acompañadas por más de 200 observadores internacionales, como el ex primer ministro de España, José Luis Rodríguez Zapatero, el ex-presidente del Ecuador, Rafael Correa, el ex- embajador de Brasil, Samuel Pinheiro y el representante de la Comisión Central Electoral de Rusia, Vasili Likhachev, entre otros y otras.

Contaron también con la participación del Consejo de Especialistas Electorales de América Latina (CEELA), que viene observando los últimos pleitos en Venezuela.

Los ataques mentirosos y livianos de la cancillería brasileña, en verdad, son parte de una escalada diplomática que tiene como objetivo preparar las condiciones para una intervención militar extranjera.

Al reconocer algunos dirigentes de la Asamblea Nacional como “gobierno interino”, el gobierno Bolsonaro participa de un acto de usurpación, sin ningún amparo legal y en rebeldía con la soberanía popular. Itamaraty se revela domesticado a las pretensiones del gobierno estadunidense, que escogió ese camino para profundizar la injerencia y el sabotaje contra el pueblo venezolano.

Las acusaciones de terrorismo y narcotráfico son algunas de las difamaciones destinadas a crear, en la opinión pública brasileña y latinoamericana, un clima favorable a la agresión imperialista de la cual el gobierno Bolsonaro se ofrece como cómplice servil.

https://www.aporrea.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.