Cruz Roja Venezolana distribuirá la ayuda humanitaria para luchar contra el Covid-19

Cbst.- Info.- UN.- 12 de Agosto de 2020.- Este martes, 11 de agosto, arribó al país un nuevo envío de ayuda de la Cruz Roja Venezolana con 13,22 toneladas de insumos médicos con el apoyo de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, proveniente de su centro logístico en Panamá en respuesta a las necesidades más urgentes en salud de la población venezolana.

El envío contiene kits hospitalarios y pediatricos los cuales funcionan para el tratamiento de enfermedades como el asma, la hipertensión y la diabetes.

Asimismo, entre los insumos recibidos están, desparasitantes, multi vitamínicos, analgésicos , anti pertensivos, antibióticos y anti alérgicos.

Estos insumos serán destinados a la atención de las comunidades más vulnerables en el territorio nacional y al fortalecimiento de la red de 8 hospitales y 34 ambulatorios de la Cruz Roja Venezolana.

Leer Más

Más de mil nuevos contagios por Covid-19 en solo 24 horas

Cbst.- Info.- UN.- 12 de Agostyo de 2020.- Jorge Rodríguez, reportó este martes 11 de agosto que las autoridades sanitarias del régimen chavista registraron al menos 1.138 nuevos pacientes contagiados Covid-19 en Venezuela, para un total de 27.938 casos.

Rodríguez señaló que, nuevamente, Caracas fue el epicentro de la pandemia con 253 contagiados, seguida muy de cerca por el estado Miranda, con 137.

Por su parte, otras entidades afectadas por nuevos brotes fueron Mérida con 113 casos; Vargas con 113; Sucre con 110; Bolívar con 77; Apure con 32; Trujillo con 32; Delta Amacuro con 29; Aragua con 25; Monagas con 22; Zulia con 17; Amazonas con 17; Falcón con 13; Nueva Esparta con 7; Yaracuy con 4; Lara con 3 y Guárico con 1.

Leer Más

El Comité de Emergencias sobre la COVID-19 subraya la necesidad de mantener la respuesta a largo plazo

Cbst.- Info.- OMS.- 12 de Agosto de 2020.- El Comité de Emergencias sobre la COVID-19, convocado por el Director General de la OMS con arreglo a lo dispuesto en el Reglamento Sanitario Internacional (2005) (RSI), celebró su cuarta reunión el 31 de julio. En la declaración emitida tras la reunión, que se ha publicado hoy, el Comité manifestó su «agradecimiento a las iniciativas de respuesta a la pandemia de COVID-19 realizadas por la OMS y sus asociados y puso de relieve la duración prolongada prevista de la pandemia de COVID-19, tras señalar la importancia de mantener iniciativas de respuesta sostenidas en el ámbito comunitario, nacional, regional y mundial».

Tras debatir y examinar los datos exhaustivamente, el Comité acordó por unanimidad que el brote sigue constituyendo una emergencia de salud pública de importancia internacional (ESPII) y ofreció su asesoramiento al Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS.

El Dr. Tedros aceptó el asesoramiento del Comité y confirmó que el brote de COVID-19 sigue constituyendo una ESPII. El Director General declaró que el brote constituía una ESPII —el nivel de alarma más alto en virtud del RSI— el 30 de enero pasado, en un momento en que había menos de 100 casos y ninguna víctima mortal fuera de China. Asimismo, transmitió el asesoramiento del Comité a los Estados Partes como recomendaciones temporales en virtud del RSI.

«La pandemia es una crisis sanitaria que ocurre una vez cada cien años y cuyos efectos se dejarán sentir durante decenios», dijo el Dr. Tedros al Comité en su alocución inaugural del viernes. «Muchos países que creían haber dejado atrás lo peor se enfrentan ahora a nuevos brotes. Algunos que se vieron menos afectados en las primeras semanas, experimentan ahora cifras crecientes de casos y víctimas mortales. Y algunos de los países que tuvieron brotes de gran envergadura han conseguido controlarlos».

