Al poeta Inti Clark

 

Al poeta Inti Clark

Apreciado profesor, comienzo esta carta felicitándote por la nueva trinchera que te toca asumir. No solo por el rango al que estas “ascendiendo” sino por la dimensión de la batalla que te toca librar y el momento histórico en que debes desenvolverte, no es tiempo de las gallinas viejas sino del cantar de gallos, la nuestra es cada vez menos una revolución para los hombres de poca fe.

No escatimes esfuerzos camarada, en ese intento de hacer de la poesía un arma dispuesta para la lucha por la redención de los humildes pues como dice Vicente Huidobro: “El Poeta es un pequeño Dios” son muchos los que ya han cantado con hipocresía la rosa, tu tarea camarada, es “hacerla florecer en el poema”. Cuentas con nosotros los militantes de la esperanza, con el señor Humberto y tu Hermano Víctor, pero principalmente cuentas con tu principal virtud, la humildad, que es el más bello atributo de un militante. La soberbia mantuana no hubiese permitido a Bolívar realizar el heroico paso de los Andes, el narcisismo es partero de los caudillos, la humildad es el discurso necesario para vencer en la tormenta, solo el discurso de la humildad nos libra de aquella triste sentencia de Vallejo: “Y el hombre… Pobre… ¡pobre!… vuelve los ojos locos, y todo lo vivido se empoza, como charco de culpa, en la mirada”.

Me despido esperando que pronto nos hagan coincidir los asuntos más importantes; el café, la poesía y la cerveza

¡Que para la patria compañero!

Francisco Garcia Reyes

Twitter: @FranJPSV

IG: @FranPSUV

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.