El Comité formuló una serie de recomendaciones a la OMS y a los Estados Partes. Recomendó a la OMS que siguiera movilizando a las organizaciones y asociados multilaterales en el ámbito mundial y regional para prepararse y responder a la COVID-19, a fin de prestar apoyo a los Estados Miembros en el mantenimiento de los servicios de salud, sin dejar de impulsar la investigación y el futuro acceso a las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas.

Recomendó a los países que apoyaran las iniciativas de investigación, en particular aportando fondos, y que se unieran a esfuerzos que facilitaran una asignación equitativa de las pruebas diagnósticas, los tratamientos y las vacunas, colaborando con el Acelerador del acceso a las herramientas contra la COVID-19 (ACT), entre otras iniciativas.

El Comité recomendó también a los países que reforzaran la vigilancia de salud pública para la identificación de casos y el rastreo de contactos, especialmente en entornos de escasos recursos, vulnerables o de alto riesgo, y que mantuvieran los servicios de salud esenciales con financiación, suministros y recursos humanos suficientes.

Se recomendó a los países que aplicaran medidas y consejos proporcionados en materia de viajes, en función de las evaluaciones de riesgos, y que revisaran las medidas periódicamente.

La declaración del Comité, que incluye pormenores adicionales sobre la reunión y las recomendaciones derivadas de ella, puede consultarse aquí.

La lista de los miembros del Comité está disponible en el siguiente enlace: https://www.who.int/ihr/procedures/novel-coronavirus-2019/ec-31072020-members/en/.

El Comité de Emergencias volverá a reunirse en un plazo de tres meses o anteriormente, a discreción del Director General.

Leer Más

Alicia Bárcena: La igualdad de género tiene que estar en el centro de la reactivación económica

Cbst.- Info.- CEPAL.- 12 de Agosto de 2020.- “La mirada de género y la atención de las necesidades específicas de las mujeres son clave para una recuperación económica sostenible y para salir de la crisis derivada de la pandemia del COVID-19 con un firme horizonte de igualdad”, dijo este viernes 7 de agosto Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante un webinar organizado por el Instituto Nacional de las Mujeres de México.

La crisis, explicó Bárcena, profundiza los nudos estructurales de la desigualdad de género y limita la autonomía de las mujeres en América Latina y el Caribe. Las mujeres están afectadas de forma más aguda por el aumento del desempleo y la pobreza, y la sobrecarga del trabajo no remunerado de cuidados, apuntó la alta funcionaria de las Naciones Unidas.

El Compromiso de Santiago, aprobado en la XIV Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe realizada en Chile en enero de este año, es una herramienta de los países que sirve como guía para la implementación de políticas para una reactivación sostenible, sostuvo la máxima representante de la CEPAL.

Se requiere especialmente un pacto fiscal para orientar recursos a la inversión, la creación de empleo y oportunidades para las mujeres en el marco del cambio estructural progresivo, recalcó.

De acuerdo con los datos Observatorio COVID-19 en América Latina y el Caribe creado por la CEPAL, los Gobiernos de la región han implementado 178 medidas y acciones para hacer frente a distintas dimensiones de género de la pandemia, entre ellas, la violencia contra las mujeres, la economía del cuidado, los beneficios y transferencias de protección social, la generación de empleo e ingresos y la participación de las mujeres en la era digital.

Según los últimos datos de CEPAL-OIT, habrá 21 millones de mujeres desocupadas en 2020, 8 millones más que en 2019. Más de la mitad de las mujeres ocupadas están en sectores de alto riesgo de ser afectados por la contracción económica, que se estima en 9,1 para 2020 en la región.

De igual forma, alrededor de 118 millones de mujeres en la región se encontrarán en situación de pobreza en 2020 (37,4% de las mujeres latinoamericanas), dijo Bárcena.

El cuarto webinar “Invertir en las mujeres”, parte del ciclo “Nueva Normalidad + solidaria, justa, feminista, local e igualitaria”, también contó con la participación de Graciela Márquez Colín, Secretaria de Economía de México, Alicia Girón González, Investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México, y Nadine Gasman Zylbermann, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres de México.

Gasman recordó que “la pandemia ha traído múltiples consecuencias, muchas irreparables, y ha agravado desigualdades” que afectan a las mujeres, por lo que es importante que los Gobiernos y las empresas inviertan en las mujeres. “Solo en México se estima que si se incorpora a las mujeres al mercado laboral en las mismas condiciones que los hombres se generarían más de 240.000 millones de pesos adicionales en la economía nacional, cada año”, aseguró.

“¿Por qué invertir en las mujeres, particularmente en esta contingencia? Porque vivimos una emergencia sanitaria con sesgo de género”, reconoció la Secretaria de Economía, Graciela Márquez Colin. En México, explicó, las mujeres tienen una altísima exposición al virus tanto por su gran participación en sector de la salud como en el sector informal. También han sido afectadas por el cierre de escuelas y centros infantiles, ya que sobre ellas recae la mayor parte del trabajo de cuidados no remunerado, entre otros impactos, indicó Márquez, quien detalló algunas de las políticas implementadas hasta ahora por el Gobierno.

Por su parte, Alicia Girón González sostuvo que es el momento de “poner en el centro del plan de Gobierno a las niñas y mujeres”. A su juicio, es necesario un programa de pleno empleo para las mujeres para lograr su autonomía. Urge avanzar en “inclusión financiera y digital y en las tres ‘r’: redistribuir, reconocer y reducir el trabajo no remunerado”, apuntó.

Finalmente, Alicia Bárcena señaló que “muchos hablan de pacto verde, pero yo creo que necesitamos un pacto multicolor. Verde, sí, pero también morado, púrpura, por las mujeres y rojo, por el financiamiento y la igualdad. La autonomía económica, política y física de las mujeres es esencial. Sin eso el futuro no será posible”

Leer Más

Tapabocas quirúrgicos, eficaces para frenar covid-19

Cbst.- Info.- UN.- 12 de Agosto de 2020.- Expertos en salud pública determinaron que las mascarillas faciales son una herramienta clave para reducir la propagación del nuevo coronavirus, pero no todos los tapabocas son igualmente efectivos y algunos pueden ser incluso contraproducentes.

Un nuevo estudio clasificó 14 tipos de mascarillas comúnmente disponibles, y encontró que los barbijos médicos ofrecen una protección significativamente mayor contra la propagación de las gotitas que pueden trasmitir el virus que los tapabocas de algodón, mientras que los pañuelos de cuello no sirven de casi nada.

Los hallazgos publicados en la revista estadounidense Science Advances tienen implicaciones de política pública, en particular en países como Estados Unidos, donde las autoridades alentaron a la población a usar mascarillas de tela y dejar las de tipo médico a los trabajadores de la salud porque escasean.

«Necesitamos aumentar la producción y distribución de mascarillas quirúrgicas», tuiteó Tom Frieden, ex director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades durante el gobierno del presidente Barack Obama, tras la publicación del estudio.

Las mascarillas faciales son importantes porque entre el 30% y el 40% de las personas infectadas pueden no mostrar síntomas, pero aun así transmiten el virus sin saberlo al toser, estornudar o simplemente hablar.

Para este estudio difundido el 7 de agosto, investigadores de la Universidad de Duke en Estados Unidos hicieron que varios participantes enmascarados hablaran en una habitación oscura en dirección a un rayo láser, mientras se filmaba la escena (la gente repitió: «Manténganse saludable, gente» y «Cuídense»).

El número de gotitas que atravesaban el rayo fue analizado por computadora.

¿Cuál es la mejor mascarilla?

Como era de esperar, las mascarillas N95 reservadas para el personal hospitalario (el estándar estadounidense equivalente a FFP2 europeo) son las más efectivas, reduciendo la transmisión de gotitas en más del 99,9%, en comparación con el no uso de un tapabocas.

Las máscaras quirúrgicas o de polipropileno no se quedaron atrás, reduciendo la transmisión de gotitas en un 90% o más en comparación con quienes no llevaban barbijo.

Los cubrebocas faciales de algodón proporcionaron una buena protección, eliminando del 70% al 90% los aerosoles del habla normal, según la cantidad de capas y pliegues.

Pero las pañoletas solo redujeron las gotitas esparcidas en aproximadamente un 50%.

Leer Más